¿Cómo hacer para que tus hijos hablen otro idioma?

 A primera vista puede parecernos que enseñar otro idioma cuando los niños son pequeños debe ser muy difícil, porque si apenas están aprendiendo su lengua materna, otro idioma debería confundirlos y marearlos, pero la realidad es que, muy al contrario, ese es el momento ideal para que los niños se conviertan en bilingües.




  Mientras más pequeños sean los niños, tendrán una mayor facilidad para absorber sonidos y aprender las estructuras, las reglas y también la entonación correcta de un segundo idioma.



 Es la etapa en que sus músculos del oído y también del habla son más flexibles y cuando podrán desarrollar con facilidad y naturalidad sus habilidades lingüísticas, y no solo eso, sino que aprender un segundo idioma, a su vez hará incluso más fácil aprender luego otros.

   Además, también ganarán una mejor capacidad de concentración para enfocarse en las cosas y mucha más flexibilidad cognitiva, o sea que podrán identificar el idioma y responder de modo correcto en la lengua correspondiente porque su cerebro tendrá los reflejos para reconocer el idioma en el que les están hablando.

 

La paciencia es de mucha ayuda para aprender de un idioma


   Los padres tienen que tener paciencia y no obligar a los niños a aprender un idioma, porque todos tienen las mismas facilidades, pero si se les enseña de manera divertida y didáctica desde pequeños, aprenderán más fácil y mejor. 



  Se debe tener paciencia con ellos para que ganen seguridad y entender que un error de pronunciación no debe detenerlos, y nunca se debe usar el lenguaje como motivo de castigo al niño.

  Si se decide hablarles en cierto idioma, se puede mantener su uso aunque el pequeño responda en una lengua que le sea más cómoda, domine mejor o simplemente le guste más.



 Si se continúa en el empeño, y hablamos en el otro idioma, poco a poco aprenderá a apreciarla, se acostumbrará a su fonética y terminará por apreciarla y ganar habilidad para dominarla.    

  

 Pero, ¿cuál es la mejor manera para enseñarle a nuestros hijos a hablar un segundo idioma?    

1. Exponerlos al segundo idioma lo antes posible, de este modo su mente creará las conexiones entre el objeto y la palabra como si fuera de manera nativa.


 Además puedes hacer que cuando vean alguna película o televisión sea en programas en inglés, de modo que también su oído se familiarice con el idioma.   

2. Hablar con personas nativas del idioma, así conocerán el uso lingüístico real de la lengua, y no solo el de los libros de texto, que les enseñará a relacionarse de mejor modo el día que viajen fuera del país.       

  

3. Darles un ejercicio constante de aprendizaje,, es decir, lo mejor para que se acostumbren a ese idioma es que lo escuchen todos los días, para darles seguimiento de sus progresos y que naturalicen su uso y estructura.   




4. También debes optar de manera inteligente por programas y apps que en verdad funcionen y fomenten el aprendizaje nativo, algunas como Duolingo o Cambly, ofrecen excelentes maneras de practicar de forma entretenida otros idiomas e incluso en contar con tutores que nativos.


  Además con estas actividades y juegos los niños se divertirán mientras aprenden, y no hay mejor manera de motivarlos a que sigan aprendiendo.   


Apoyar y motivar a los niños en su aprendizaje es fundamental, y aunque el progreso a veces parezca lento, ser comprensivo y pacientes con sus tiempos y errores, hará que ganen confianza en ellos mismos.    


Fuente: Naran Xadul
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.