7 valores más importantes que debemos enseñar a los niños

La educación en valores es la que realmente forma a las personas, porque más allá de cuánto sepan o los títulos que alcancen, la esencia y su voluntad se construyen desde niños, y ese tipo de educación siempre empieza en casa.

 


 Educar a un niño es mucho más que simplemente enseñarle buenos modales, les debemos inculcar valores desde pequeños para que cuando crezcan se conviertan en personas más felices y puedan insertarse de forma adecuada en la sociedad. Desde luego, esta no es una tarea sencilla y necesita de mucha paciencia y esfuerzo.



  Los padres lo saben muy bien, pues si son demasiado permisivos existe el riesgo de que sus hijos adopten los valores que ven en la televisión o en la calle, y si en cambio toman una actitud demasiado rígida pueden caer en el adoctrinamiento. 

  El secreto consiste en encontrar el punto medio entre ambas posturas, y mientras se les educa en determinados valores, también dejar que desarrollen una actitud crítica y autónoma.

Valores que debes enseñar a tu hijo desde pequeño


1. Responsabilidad


 Es muy importante que aprenda desde pequeño a cumplir con sus deberes, y no solo en casa sino también en la escuela, para que se convierta en un adulto responsable que no escapa de sus obligaciones y así puede ganarse la confianza de todos los que le rodean.



 Otra cuestión fundamental es que aprenda que todo acto tiene consecuencias y que debe asumirlas para bien o para mal.

2. Generosidad


  Cuando en una sociedad solo vale el “quid pro quo” o sea el una cosa a cambio de otra para la mayoría de las personas, es indispensable que le enseñes a tu hijo el verdadero valor de la generosidad y que motives su deseo de compartir sin esperar nada a cambio.



  Por supuesto, la idea no es que se convierta en una persona servil de la que todos se aprovechen, sino en educarlo para que sea generoso, solo el simple placer de ayudar a los demás cuando puede hacerlo.


3. Compromiso


   La perseverancia y ser comprometido con un objetivo, es el primer paso para lograrlo. Se trata de un valor primordial para todo desarrollo académico, intelectual, social y personal de todo niño. 



  Comprometerse con las demás personas que lo rodean le será de gran ayuda para establecer relaciones con las demás personas y sean sólidas y duraderas, mientras que ese mismo compromiso con las metas, proyectos y objetivos que se proponga le ayudarán a alcanzar todo lo que se proponga en la vida.

 

4. Gratitud


 Ser agradecido tanto por los grandes o los pequeños detalles de la vida, además de ser uno de los mejores valores que puedes enseñarle, será un maravilloso regalo que hará que puedan ver la vida con optimismo y felicidad.      



 Lo que es más, recientemente se demostró que aquellas personas que se son agradecidas se sienten más felices y resilientes, y desarrollan un mejor autocontrol. Por todo esto es fundamental que le enseñes a tu hijo a poner en practica la gratitud en cada momento de su vida.

5. Honestidad


  Ser sincero y honesto, en especial cuando es difícil porque cometió un error, es una muy buena manera de aprender de las equivocaciones y entender que nadie es perfecto, pero todos podemos ser honestos.       

   Enseñarle a ser honesto desde niño hará que, además de se gane la confianza de quienes todos los que le rodean, también le ayude a viajar más ligero, sin la pesada carga de la mentira sobre sus hombros. Y con el tiempo se convertirá en una persona más feliz y auténtica.

6. Tolerancia


  Esta es la muestra más sincera y evidente de que respeta a los demás y sus opiniones o creencias, y se trata de un valor esencial para poder vivir en sociedad. 


 Es por eso, que resulta tan importante que desde pequeño le enseñes a reconocer, respetar y valorar las diferencias, y que entienda que las demás personas piensan y sienten diferente.  

  Sin embargo, también es fundamental que sepa hacer valer sus derechos y a hacer que los demás respeten sus opiniones.

7. Humildad


  En una sociedad donde todavía se hace diferencias entre las personas por el color de su piel, su origen o creencias, es esencial enseñarle desde pequeño al niño para que no se crea que es superior a los demás, ni que tiene más derechos que el resto. 


   Tener una actitud humilde en la vida le será de gran ayuda para crear relaciones mucho más sólidas y sanas con los demás, y también le hará apreciar el verdadero valor de las cosas.



Fuente: Etapa infantil

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.