Para María Eugenia Vidal es mejor que el alumno "repita para aprender" y no que pase sin saber nada

La ex gobernadora bonaerense, responsable de una de las mejores gestiones en la historia de la provincia de Buenos Aires, defendió el sistema de aplazos. También destacó la necesidad del "sobresaliente" para calificar el esfuerzo y validad la meritocracia. 





 


  En medio de la polémica por la vuelta de los aplazos en las escuelas bonaerenses, la ex gobernadora de  la provincia, María Eugenia Vidal, había anunciado que desde el Ministerio de Educación evaluaría a 700 alumnos de primaria y secundaria para conocer su nivel en Lengua y Matemática. 



  Las pruebas arrojaron un lamentable resultado: el nivel educativo de los alumnos había caído notablemente durante los anteriores gobiernos. Y esto, hoy en día se acentúa porque todos los estudiantes de la Argentina perdieron el año lectivo completo, porque el gobierno solo habilitó las clases virtuales.


  "Llegó la hora de que los chicos aprendan y no que pasen de grado o evitar que repitan. Si necesitan repetir para aprender, eso es más importante que las estadísticas nos den bien", dijo la gobernadora. 


"Yo pedí que empezaran a analizar el tema apenas asumimos. Lo importante es decir que volvió el sobresaliente, una nota que también se había eliminado. Cuando un chico es sobresaliente, tiene que recibir esa nota", analizó Vidal en diálogo con Radio Mitre. 

 




"Es necesario evaluar para saber qué tenemos que mejorar. Para mí, como mamá, la evaluación es orientadora porque me permite saber cómo está mi hijo en relación con lo que se enseña", dijo la gobernadora al diario Clarín. 

  Según la ex gobernadora Vidal, "la evaluación también permite focalizar los problemas: cómo se forman los docentes o detectar fallas". "Si un alumno no alcanzó determinado conocimiento de matemática podemos revisar ese contenido de la currícula", señaló. 

  Tras un encierro obligatorio que impulsó el gobierno, evitando que millones de chicos asistieran normalmente a clases, otro año lectivo se ha prácticamente perdido. Se han habilitado algunos partidos de fútbol, teatros, casinos y hasta sepelios a ex futbolistas que terminaron en vergonzoso desastre, pero la escuela, pilar fundamental de la sociedad y el futuro de los niños...tal parece que para este gobierno, eso puede esperar. Aunque nadie sabe hasta cuándo.



 

  Las diferencias con los preceptos de la ex gobernadora Vidal son diametralmente opuestos a la dirigencia educativa actual en Argentina y particularmente en la provincia bonaerense. El impulso en la política educativa que había dado el gobierno de Cambiemos respecto al de la administración del ex gobernador Daniel Scioli, vuelve a retroceder años, sino décadas en calidad y cantidad con el polémico nuevo gobernador Kicillof.


 

 

 

  La medida que había sido dispuesta para ser implementada con los aplazos, buscaba  "nivelar para arriba" a fin de que lleguen al ciclo siguiente con los conocimientos necesarios. 

 

Pero esto también ha sido relativizado, incluso por muchos docentes, aunque no todos, que sutilmente y a veces no tanto, priorizan el adoctrinamiento a la educación de calidad.

 

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.