5 costumbres de las personas malagradecidas y cómo evitarlas

Ya desde niños, a la mayoría denosotros nos enseñan a decir "gracias" y a respetar atodas las personas por igual.




  Hay una frase que con toda seguridad te la han dicho una y mil veces cuando eras niño: lo más feo en esta vida es ser malagradecido.

   Y con el correr de los años, vemos lo cierto que era esta premisa. Y si tenemos hijos, haremos el mismo esfuerzo por lograr que sean personas agradecidas. Esta enseñanza llega con los años y son las experiencias de la vida las que nos demuestran su gran valor.

  No es nada agradable tener a una persona malagradecida cerca, y todos procuran alejarla. Y si esa es tu actitud, poco a poco te quedarás solo. O al menos, apartado de las personas que vale la pena tener cerca.


  Saber dar las gracias es algo sencillo pero con grandes resultados positivos en nuestra alma. Un simple gesto que nos hace ser mejores. Todas nuestras relaciones y amistades serán más duraderas si simplemente usamos esta palabra mágica para hacerlas más fuertes.

  Y si esto no fuera suficiente, también nos da equilibrio psicológico.
 
  Existen diversas investigaciones del ámbito psicológico que demostraron que una de las causas de la depresión es no ser una persona agradecida. 


   Por extraño que parezca, es perfectamente razonable. Se trata de una actitud hacia la vida, y es que una persona desagradecida da por descontado que lo que se le da es lo menos que merece. Esta actitud equivocada de ponerse por sobre todos los demás, más pronto que tarde llenará tu vida de frustraciones y desencantos.

  Lo más probable es que te hayas encontrado con muchas personas con estas características. Es algo que quizá no percibiste de inmediato. Sin embrgo, en cuanto salió a la luz esta actitud de seguro sentiste incomodidad o molestia por tratar con estas personas. 

  Es por estas razones que te daremos las señales a las que debes prestar atención para descubrir y saber evitar a esta gente malagradecida: 

1. Una persona malagradecida siempre necesita algo


    Quienes son malagradecidos pareciera que siempre demandan ayuda para todo. Ayuda con quehaceres, en el trabajo, con el cuidado de los niños. Siempre te exigen más, y para peor, siempre dan por descontado que DEBES ayudarles. 

  Pasan la vida de emergencia en emergencia y todas se centran en ellas. Aún sus propios errores sirven para que levanten un drama en elq ue, desde ya, ellas son las únicas víctimas.

  ¿Tienes un problema amoroso o financiero? Averigua el origen del problema y haz un esfuerzo por solucionarlo. 

  En vez de que lo primero que hagas sea pedir ayuda para emparchar la situación, esfuérzate para alcanzar una solución definitiva a la misma. Por ejemplo, antes de pedir ayuda a tus amigos para pagar las cuentas, pide que te ayuden buscando un trabajo mejor para no necesitar ayuda el mes siguiente también.
 

   Pero más allaá de buscar una solución real, lo importante es agradecer a tus amigos por el tiempo que dedicaron en ayudarte. Los amigos y la familia pueden rescatarte de las peores situaciones y lo harán porque te aprecian sin esperar nada material a cambio. Darles las "gracias" no te cuesta un céntimo y puede hacer toda la diferencia en su relación.


2. Nunca tienen tiempo para ti. A menos que necesiten algo de ti


    Solo aparecen cuando te necesitan. De otra forma, parecerá que se olvidaron de tu amistad, o peor, que ha dejado de existir. La recordarán en cuanto tengan un problema que saben puedes solucionarles. 

  Nunca te ofrecerán su ayuda a ti. Ni te invitarán a una cena o salida. Si no tienen problemas y no te necesitan, pues entonces dejas de existir para su mundo.

  No tengas esta actitud con los demás. No los recuerdes solo cuando necesitas un amigo.  Ni llames a la familia cuando tengas problemas. Las relaciones se construyen todos los días. Recuérdales con frecuencia cuánto los valoras, escribe, platica con ellos y sal a tomar un café o cerveza. El tiempo que dediques determinará la fortaleza y cuánto duren estas relaciones en tu vida.  


3. Las personas malagradecidas siempre esperan tu ayuda


  Ellas  asumen que tienen derecho a que las ayudes solo porque son familia. O creen que estás en deuda porque son amigos. No conciben que puedas negar tu ayuda, por eso creen que no necesitan agradecerla, porque solo estás dando lo que merecen.
 

  Es posible que alguna vez hicieran algo bueno por ti, solo para restregarla en tu cara eternamente y aprovecharlo en cada ocasión para hacerte sentir en deuda. Te harán sentir culpable por aquél pequeño favor que te hicieron. Te lo recordarán hasta que accedas a cumplir este gran favor que te demandan después de tantos otros. Esa pronto dejará de ser una amistad apra convertirse en un simple chantaje.
  
  No esperes siempre la ayuda de los demás.  Sé resilente y fuerte, no esperes ayuda para todo. Debes esforzarte más que nadie por ti misma y poder levantarte de una caída por tus propios medios. 

  Es algo hermoso poder contar con la ayuda de los demás. Pero estas personas no son muy frecuentes, y ya solo por eso deberías estar muy agradecida de tenerlas a tu lado. Pero debes aprender también a salvarte a ti misma sin sentarte cómodamente a esperar que te rescaten.  

4. El mundo gira alrededor suyo y de sus horarios


  Por cierto, tienes que estar siempre disponibley dejar todo para correr junto a una persona malagradecida. Todo lo que estés haciendo puede esperar ante su urgencia. Aún si se trata de problemas que surgieron por su irresponsabilidad o algo mal planificado, debes ayudarla sin esperar nada a cambio. 

  Un nuevo problema les surgió y van...Por supuesto, no debes esperar un instante para ir en su rescate. Después de todo, tus problemas pueden esperar.
 
  Si te ofrecen ayuda, lo menos que puedes hacer es que le sea lo más fácil posible prestártela. Eres tú quien necesita ayuda. Entoces debes tus tiempos para que te ayuden.

    Esa también es una forma de estar agradecidos: reconocer que están dedicando su tiempo, y que su tiempo vale. 


5. Alguien malagradecido siempre muerde la mano que lo alimenta


  No importa toda la ayuda que le des. No importa que siempre estés disponible para rescatarlas. Las personas ingratas se volverán en tu contra. Hablan a tus espaldas y dirán que nunca las ayudas.  Que son ellas quienes hacen todo el esfuerzo y tú eres la persona malagradecida. 

   Todo lo malo que puedan decir de ti, lo dirán. Así esperan conseguir simpatía y más ayuda de otras personas. En su papel de víctima que debe hacer todo sin ayuda de nadie, buscan más gente incauta para aprovecharse.

Por esto siempre recuerda ser agradecido. Agradece siempre que puedas hasta la menor atención o favor que hagan por ti. La gratitud es una actitud de vida que te hara sentir mejor, y muchas veces para la otra persona será más que suficiente.


  Fuente: Mundo Positivo / Vida lúcida 
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.