El termómetro explotó a -62ºC en el pueblo más frío del mundo y las fotos son impactantes

¿Crees que en tu ciudad hace frío? eso es porque todavía no conoces Oymyakon, un pueblo donde las temperaturas son de -50ºC. Este pueblo perdido de Siberia es el lugar habitado más frío del planeta que, recientemente, ha llegado a alcanzar el récord de -62ºC. ¿Qué te parece?



  Aunque sus habitantes están acostumbrados a temperaturas bajas, estos días se ha llegado a un límite en el que las cejas de la gente se les han helado. 

 La temperatura bajó tanto, hasta los -62ºC, punto en el que el termómetro oficial de la estación meteorológica se rompió y dejó de funcionar, incluso muchos lugareños afirman que las temperaturas siguieron bajando hasta los -68ºC.

  El único registro similar se tiene de 1933, donde los termómetros llegaron a marcar -67,7ºC, la temperatura más baja registrada en el hemisferio norte, dicho esto, no puedes perderte la siguiente galería sobre el día a día en el lugar más frío del plante:


Bienvenidos a Oymyakon, el pueblo de Siberia más frío del planeta

 
Las temperaturas bajaron hasta los -62ºC



Pero la vida tiene que seguir en el pueblo, incluso aunque la gente acaba medio congelada



Los estudiantes deben acudir a las clases hasta que las temperaturas bajen a -52ºC



La gente sigue yendo a trabajar como si nada.



Los vendedores de los comercios de la calle no necesitan congelar la comida



Aunque ellos sí que tienen que proteger su cara y sus manos para no acabar congelados



Estos turistas chinos no tienen miedo a bañarse en aguas termales aunque estén a -60ºC



Este fotógrafo tomó una fotografía de una bailarina en el exterior a -41ºC, una foto que no necesitó ningún retoque.



El nuevo termómetro electrónico que se instaló en el pueblo, solo soportó -62ºC antes de romperse





 

Los caballos Yakut soportan el frío, pero aun así hay que quitarles el hielo de encima



El nombre del pueblo Oymyakon significa ‘el agua que no se congela’, porque está situado sobre una fuente termal



.
El 1933, la temperatura bajó a los -67,7ºC, pero ahora se ha batido ese récord



El frío hace que ese lugar parezca salido de otro planeta



La nueva moda en Siberia, los ojos helados:



Muestra a tus amigos los que es el verdadero frío jeje.



 

Fuente: Marcianos / Nación Rex 
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.