Mujer construye la casa de sus sueños con 4 contenedores, una miradita al interior me deja muda

La canadiense Claudie Dubreuil ha diseñado y construido su vivienda utilizando exclusivamente materiales de construcción reciclables: contenedores marítimos de metal, madera y vidrio.





  Se ha visto en varias ocasiones cómo la gente construye casas usando materiales poco comunes. 

 Sin embargo la historia de una chica que decidió hacer un experimento atrevido, no deja de sorprender: construyó su casa utilizando tan solo algunos contenedores que se emplean como recipientes de carga para el transporte marítimo.


  Muchos sueñan con una hermosa casa, enorme y con una vista maravillosa. Sin embargo, pocos se imaginan poder construirla y diseñarla a su manera, la mayoría lo deja en sus sueños pero Claudie Dubreuil,  en este caso, fue la excepción demostrando que es capaz de construir su casa y mucho más.

  Esta mujer decidió construir una casa con unos viejos contenedores, y el resultado fue increíble. Dubreuil trabaja en una empresa de construcción canadiense; a diario ayuda a construir casas para otras personas, pero al mismo tiempo iba ideando en su cabeza su propia casa.



   Quería construir la casa de sus sueños, y su idea ha demostrado ser bastante especial, resulta que un día fue al puerto de Montreal, donde vio unos contenedores abandonados y en ese instante la creatividad estalló en su cabeza y lo cambió todo.

Compro los contenedores y construyó la casa de sus sueños ¡Un resultado Increíble!

 
  Claudie puso grandes ventanales que le dieron al interior mucha luz y una vista maravillosa a la naturaleza. Aunque la casa es bastante pequeña, la distribución en espacios abiertos y las grandes ventanas proporcionan la sensación de gran amplitud.


   La decoración la realizó con muchos ideales y creatividad, divirtiéndose al hacerlo y logrando un resultado sencillamente fantástico. “Mi rincón favorito es la bañera al lado de la ventana, imagínate tomarte un largo baño disfrutando de las vistas a la naturaleza”, comentó Claudie.

  Compró los contenedores y los llevó a un terreno que había adquirido previamente, y con los conocimientos que tenía de su trabajo, consiguió montarlos y comenzar a trabajar en la casa de sus sueños.


  Por fuera le puso madera a los contenedores, algo importante para sobrevivir al frío invierno canadiense. Antes de eso tuvo que eliminar todas las sustancias peligrosas que recubrían los contenedores de metal.

Y cuando esos pasos estuvieron hechos, Claudie comenzó a trabajar en el interior.


Gran resultado

  
  Claudie decoró su nueva casa con mucho gusto y el resultado fue sencillamente fantástico.  

  La casa está ubicada en la colina de Sainte-Adèle, en la región administrativa de Laurentides, provincia de Quebec, está rodeada del pintoresco paisaje canadiense que se puede contemplar desde la planta de arriba, que cuenta con una terraza y una ducha exterior.  


  Su diseño permite ver que por fuera, los contenedores están cubiertos con madera de pino y sirvieron de estructura del hogar. Las imágenes de la exclusiva obra de arte diseñada por esta canadiense. 


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.