Para tener hijos más inteligentes: menos tecnología y más música

Si le enseñas a tus hijos a disfrutar y amar a la música, existen numerosos estudios y evidencia que te dan la razón: estarás ayudando a que desarrollen su potencial plenamente y sean más inteligentes.  





  Sin embargo, y por desgracia, todas estas habilidades musicales se van perdiendo a medida que los niños se adentran en el mundo de las nuevas tecnologías.



 Si no se les inculca el valor de la práctica de un instrumento y la belleza de la música, su talento natural poco a poco se va perdiendo.    

  Esto se debe a que las nuevas tecnologías nos demandan cada día más atención y paulatinamente pero sin pausa, generan cambios sutiles en nuestro cerebro. 

  Y si un niño no puede separarse de su dispositivo o Smartphone, difícilmente tendrá tiempo o paciencia para dedicar a la práctica de un instrumento musical, que puede resultar tan frustrante en una primera etapa.



   Y el impacto que tiene la era tecnológica en nuestros hijos es devastador: no les permite pensar.

  El uso constante de los dispositivos electrónicos en ocasiones llega al punto de reemplazar las conexiones cerebrales responsables de la memorización.

  Los motivos son simples: el cerebro busca ser lo más eficiente posible, por esto si se le ofrece la muleta de aparatos que le ahorren esforzarse, acabará por acostumbrase a que distintos procesos no son necesarios y perderá su destreza en ellos. 



   Ni siquiera los juegos y programas de entrenamiento cerebral, conocidos como “Brain Training”, que buscan estimular y mejorar la memoria y la capacidad intelectual de los niños son suficientes.

  Pueden mejorar un poco su memoria de corto plazo, en el mejor de los casos, pero no las demás áreas.  



   Distintas investigaciones de reconocidos psicólogos como la realizada por el Georgia Tech, también descartaron que se obtenga una mejora significativa en la inteligencia mediante los juegos y programas de entrenamiento del “Brain Training”.

 La conclusión: no son capaces de hacernos más inteligentes.




¿Y qué se puede hacer para potenciar la inteligencia de los niños?

   Lo principal, es ser cuidadosos con el empleo de las nuevas tecnologías, controlar el tiempo y el uso que hagan de ellas. Luego, una muy buena alternativa, es incentivarlos a que aprendan a tocar algún instrumento musical.


  Y es que diversas investigaciones demostraron que la música es una espléndida herramienta para potenciar su desarrollo intelectual.
 
  Si un niño aprende a usar un instrumento desde pequeño, esto hace que aumente marcadamente su coeficiente intelectual, potencia su nivel de lectura e incrementa su desarrollo cerebral.


  Esto fue demostrado por una investigación hecha en la Universidad de Toronto, en Canadá. Los psicólogos realizaron diferentes pruebas con niños de alrededor de 5 a 6 años de edad.  


  Aleatoriamente se les impartió clases de piano y solfeo a un grupo mientras el resto no recibían ningún tipo de estas instrucciones. 

   Al cabo de un tiempo, los resultados eran claros y determinantes: aprender a tocar un instrumento musical acrecienta de forma notable las habilidades cognitivas para las matemáticas y también incrementa el coeficiente intelectual en general.



 Pero esto no se limita a los niños, incluso personas de mayor edad obtienen beneficios similares al aprender a tocar algún tipo de instrumentos, logran conseguir una mayor concentración, y un incremento de la actividad cerebral, lo que deriva en un mayor placer y bienestar.

   Y es por esta razón que si eres un padre de familia dedicado, sin dudas debes iniciar a tu hijo en el aprendizaje de un instrumento musical, cualquiera sea, a la vez que regulas el tiempo que pasa con los diferentes dispositivos electrónicos.
 

Ese será el mejor aporte que puedas hacer a su estimulación y desarrollo de su creatividad e inteligencia, ayudando a que aprendan música, desarrollarán al máximo todas sus posibilidades.  

Fuente: Mente asombrosa
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.