8 cosas de las que nunca se preocupa una mujer madura y fuerte

A todo el mundo le ocurre tener que enfrentarse a duros desafíos todos los días. Y las mujeres adultas no están libres de esas dificultades, pero las mujeres verdaderamente fuertes aprenden a plantar cara a todo tipo de situaciones, sin necesidad de privilegios o sentirse como víctimas.      



     

  

 


   Y una mujer fuerte sabe defenderse de todas las presiones de la vida actual. Al hablar de esa fuerza hablamos de tener la madurez emocional para no doblegarse ante las modas y vaivenes de un mundo superficial y muchas veces infantil, ni tampoco frente a todas estas cuestiones que tantas veces nos hacen difícil la vida:        

1. La ex pareja


  Una mujer madura y fuerte, siempre tiene presente que por alguna buena razón esa persona es una "ex" pareja. Cualquiera sea la razón por la cual la relación no funcionó, recuerda que no merece la pena vivir atada a ese pasado. Ella sabe que seguir adelante es hacerse cargo de su propia felicidad.   



  Desde luego, está bien tener o buscar una pareja para compartir esa felicidad y tu vid, pero nunca es la prioridad de una mujer madura. No necesita a nadie a su lado para sentirse completa, porque antes que nada se siente completa por sí misma. 

2. Moda

   Una mujer madura no ve nada de malo al disfrutar de la moda como un arte, pero no siente necesidad de vivir pendiente de lo último de la moda y las tendencias para complacer a otros. Siempre prefiere la ropa que le hace sentir cómoda esté a la moda o no. Su prioridad es el estilo antes que la opinión de los demás.      



3. Las redes sociales


   Ella usa cualquiera de las redes sociales, pero no cambia sus opiniones para tener "likes" a los que que tampoco les da el poder de alterar su autoestima. Sabe muy bien que los comentarios a sus fotos o las opiniones de los demás no definen quién es ella.  

4. El cuerpo “perfecto”


   Las mujeres maduras y fuertes tampoco dejan que los medios influyan en ellas y les hagan querer el cuerpo "perfecto" de las modelos. Sabe que todos tenemos diferentes cuerpos y que lo importante es tener un cuerpo sano. Por eso elije su propia belleza eligiendo la salud, más allá de tamaños o formas. Ella define su amor propio y se acepta.         

 

5. Estatus social


   Toda mujer fuerte entiende que el dinero no puede comprar la felicidad. No deja que el dinero gobierne su vida ni que un status social la defina como mujer. Una mujer fuerte tiene en claro que busca alcanzar el éxito, pero en sus propios términos.      

6. Conformidad


  Una mujer adulta y fuerte jamás se deja ganar por la conformidad. Es capaz de definir en qué cree y no teme dar a conocer su opinión. Ella acepta y celebra que sus cualidades son únicas y no teme destacarse frente a los demás.     




7. Errores del pasado

 

  Una mujer fuerte es la que aprendió de sus errores sin dejar que la culpa y el arrepentimiento las condicionen a quedar estancada en el pasado.

  Ellas entienden que todo el mundo comete errores, pero que lo importante es usarlos para crecer y mejorar, que un error no es más que una oportunidad de aprender.         

     

8. Las opiniones de otros


  Las opiniones de las demás personas no deben condicionar tu vida, o jamás podrás ser feliz. Una mujer fuerte no es necia, pero sabe que su opinión de sí misma es la más importante de todas, puede escuchar, pero sabe a quién escuchar y sabe elegir qué es lo mejor para ella. 


Su prioridad son sus propios objetivos, sentirse en paz consigo misma y llegar a ser alguien de quien sentirse orgullosa de ser.  




Fuente: La vida lúcida
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.