Por qué no debes obligar a tu hijo a compartir

"Tienes que compartir", es una frase que los padres repiten sin descanso a sus hijos. Siempre que están con otros niños en la escuela o el parque y otro niño quiere su juguete, o sus golosinas o su turno en el columpio...pero es normal si no quiere compartir y no deberías obligarlo.
   


  Los padres queremos que nuestros hijos sean buenas personas y por eso en ocasiones intentamos forzar su empatía y obligarlos a compartirlas sus cosas con los demás, aun cuando no es oportuno ni justo que lo hagan.     



   Y una mamá estadounidense, Alanya Kolberg publicó en sus redes una lección muy importante para todos los padres del mundo en este sentido, pero que despertó muchas polémicas. 

    Todo ocurrió cuando llevó a su hijo al parque y al menos otros seis niños que ya estaban allí ( y sus padres) exigían que él compartiera su nuevo Transformer y su muñeco de Minecraft. 

  Carson, su hijo, se veía claramente agobiado y sujetaba sus juguetes contra su pecho pero los otros niños trataban de quitárselos. Alanya le dijo entonces sin rodeos que solo tenía que decir que no, que no los prestaba y bastaría con eso.



  Por supuesto, cuando lo hizo, los otros niños no quisieron jugar con él y también sus padres le recriminaron a Alanya que Carson no quisiera compartir sus juguetes. Pero ella dijo claramente:

   "Mi hijo no tiene obligación de compartir sus cosas con los suyos. Ya dijo que no, y si quisiera compartir, lo haría", y solo por eso los otros padres le dirigieron varias miradas incómodas.

  Alanya continuó explicando en las redes que, si ella, una adulta, llegara al parque comiendo un sándwich, ¿estaría obligada a compartirlo con desconocidos? ¡Pues no! Además, ¿algún adulto educado trataría de quitarle su sándwich y se ofendería si ella no se lo permite? ¡Claro que no!



  Así es que, aunque me miraban de manera muy desagradable pensando que mi hijo y yo somos maleducados por no querer compartir, ¿quién estaba siendo maleducado en realidad?

   ¿El niño que no quiere compartir sus juguetes con seis niños que no conoce o los seis niños que no conoce que quieren tomar algo que no es suyo aunque su dueño no quiere y se sienta incómodo por la situación?

 

  Y siguió: Si el propósito es enseñarle a nuestros hijos que se comporten como adultos. Pero yo conozco adultos que nunca aprendieron a compartir cuando eran niños, y también conozco muchos más que no saben decir que no, ni poner límites, ni cuidarse a sí mismos. Incluso yo a veces no sé hacerlo. 

  Como sea, Carson sólo quería compartir sus juguetes con la hija de mi amiga que estaba en el parque. No con otros niños porque estaba ilusionado con darle una sorpresa a ella.

 

  Así que la próxima vez que tu hijo vaya a ti ofendido porque otro niño no quiso compartir sus cosas, por favor, antes que nada recuerda que nadie está obligado a ceder todo lo que tiene a cualquiera sólo porque te lo pida. Y yo no le enseñaré a mi hijo que el mundo funciona de ese modo.  

 Y es que los niños de entre 2 y 7 años tienen una etapa egocéntrica y es totalmente normal que piensen en sí mismos, y les cueste trabajo entender el punto de vista de los demás. Para ellos su modo de ver las cosas es la realidad y la forma en que todos ven las cosas.     


 No debemos obligar a los niños a compartir, debemos enseñarles cómo compartir

 

    No debemos obligar a nuestros hijos a compartir en todo momento y situación solo porque 
 "hay que compartir".   



  Por ejemplo, si estás en la calle enseñándole a tu hijo a andar en bicicleta, y llega otro niño y quiere usarla, ¿debes dejar de enseñarle solo para que otro use su bicicleta? ¿Pasaría eso si se tratara de adultos?  

   O si está comiendo un helado, y otro niño que terminó el suyo lo quiere ¿también debe compartirlo?     


 Y aun así en muchas ocasiones los obligamos a hacerlo, aunque en ese momento nuestro hijo se quede llorando porque no quería compartir y no entiende por qué se le quita lo suyo sin razón. ¿Nosotros entenderíamos si otro adulto nos quita algo nuestro solo porque...hay que compartir?

 Lo que importa no es obligarles a que compartan, sino que entiendan a hacerlo, y que deben darse circunstancias para hacerlo:       



- Si comparte, no tiene que quedarse sin nada, porque la felicidad de otro no debe justificar su disgusto. Si tiene un juguete y en ese momento no lo usa, si puede compartirlo, mientras juega con otra cosa.      

- Tiene que estar listo para hacerlo y entender por qué es un beneficio de compartir e interactuar con otros. En vez de reprender sus actitudes, tenemos que enseñarle a compartir.


 

- Hay que preguntarle si quiere prestar el juguete, y si no quiere se tiene que respetar su decisión.

Y sobre todo, siempre debemos darle el ejemplo, tienen que ver que podemos ser generosos con los demás para aprender ellos también a serlo.   

Fuente: Guía infantil

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.