Las madres coraje y el valor de su herencia emocional

Las madres que superan sus límites por amor a sus hijos, que a pesar de todo y con tantas cosas en contra, ha luchado con todas sus fuerzas por protegerlos, han salido adelante frente a todos los obstáculos, y por eso se las llama madres coraje.   




  Son aquellas mujeres que no han tenido una vida nada fácil pero que lograron rehacer su mundo a pesar de ser abandonadas y relegadas por las mismas personas que deberían haberlas amado y les fallaron una y otra vez.



  Ellas se esforzaron por darle la mejor educación y cuidado a sus hijos, hasta en ocasiones se han sacado el pan de la boca para que a sus hijos no les faltara nada, ni en el estómago ni en el alma, y le han dado a sus pequeños todo el amor que tenían y más, con abrazos y esperanza.

 

Las maestras del amor 


  Esa es la razón por la cual ellas son las maestras de la lucha y superación, porque pueden salir adelante a pesar de todas las dificultades e injusticias, luchan para que les falte nada y siempre estén cuidados y amados.    



  Ellas son las que hacen posible que lleguemos a ser adultos adultos completos, que hoy podamos sentir con orgullo por todas los obstáculos que superamos gracias a mujeres que acompañaron siempre a sus hijos por la senda del amor.

  Es con esa fuerza y empuje que ellas formaron un mundo en donde sus niños siempre encuentren amor y contención, y des sus abrazos, intentan proteger a sus hijos de todas las injusticias y maldades.


  Y con el correr del tiempo esas mujeres descubrieron que no necesitaban la aprobación de los demás, su mejor premio eran las sonrisas de sus hijos, sus esfuerzos coronados en logros, su felicidad y crecimiento como personas de bien. Allí estaba su fuerza y eso hacía que tanto sacrificio y sacar lo mejor de ellas mismas valiera la pena.  

 

 Una madre coraje es antes que nada una mujer llena de amor por dar, porque al fin y al cabo ellas son fuente de toda la vida, y tienen una infinita capacidad de amar y cuidar.



  Las madres coraje son puro amor y fuerza, son la esencia de un abrazo sincero y corazones que palpitan en dos cuerpos, que se enorgullecen del progreso y logro de sus hijos. 

   Y todos conocemos o tuvimos la suerte de contar con una de esas mujeres que dejaron de lado la opinión de los demás y no les importaron todas las adversidades que surgieran para proteger y amar a sus hijos, siempre lo hicieron con valentía y coraje.   


Y quizás sin saberlo, pero gracias a ese valor y cariño, nos dejaron una herencia emocional invaluable, que hoy nos hace seguir adelante como un homenaje al corazón maravilloso y el amor infinito de  una madre coraje.

Fuente: La mente es maravillosa

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.