Un niño que lea se convertirá en un adulto que piensa

Un niño que desde pequeño lee, poco a poco irá creciendo con ideas propias y con una mente firme, y será un adulto capaz de cuestionar su entorno y comprender su verdadero lugar en el mundo.



  Incentivar la lectura siempre es sinónimo de enriquecer nuestras vidas a cualquier edad. Pero hacerlo desde pequeños es una verdadera garantía de tener un futuro mejor. 

Un niño que lee será una persona libre para siempre


   Leer es el paso necesario para pensar mejor y ser libres, de modo que si a tu hijo le gusta pasar el tiempo entre páginas y mundos imaginarios, deja que siga haciéndolo y eso le traerá numerosos beneficios.

  Lo que es más, ese será el modo más eficiente para que comprenda la variedad de situaciones, posibilidades y conductas que ofrece la vida. Eso le dará al niño más tolerancia, y al comprender como piensan otros, lo hará más respetuoso y solidario.


  Leer es viajar a mundos desconocidos y fascinantes en todo sentido. Pero una de la mejores cosas es que nos permite abrir nuestra mente: un niño lector descubrirá otras culturas, diferentes modos de ver y entender el mundo, costumbres muy diferentes a la suya y verá mucho antes que un niño que no lee, que hay muchas cosas y personas más allá de su vida cotidiana. 

  En pocas palabras, su mundo será mucho más grande y rico, lleno de posibilidades. Unamuno decía con verdad, que la mejor manera de ser adultos menos indefensos y vulnerables, más fuertes y más humanos, era haber leído desde niños.


Los libros y los niños


  Aún los más pequeños que ni siquiera hayan cumplido un año de edad, pueden ver fotos o dibujos, y guiados por una voz y una mano que le señale las imágenes del libro, sentir un encanto que ayudará a su futuro interés por la lectura. 

  Los padres pueden guiar a los hijos durante este primer contacto con el mundo de los libros ayudándolos a asociar las palabras con los dibujos y los objetos en el mundo real. Así los bebés internalizarán lo importante del lenguaje y cómo funciona.


  Los niños aprenden la lengua mucho antes de alcanzar a comprender el significado de las palabras que están en los libros.  Los libros infantiles estimularán su imaginación y esto hará que su comprensión del mundo sea mucho más amplia y cabal. 

  Su desarrollo del lenguaje tendrá bases más fuertes y desarrollarán una mejor capacidad para escuchar con atención. Y para cuando comiencen la escuela y el mundo académico, estarán mucho mejor preparados para comprender la palabra escrita. Incluso la melodía y el ritmo de la lectura se vuelve cotidiano en la vida del niño, y luego aprender será para él algo tan simple y natural como aprender a caminar.



Leer es parte de la vida


  Si un niño entiende que la lectura es parte de la vida, entenderá entonces lo beneficiosa que es la lectura para su crecimiento interno. Si ve que leyendo entiende mejor las cosas, su propia curiosidad lo empujará a leer más. 

  La lectura será para él una llave para aprender cosas nuevas, de enriquecer su imaginación, y de descubrir historias maravillosas en cada página. La lectura nos ayuda a pensar, a tener criterio y eso nos dará la libertad de tener nuestro propio pensamiento y opinión con bases ciertas, independientes y fuertes.

  Estas son algunas de las razones por las que hay que motivar a que los niños lean, rían y lloren con sus personajes de fantasía, hay que enseñarles a enamorarse de los libros y sus historias, y mostrarles con el ejemplo que la lectura está al alcance de todos.


   Alcanzar el conocimiento mediante la lectura es una muy buena manera de entretenerse para niños y adultos que aprendieron a amar a leer.  Si como padre quieres ayudar a que tus hijos sientan este interés por la lectura, lo mejor que puedes hacer es darles el ejemplo, y que vean a los libros como una diversión y jamás como una obligación. 


  Un niño que lea se convertirá en un adulto que piensa, nada más cierto y simple que esta genial idea de expresarlo. Leer es jugar, debe ser entretenido pues es el primer paso a construir sueños, a reflexionar y a mejorar nuestro ánimo, a estar solos pero en compañía, en una palabra, debe ser sinónimo de placer.  

 Leer nos regalará los mejores recuerdos y nos motivará a alcanzar nuestros sueños y metas, nos hará más fuertes, comprensivos, independientes y finalmente, libres.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.