Ni por sexo, ni por amor: las parejas perduran por respeto

  El respeto que demuestras a tu pareja significa qeu la admiras y acepts por lo que es. Respetar implica no buscar cambiar a esa persona para tu conveniencia.



  Y es que para que un matrimonio funcione y sea una maravillosa aventura que dure para toda la vida, tanto el hombre como la mujer deben volar juntos. Pero nunca atados.

   El proyecto más grande que puede tener una pareja es la creación de un hogar. Porque en una familia no siempre todo es color de rosa.  Pero en una verdadera familia siempre prevalecen la unidad frente a los problemas que se presenten. En una familia todos los desafíos son retos que se superan para seguir creciendo.

  El respeto es la regla principal en todas las relaciones. Las parejas deben apoyarse siempre en cualquier situación. Si un hombre te falta el respeto, sencillamente no te merece. No importa si es un simple gesto o palabra. Si lo hizo una vez, quizás lo haga de nuevo.


   Todas las parejas que se casan lo hacen colmadas de ilusiones de un amor para toda la vida. Pero esto a veces no se concreta, y es que olvidamos que el amor es una construcción diaria. No algo que simplemente se encuentra y se mantiene inalterable. A veces el momento de euforia no nos permite ver los defectos que hacen que una relación se quiebre.

  Es cuando pasa la euforia que el encanto se rompe. En ese momento salen a la luz los defecto que poco a poco los separa. Y ya no saben qué hacer para remediarlo.

  Creen que no pueden soportarlo por más tiempo. Sin embargo pierden de vista lo más importante. Y es que para conseguir una relación sana donde ambos sean felices, no es indispensable que estén de acuerdo en todo.


Los sueños y proyectos


  Una pareja debe ser un equipo ganador, y para que eso suceda los dos deben ser soñadores. Es lógico y hasta sano que tengan sueños y proyectos diferentes, lo que es más improtante es que se apoyen mutuamente. Y sobre todo, que establezcan un sueño común sin abandonar los propios. 

  Esa unidad viene de tener una visión común. Ambos caminan en la misma dirección y entienden los retos del camino. Ten mucha atención:  la división se produce cuando hay visiones diferentes. 

  El propósito no es una simbiosis. No hay que convertirse en un ente fusionado. Es mucho más enriquecedor y sano admirar a tu pareja por lo que es. Así podrán respetarse y aprender mutuamente.


Amor maduro: el amor racional


  No alcance con un intenso amor mutuo para que pas relaciones eprduren. Además debe haber ciertas características en ambos para que la relación siga a pesar de todo.

  Tener una buena comunicación y respetarse definirán si una relación triunfe o no. Aprender del pasado es importante, pero no bastará para que una nueva relación tenga éxito. También se debe aprender a que la relación funcione. Eso es lo que llamamos un amor maduro.


Respetar y ser respetado


  El primer problema del respeto es que todos queremos que nos respeten. Pero olvidamos que para que nos respeten primero tenemos que respetar a los demás. 

   Gay Talese es un famoso periodista que afirma que las parejas solo duran por respeto, no por el sexo o el amor. Y este es el punto crucial y necesario para el éxito de cualquier equipo, y las parejas, al fin y al cabo, son también un equipo.

  El respeto es también confianza. Tener la plena confianza de que tu pareja hará siempre lo correcto, o intentará hacerlo, no es algo fácil de conseguir. Por eso resulta tan valioso poder enorgullecerse de quien comparte la vida contigo. Y es por eso es tan importante que esa persona a tu lado sienta lo mismo por ti.


  Sin respeto una pareja no tiene nada. Quien te engaña lo hace porque no te respeta. Si no te respeta, te humillará e insultará. Incluso se aprovechará de ti, porque sin respetarte, todo le parecerá correcto. Y de nada servaq luego endulce tus oídos con promesas de no hacerlo, sin respeto, sus actos irán tarde o temrpano en dirección opuesta s sus palabras.

   El amor nunca resta, solo suma. El amor libera, jamás aprisiona. Por eso, si en tu relación siempre tienes que pedir permiso y dar explicaciones por todo, no te están respetando. Si intentan cortar tus alas y no te dejan ser, eso no es amor. 



  Aunque parezca obvio, hay que dar a nuestra pareja el respeto que esperamos recibir. Aunque es evidente, agradecer siempre es algo muy gratficante para ambas partes.


  Lo más importante que debe imperar siempre en una pareja es la comprensión. La pareja debe ser nuestro pilar y refugio. No existen las personas perfectas y por eso el respeto sobretodo a nuestras imperfecciones es indispensable para crecer a nuestro ritmo. 


Respeto tu personalidad


  Un buena relación pareja no necesita dos personas idénticas. Un amor sano implica a dos personas que comprenden sus diferencias y las respetan.

   Lamentablemente es muy común ver parejas que intentan cambiar sus opiniones o gustos mutuamente. Sin notarlo, dejan de respetar la esencia de la otra persona.

  El respeto no necesita de enormes gestos para ser demostrado. Solo cuidar los pequeños detalles de todos los días es lo que verdaderamente determina si una relación será feliz y duradera.


Allí donde el respeto mutuo es el pan de cada día, sólo allí perdura el amor y la felicidad.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.