Aprende cómo plantar un limón en una taza y tu casa olerá genial, además, es muy decorativo

Puedes cultivarla en espacios tan pequeños como una taza de café y le dará poesía a tu lugar.



  Cómo huele tu casa cuando recibes visitas dice mucho de ti. Es agradable tener siempre un buen aroma en el ambiente, es sinónimo de buena higiene. Y para las personas, entrar en una casa y que ésta huela bien, es un factor muy agradable para sentirse a gusto en el lugar.

  Plantar un limonero con semillas de limón es sencillo, aunque no necesariamente tendrá la misma resistencia que un árbol. Por lo anterior, pareciera más útil usar estas semillas para cultivar pequeñas plantas que den vida a tu casa y de paso rocíen con su perfume el aire circundante, por cierto, uno delicioso. 


  Para ello, muchos optan por comprar ambientadores artificiales de diferentes fragancias que se gastan muy rápido. Pero hoy te traemos una solución más natural, muy orgánica y mucho más económica para hacer que tu casa siempre huela bien.

  La planta del limón es preciosa, y sus tallos crecerán en espacios tan pequeños como una taza, por ello, este tipo de opciones son geniales para animar tu hogar y darle más poesía. 
 
  Se trata de sembrar una planta de limón en una taza; se vuelve un elemento decorativo estupendo mientras expide aromas refrescantes y agradables que harán que tu espacio huela fenomenal. Es muy sencillo y hasta divertido de hacer si te encantan las plantas. 



Antes de iniciar necesitarás:


- Las semillas de limón.
- Un poco de tierra.
- Una taza mediana o grande.
- Pinza que usarás para eliminar la piel de las semillas de limón.
- Agua.
- Ahora solo tienes que seguir estos pasos muy sencillos:


Te presentamos una serie de pasos en imágenes para sembrar semillas de limones en una taza:



1.- Toma la taza y pon agua y las semillas de limón. Déjalas reposar allí durante una hora, así se aflojará la piel de las semillas para que sea mucho más fácil removerla y que estas germinen más fácil.


Te puedes ayudar con tus uñas pero si las tienes muy cortas y no puedes hacerlo intenta con una tijera, pero se muy delicada a la hora de hacerlo, no quieres estropear la semilla. 

2.- Cuando ya las tengas listas debes poner tierra fértil y también las semillas, mira muy bien la imagen y asegúrate de ponerlas paraditas y medio enterradas.

Lo siguiente que debes hacer es poner las piedritas que te había comentado que ibas a necesitar y dejar que estas a través de algunos días vayan germinando. 



3.- Con el paso de los días y luego de riego constante, vas a poder ver que empiezan a crecer tus plantas de limón, mientras más semillas pongas más plantitas van a germinar. 

4.- Este es el resultado luego de aproximadamente mes y medio tendrás una bella maceta hecha con tan solo una taza y semillas de limón, es muy hermosa y alegra mucho el ambiente. 



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.