9 Cosas que le ocurren a tu cuerpo cuando tomas 2 Plátanos al día durante un mes

Los beneficios que proporciona el consumo de plátanos o bananas son realmente interminables. Incluso sin saber lo recomendada que es su ingesta, no podrás negar que se trata de una de las frutas más ricas y deliciosas que existen. 



  Los plátanos son en realidad una de las frutas más consumidas del mundo. Las personas la prefieren por delante de las manzanas y las naranjas juntas. Lo creas o no, el plátano está clasificada como baya.

  Una de las cualidades que la convierte en una fruta tan popular es su facilidad a la hora de quitarles la piel.

 Curiosamente, lo creas o no, los plátanos o bananas se clasifican técnicamente como “bayas”. Pero aunque otras frutas de su clase pueden ser un poco incómodas para pelar, los plátanos son fáciles de tomar. Lo que los hace perfectos como aperitivos, y por eso es una de las frutas favoritas entre los niños y los atletas.


  Una de las cosas más importantes a tener en cuenta al seleccionar un plátano es el color de su piel, que es un indicador fiable de su madurez. ¿Demasiado verde? La fruta en el interior estará muy dura y carente de sabor.

   ¿Demasiado oscuro? Pues bien, no pasa nada. Cuanto más maduro es un plátano, más rico es de TNF (Tumor Necrosis Factor), o factor de necrosis tumoral. La TNF es una proteína que ayuda a detectar y eliminar el crecimiento anormal de células en el cuerpo humano.


   Esencialmente, ayuda a nuestra respuesta del sistema inmune en la detección de células o partes de nuestro cuerpo que experimentan inflamación o infección. Mientras que los plátanos no son ciertamente una cura para el cáncer, pero la TNF que contienen ha sido confirmada como inhibidor del crecimiento del tumor, además de ayudar a nuestro sistema inmunológico de otras maneras.

  Echa un vistazo a los siguientes nueve maneras en que los plátanos pueden mejorar seriamente tu salud y asegúrate de abastecerte de tu nueva “baya” favorita la próxima vez que estés en la tienda de comestibles.


 ¡Seguro que a partir de ahora no te olvidarás de ellos cuando vayas al supermercado!


 1. Energía


  Los plátanos están llenos de vitaminas y minerales para darte un impulso, los plátanos son la merienda ideal. Su potasio también combate los calambres musculares molestos.



2. Presión arterial


  Los plátanos son fantásticos para tu corazón. Son bajos en sal, ricos en potasio, e incluso superiores en sabor. La incorporación de alimentos saludables para el corazón en su rutina diaria es una gran manera de protegerse contra los ataques cardíacos.


3. Ardor de estómago


  Los plátanos son un antiácido natural y la solución perfecta para aquellos que sufren de acidez estomacal o reflujo ácido.

4. Anemia


  La anemia se refiere a una afección en la que alguien experimenta bajos niveles de glóbulos rojos en la sangre. El hierro de los plátanos aumenta la producción de glóbulos rojos.


5. Úlceras


  Los plátanos son uno de los pocos alimentos que son perfectamente seguros para comer cuando se sufre de úlceras de estómago.

6. Depresión


  Los plátanos contienen triptófano, un aminoácido que nuestro cuerpo terminan por convertir en serotonina. A menudo asociamos triptófano con la sensación de sueño, pero cuando se convierte en serotonina, se sabe que mejora el estado de ánimo y la sensación de relajación de las personas.


7. Estreñimiento


  Nadie quiere admitir que está teniendo problemas en el baño, así que en vez de tomar laxantes o suplementos de fibra, trata de comer plátanos. Están repletos de fibra y te harán tener un ritmo más regular.
 

8. Estrés


  Las vitaminas del grupo B que se encuentran en los plátanos son conocidas por calmar el sistema nervioso del cuerpo.

9. Enfriamiento


 Los plátanos son capaces de disminuir la propia temperatura corporal. Trata de comer uno al mediodía durante los días de verano o la próxima vez que estés en la cama con fiebre.

  Por supuesto, si estás buscando algo aún más frío como lo que ves aquí abajo, unas rodajas de plátano con tu helado favorito es siempre una buena opción.



Los plátanos están disponibles todo el año, por lo que no te lo dejes la próxima vez que vayas a la tienda. Experimenta agregando plátanos al desayuno, junto con cereales, avena o yogur. No hay manera incorrecta de comer un plátano. ¿A qué estás esperando?



Fuente: Difundir / Conocer
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.