5 estrategias para que los niños lean más rápido

Aprender a leer es la destreza más importante para que los niños alcancen un desarrollo intelectual y lingüístico plenos. Su vocabulario mejora y esto estimula y favorece que puedan aprender todas las demás habilidades desde pequeños.






 Esto lo confirma un estudio llevado a cabo en Canadá, por un equipo de psicólogos de la Universidad de Toronto, que demostró que los niños son más tolerantes, flexibles y creativos cuanto más les gusta leer.



  La revista PLoS ONE publicó otra investigación, donde se afirma que la lectura estimula la empatía y las relaciones sociales de los niños.

  También en Holanda se realizaron investigaciones que confirmaron que  a las personas que les gusta leer, en especial obras de ficción, llegan a ser más empáticas, y esto les permite tener un círculo social mucho más sólido y amplio.  

 Aun así, cuando los niños aprenden a leer y pueden aprovechar de todos los beneficios que la lectura les aporta, también resulta importante que puedan hacerlo con fluidez y que poco a poco puedan ganar velocidad al leer. 



  De este modo comprenderán mejor los textos y sus ideas, e involucrarse más profundamente con las historias y procesar su contenido en menos tiempo.

     

5 maneras de enseñar a leer con más velocidad y fluidez a los niños


1. Practicar la lectura modelo


  La manera en que los niños aprenden con más rapidez es mediante la imitación, en especial cuando son pequeños. Así que una muy buena estrategia para mejorar su fluidez en la lectura es leerles libros como ejemplo. 



  Lo mejor es hacerlo con textos que tengan mucha puntuación y diálogos, que es donde más pausas e inflexiones de voz deberás hacer, y que ellos tomarán como ejemplos. Y luego, pídeles que imiten esa lectura para que practiquen esas habilidades.      

2. Toma el tiempo de lectura 


  Una buena practica para que los niños ganen velocidad de lectura es pedirles que lean un texto en determinado tiempo, con la menor cantidad de errores posible. Ten en cuenta en qué partes cometan errores o se demoren, y haz que lo repitan hasta que logren leerlo sin equivocarse. 



  Si no pudieron pronunciar alguna palabra, ayúdales y motívalos, que la repitan hasta conseguirlo y que busquen si significado de modo de ganar vocabulario en el proceso. Cuando consigan superar esos errores, toma el tiempo cuando lo vuelvan a leer y notarán el mejor ritmo y velocidad en que lo hacen.  

3. Hacer sesiones de lectura en voz alta


  Dedicar un momento del día a la lectura en voz alta también es una excelente estrategia para entrenar la habilidad lectora en los niños y que puedan hacerlo con mayor fluidez. 


  Y para hacerlo más divertido, puedes pedirle que hagan una "lectura coral" y que todos lean un fragmento en voz alta a la vez. Con este método, los niños se verán obligados a seguir el ritmo de lectura de los demás, y esto los hará intentar hacerlo con mayor fluidez y velocidad.  

4. Motívalos a leer sus libros favoritos


  Aunque muchos crean lo contrario, leer siempre libros nuevos no hará necesariamente que desarrollen una mayor fluidez de lectura, y es probable que ocurra todo lo contrario. Es más, cuanto más acostumbrados a un mismo libro estén los niños, mejor será su lectura.



  Así ganan confianza en sí mismos, destreza y velocidad para leer. Además de comprender mejor el texto, leer su libro favorito también mejora su expresión verbal.



5. Léeles cada noche antes de dormir


  Si les lees a los niños antes de irse a dormir, además de calmarlos y hacer que concilien mejor el sueño, resulta también una buena estrategia para que adquieran nuevos conocimientos y que desarrollen sus habilidades lectoras.

  Cualquier lectura le será muy útil a los niños como modelo para que puedan aprender a entonar, saber hacer inflexiones en su voz y ser cada vez más precisos y fluidos en su lectura.     


 Hay muchos niños que incluso llegan a memorizar los libros que sus padres les leen en las noches,  y esto además de amar la lectura, hace que tengan una fluidez y velocidad sorprendente, que les trae muchos beneficios y confianza en sí mismos.

Fuente: Etapa infantil  

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.