Esta es la razón por la que algunas personas "pasan corriente eléctrica" al tocarlas

¿En alguna ocasión de tu vida has sentido que al tocar a una persona se genera un pequeño "toque eléctrico" sin tener la más mínima idea de lo que ha sucedido?



  Aunque no lo creas y suene tirado de los pelos el ser humano es un conductor de la electricidad por excelencia, por eso no es de extrañarse que algunas personas sean capaces de transmitir con sus propios cuerpos electricidad.

  Y tampoco sería ‘alucinante’ afirmar que, incluso, hay personas que tienen una mayor capacidad para esto y sienten la electricidad como algo común en sus vidas.

  Pues aunque no lo creas esto tiene una explicación científica la cual te mostramos a continuación.


  La ciencia dice que todo está conformado por átomos, los cuales tienen cargas positivas y negativas, pero para entender cómo es que se pueden provocar las pequeñas descargas eléctricas debemos saber sobre la energía estática.

  La energía estática se produce en reposo y por lo general tiene una carga neutra aunque a veces puede presentar desequilibrios al momento de ganar o perder electrones.

  Se podría decir que las personas son conductores de energía estática, incluso algunas personas son más que otras dependiendo de sus hábitos. 


 Existen muchas maneras de atraer la energía estática, como por ejemplo la ropa de lana, tejidos sintéticos o acrílicos, incluso las alfombras son los conductores de energía estática, gracias a estos y a otras situaciones se pueden generar esos pequeños “choques eléctricos” al tocar a otra persona o a algún objeto.

.

¿Sabes qué es ese choque eléctrico que sientes?


  La ciencia nos explica que es el intercambio de cargas negativas y/o positivas entre dos personas electrizadas al tocarse sin que exista otro medio para que puedan liberarse los electrones que sobren. 



 Estos buscan la tierra para poder descargarse, pero al no haber una conexión directa buscan otro cuerpo para llegar al suelo. Los zapatos de piel son un material conductor que actúan como pararrayos y cuando algún objeto este electrizado puede tocarlo para descargarse y volver a su estado neutro.

  A este toque eléctrico se le conoce como plasma, de la misma materia que los rayos. Un fluido de electrones de cargas positivas o negativas que llegan a formar una película sobre la piel cuando se electriza.


¿Cómo afecta la temperatura en este fenómeno?


 Tal como indica el portal especializado en ciencia Electrostatics, la acumulación de carga estática es mayor cuando el aire está seco. Es en este tipo de ambientes (secos) en los que se dificulta que alguien se descargue, ya que los electrones no encuentran camino para ir al suelo, y por eso los sujetos les pasan la corriente a quien toquen.

 “Las descargas de estática generalmente se presentan en ambientes fríos y secos, especialmente cuando se está en la presencia de un calefactor central, y puede desaparecer cuando el clima se vuelve más húmedo”, sostiene la publicación.


  Cabe precisar que a diferencia de lo que ocurre en los lugares secos, la humedad disminuye la resistencia eléctrica del espacio, lo que hace que una persona pueda conducir los electrones más fácilmente hacia la tierra.

  Así que si no te agrada sentir choques eléctricos y prefieres evitarlos, te recomendamos utilizar zapatos de goma, tocar metal, cerámica o cemento para poder equilibrar tus energías.


¿Alguna vez has sentido esos ¨corrientazos¨?


Fuente consultada: Paradigma / Biobiochile / Aweita
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.