10 signos de niveles muy altos de azúcar en la sangre y cómo reconocerlos

Cuando algo no anda bien, nuestro cuerpo presenta algunos signos o síntomas que nos indican que el organismo está enfermo.



  Sed continua, dolor de cabeza, pérdida de peso, incluso somnolencia o mareos, pueden ser indicativos que nuestra glucosa está disparada.

 La diabetes por ejemplo, es una enfermedad que aparece cuando el páncreas no funciona correctamente, ya sea produciendo demasiada insulina o presentando un grave déficit en su producción.



Signos de niveles muy altos de azúcar en sangre


  Una vez que los niveles de azúcar en la sangre aumentan, comienzan a causar problemas. Los vasos sanguíneos terminan dañados y pueden desencadenar muchos problemas. 

 Puede desencadenar enfermedad renal, accidente cerebrovascular o incluso pérdida de la visión, entre muchas otras lesiones o padecimientos crónicos.


A continuación te presentamos los síntomas principales de glucosa alterada:


Las náuseas y vómitos


 Justo cuando el cuarto entra en el proceso para quemar grasas, se producen algunas cetonas. 

 Estas se acumulan en el torrente sanguíneo llegando a generar una afección grave. Por lo general perjudica al estómago y ocasiona desde náuseas hasta vómitos prolongados.

Problemas en el área cognitiva


  Luego de un largo tiempo con niveles alterados de glucosa en la sangre, la vista sufre graves consecuencias, comenzando con ver borroso hasta perder la vista por completo.


Cicatrización lenta

 
  Las fibras nerviosas se deterioran cuando la glucosa sanguínea es elevada, esto hace que las heridas tarden el triple de tiempo en sanar, por eso este es uno de los síntomas más alarmantes.


Problemas de concentración


  Es muy normal tener un desequilibrio emocional cuando se presenta este diagnóstico. 

 Por lo general el paciente tiene dificultades para retener sus recuerdos y eso genera un grado alto de estrés y desconcentración.


Agotamiento y hambre prolongada


  A pesar de que el cuerpo necesita de la glucosa para tener energía, también es necesaria la insulina para llevar la glucosa, entonces al tener problemas con ambos nutrientes el organismo no tiene suficiente energía para que realices tus actividades, además, tendrás más hambre de lo normal.


Problemas con el peso


  Puede que pierdas o ganes peso de manera brusca y sin ningún motivo aparente, este es otro signo de glucosa alterada. Tienes que acudir a un médico.


Tener demasiada sed aún cuando acabas de beber agua


  Este es uno de los síntomas más comunes en los diabéticos, no importan cuando agua beban durante el día, la sensación de estar deshidratados no se va.


Ganas de ir al baño durante todo el día


  La micción prolongada es síntoma de que la glucosa está dañando los riñones. Si una persona sana va al baño entre 4 o 7 veces al día, un sujeto con problemas de glucosa sanguínea puede ir el doble de veces.


Deseos de comer dulces a toda hora


  Los antojos de alimentos dulces se incrementan casi al 100%, querrás comer incluso comidas ricas en grasas y alejar las saludables. Esta es una de las principales causas de aumento de peso en personas diabéticas.


Escalofríos, ardor y dolor


Por lo general la sensación de ardor y escalofríos aparece en los pies, incluso se presenta retención de líquidos y eso a su vez genera el dolor en las extremidades.

Comparte en tus redes sociales y déjanos tu opinión en la sección de comentario. Y ante cualquier duda, consulta a tu médico, esta página sólo comparte una guía general que de no reemplaza la asesoría profesional.


Fuente: La vida lúcida / Fundación Arther Salud A.C
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.