Cómo hacer que tu hijo adolescente sea más responsable

  Responsabilidad, una palabra que hoy en día parece haber perdido su sentido y que es tomada como un castigo. Pero ser una persona responsable no es solo ser obediente, sino ser atento, entender que cada acción genera una reacción, y  debemos hacernos cargo de nuestras acciones y lo que provocan.





   A los niños y jóvenes se les debe enseñar el verdadero sentido de ser responsables, así cuando sea adolescente sea responsable por sí mismo sin necesidad de una continua vigilancia.  


Habla con tu hijo adolescente para que sea responsable

   Lo más difícil será motivar a los adolescentes a ser responsables si no se les enseñó a serlo desde pequeños. Y esta lamentablemente es una generación que no asume la responsabilidad que sus actos conllevan, piensan que todo son derechos sin ninguna obligación.



  Esto es generado por sobreprotección de los padres, que entre terapeutas se los llama padres “helicóptero”, pues siempre están solucionando todo por sus hijos.


  Esto que en principio puede parecer un acto de amor, si se hace todo el tiempo  vuelve inseguros a los jóvenes que no creen que puedan solucionar sus problemas sin ayuda. Así un joven de 25 años tendrá actitudes de uno de 18 y uno de 18 parecerá tener 13.

     Si no se les ha enseñado desde pequeños a ser responsabilidad, será difícil luego, pero no todo estará perdido. Aún se podrá hacer mucho para que adquieran responsabilidades.  



Cómo hacer responsable a un adolescente


  Estos consejos serán de gran ayuda para conseguir que tus hijos adolescentes no sean unos completos irresponsables con sus vidas y tareas. 

 

Demuéstrales tu aprecio


  Intenta pasar tiempo de calidad junto a ellos, así entenderán cuánto te importan. Escucha y respeta sus sentimientos.  

  Es lógico que durante su adolescencia no quieran pasar mucho tiempo contigo, pero tú debes intentarlo. Comparte tiempo y experiencias con ellos y pronto verás los frutos.  

Habla sobre sexualidad



  Es un tema difícil e incómodo para hablar con los hijos y los padres a menudo sienten vergüenza. Pero si deseas que sean adultos responsables, debes hablarles de los riesgos de una vida sexual sin cuidados y las enfermedades que puede traer.    

Sin presiones


  Tiene que sentir libertad para expresarse, no limites sus expresiones ni intentes influir en su corte de pelo, moda o la música que escucha. Nunca le digas que te gustaría que sea diferente. 

 Debes guiarlo, pero antes que nada debes respetarlo. Así respeta sus deseos, solo dile los riesgos que los tatuajes o piercing pueden llevar, para que se haga responsable de sus decisiones.  
 

Cuidado con las actividades relacionadas con la web.


  Debes estar atenta, pues los jóvenes pasan mucho tiempo en internet en sus computadoras o teléfonos.  

  Las redes sociales atraen su atención pero tú no podrás estar atrás de ellos las 24 horas, debes señalarse los riesgos y los cuidados con sus datos que deben tener.  


Actividades para que tu hijo sea un líder




  Para formar un líder desde casa es necesario enseñarle a manejar sus emociones y relaciones con las personas. Esta sin duda será la clave para que tu hijo tenga éxito en toda su vida. Será dueño de su destino y decisiones 


  Así estará satisfecho haciendo lo que más le gusta. Un líder debe ser responsable no solo por sí sino por los demás y sus emociones. Por esto debe ser una persona atenta, que sepa cuidarse, desarrollarse y valerse por sí mismo. 

 Un líder es algo distinto a un jefe. No manda ni exige ni mucho menos intenta imponerse ni esconde sus emociones. 






 Un líder sabe que eso no existe, por eso para que tengan éxito enséñale:

 
Valores y principios con tu ejemplo.
Háblale sobre sus emociones.
Cultiva su empatía.
Déjale tomar decisiones importantes.
Dale responsabilidades.
Dile que no cuando sea necesario.
Amplia sus experiencias.

 Formar líderes desde niños es un reto para los padres. Deben ser buenos guías para que los niños prendan a manejar sus emociones y sus inseguridades, y aprovecharlas. 



Para que los adolescentes se vuelvan personas más responsables, hace falta que poco a poco tengan tareas más importantes que dependan de ellos. Así entenderán mejor las consecuencias de sus actos, y se forjará su autoestima.  

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.