El papá que cuida a su bebé no está ayudando a la madre, está ejerciendo la paternidad

El padre que cuida al bebé, le cambia los pañales,  da de comer, viste y calma el llanto del pequeño, no está ayudando a su mujer, simplemente está realizando su labor como padre.



  Ciertas veces, o en realidad casi siempre, escuchamos a nuestras amigas, hermanas o alguna conocida decir esta típica frase “mi esposo me ha ayudado/ayuda bastante con el bebé” o  a los padres decir “le ayudo a mi esposa con el niño”.

 Este tipo de frases da entender que sola la responsabilidad del cuidado y atención del bebé es de la madre, mientras que el padre es el que de vez en cuando realiza cualquier labor en colaboración a ella.

 Aunque ciertas veces se trate de una frase que está mal utilizada, utilizarla o como la utiliza la sociedad dice mucho sobre los roles que impone la misma en las personas.


  Esta manera de pensar se evidencia igualmente a nivel empresarial, donde las mujeres tienen hasta el doble semanas de permiso de maternidad que los hombres. 

 En España la cantidad de días para las madres supera casi al doble de los que obtiene el padre, mientras que en Eslovenia los padres tienen 11 días de permisos, mientras que en Suiza y Holanda tienen apenas solo dos, dejando a entender que las mujeres son las que se encargan exclusivamente del cuidado de los niños mientras los padres deben laborar.

  Existen madres o hasta los mismos padres o pareja que dicen “yo ayudo a mi esposa, o mi esposo me ayuda con las tareas del hogar” cuando en una pareja las responsabilidades y cuidados del mismo, son de ambos no solo debe recaer en el género femenino.


  Es importante que la pareja entienda que el hijo es de ambos y el rol de padres es de ambos, se sobreentiende que los primeros meses de vida el bebé tendrá más apego a la madre, especialmente en los meses de lactancia, pero esto no excluye al padre de ser padre…

Rol de padres  


  Debemos poner fin a esa mentalidad que plantea una sociedad donde se da entender que el hombre es el sustento del hogar y jefe de la casa mientras la mujer cuida a los niños y atiende el hogar. 

  El bebé tiene una mamá y un papá y ambos deben atender al mismo. Por lo que, el padre no “ayuda” solo cumple el rol que le corresponde, amando cuidando y enseñando a ese ser que él y su esposa crearon y que llegó al mundo para darle un sentido especial a su vida y crear una familia.


  La buena crianza del niño depende de qué le inculques a tu bebé, ser buen padre no se diferencia que sexo tengas, sino qué tipo de personas seas, por lo que cada pareja debe poner sus límites y modo de crianza del pequeño para así llevar una responsabilidad compartida del mismo.


El poder establecer acuerdos según el tiempo y disponibilidad de cada uno, hará que las cosas fluyan de forma correcta y el niño crezca en un ambiente sano y organizado aportando un ejemplo correcto sobre qué es la maternidad y paternidad compartida.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.