¿Desayunar pizza? Es más sana que los cereales, según nutricionista

Desayunar cereales procesados es un error muy común  ya que contienen unos 18 gramos de azúcar por tazón, cifra que supera la mitad de la cantidad diaria recomendada.



  Empezar el día con un tazón de cereales con leche, una práctica ampliamente extendida, parece de los más saludable pero lo cierto es que la mayoría de los paquetes que encontramos en los supermercados contienen una elevada cantidad de azúcares añadidos, así como colorantes.

  De hecho, la dietista Chelsey Amer, afirma que es  mejor desayunar pizza. "Un trozo de pizza y un tazón de cereales procesados con leche contienen casi las mismas calorías", ha declarado Amer para sorpresa general.

  Esta declaración habrá hecho llevarse las manos a la cabeza a muchos padres, pero la dietista Chelsey Amer lo explica analizando el contenido de uno y otro alimento.


  En concreto, los cereales carecen de elementos nutricionales muy saludables como proteínas y grasas saludables. Casi cualquier paquete de cereales infantiles que podemos comprar en el supermercado está hecho prácticamente solo de cantidades enormes de azúcar.

  “Te sorprenderá comprobar que un trozo de pizza y un tazón de cereales con leche contienen casi las mismas calorías”, afirma Amer, quien recuerda que "la opción de la pizza añade más proteínas, lo cual aporta más energía y una mayor sensación de saciedad durante la mañana”.

  ¿Significa esto que todas las mañanas hay que precalentar el horno para disfrutar de un desayuno saludable? Todo lo contrario.


   El objetivo que perseguía la dietista inglesa con esta declaración era recordar que el clásico tazón de cereales no es tan sano como se cree, como ocurre con las versiones 'light' de las bebidas,  los alimentos 'antiprogreso' o las dietas milagro, que prometen ventajas y beneficios para la salud que no siempre son reales.


¿Por qué saltarse el desayuno eleva la posibilidad de obesidad abdominal?


  Para que no queden dudas, un desayuno estándar completo y saludable sería aquel que incluye hidratos de carbono (muesli, pan de semillas integral, avena), fruta (preferible la pieza de fruta ante el zumo) y proteínas (presente en alimentos como la pechuga de pavo, el queso fresco o el yogur).


  Algunas opciones para el desayuno que son mucho más saludables que los cereales son, por ejemplo, el yogur con frutas, que aporta calcio y proteínas. Si precisamos fibras, podemos probar con la avena y frutas. 

  Amer agrega que es incluso mejor comer un poco de la cena del día anterior si contiene verduras o algún otro tipo de ingrediente saludable. Si después de todo esto aún prefieres los cereales, elige aquellos que tienen menos azúcar y colorantes.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.