Según la ciencia, las personas con mala memoria son más inteligentes

Un estudio demuestra que las personas que olvidan las cosas de manera frecuente, son más hábiles intelectualmente. La buena memoria siempre es asociada con la eficiencia, la excelencia e incluso con la inteligencia, pero según una investigación publicada en el Journal Neuron, tener mala memoria hace a las personas más inteligentes.



   Se llegó a este resultado gracias a un estudio que llevaron a cabo Paul Frankland y Blake Richards, quienes aseguran que ser más inteligente es un producto de poder observar, retener lo relevante y olvidar lo irrelevante para tomar decisiones importantes.

El cerebro se aferra a la información más valiosa y olvida los detalles irrelevantes para mejorar la toma de decisiones


  Los investigadores creen que el olvido es un componente de nuestro sistema de memoria tan importante como el recuerdo. 


 Además, los mecanismos que lo promueven «son distintos de los implicados en el almacenamiento de información», añade el también autor del estudio Paul Frankland.


Simple y práctico


  Los recuerdos en el cerebro funcionan de una manera similar. Cuando recordamos sólo la esencia de un encuentro en comparación con todos los detalles, este olvido controlado de detalles insignificantes crea recuerdos simples que son más eficaces en la predicción de nuevas experiencias.

  En última instancia, estos mecanismos son desencadenados por el ambiente en el que estamos. Un entorno en constante cambio puede requerir que recordemos menos.



   Por ejemplo, un cajero que se encuentran con mucha gente nueva todos los días sólo recordará los nombres de sus clientes durante un corto período de tiempo, mientras que un diseñador que se cite con sus clientes regularmente conservará esa información más tiempo.


   «Una de las cosas que distingue a un entorno en el que va a querer recordar las cosas frente a un entorno en el que desea olvidarlas es cómo de consistente es ese ambiente y qué probabilidad hay de que esas cosas vuelvan a su vida», apunta Blake Richards.

Los investigadores estudiaron años y años de memoria selectiva y el funcionamiento del cerebro, tanto en humanos como en animales.


  Según los científicos, olvidar los detalles que no son importantes ayuda a que se tomen decisiones en la vida diaria y además posibilita las conexiones neuronales que superponen conocimientos nuevos por sobre los antiguos. 



  Es decir, el mecanismo habilita la posibilidad de incorporar nuevos conocimientos y adaptarse con mayor facilidad a situaciones inesperadas.

También, a raíz del mecanismo descubierto, se podría decir que olvidar recuerdos es necesario, ya que sin este proceso el cerebro enviaría constantemente recuerdos de situaciones conflictivas, obstaculizando la posibilidad de tomar decisiones en base a las nuevas experiencias durante el transcurso de la vida.


Los olvidos ocasionales demuestran que la persona tiene un buen estado de memoria


  Otro de los motivos por los que la memoria olvida ciertos datos de eventos transcurridos es porque tiene la capacidad de recordar una imagen en general.  

   Los científicos al finalizar el estudio, llegaron a la conclusión de que los olvidos ocasionales demuestran que la persona de la memoria se encuentra en buen estado.

  Así que no te preocupes si te te olvidan las cosas de vez en cuando, tu memoria se encuentra bien. No somos máquinas para retener todas las cosas perfecta y detalladamente.

Fuente: Infobae / ABC
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.