El hilo rojo atado a la muñeca: Te confesamos todo lo que debes saber del amuleto más potente

Muchas personas hoy suelen llevar atado a su muñeca, el tradicional hilo rojo. Ahora bien, pocas personas conocen el verdadero significado de este poderoso amuleto. Desde tiempos antiguos, se ha utilizado el hilo rojo para la protección y la atracción de buenas energías. Pero, ¿qué más se esconde detrás de este simple amuleto? A continuación te lo contamos todo.



El hilo rojo para la protección y la buena energía


  Existen muchas versiones en torno al origen del famoso amuleto del hilo rojo.

  Algunas personas no creen en la veracidad y el alcance que puede tener la pulsera hecha con hilo rojo, sin embargo, hay otras tantas que tienen la fiel creencia que portarlo los hará dichosos.



¿Cuál es el verdadero significado del hilo rojo?


   Según los cabalistas, el hilo rojo es un amuleto de suerte, prosperidad y afecto, el cual funciona en conjunto con las energías positivas que tengas tú y el ambiente en el que te rodeas.

  Su función principal es absorber todo tipo de malas energías, ahuyentar de tu vida a los malos pensamientos, entidades oscuras y personas que no te convengan. De esta manera, logra canalizar solo las vibras buenas, atrayendo el dinero, armonía, prosperidad, amor, sabiduría, entendimiento y esperanza.


¿Cuándo, cómo y quién puede colocarnos el hilo rojo?


  El hilo rojo, te lo puedes poner en el momento en el que a ti te parezca bien, debes colocarlo en tu muñeca izquierda y debe tener 7 nudos que representen tus deseos.

  Cuando te vayas a poner el hilo, debe ponértelo alguien que quiera solo lo bueno para ti tanto en lo económico como en lo mental y lo personal, así que lo mejor es que te lo ponga una persona en la que confíes totalmente (madre, hermano/a, mejor amigo).


¿Cómo anudar el hilo correctamente?


 A la hora de anudar en la muñeca izquierda, el hilo rojo para la protección, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

Deberás pedirle a una persona muy querida y cercana a ti, que anude el hilo en tu muñeca.

  La cantidad de nudos que tenga el hilo atado, representará la cantidad de dimensiones espirituales que conserva la persona portadora del hilo.

  Es recomendable que el hilo se anude con 7 nudos; por cada uno, la persona deberá pensar en lo que quiere atraer a su vida.

El hilo debe ser de lana pura, y comprado exclusivamente para usar de amuleto.

 Si se lo anuda con fe y buena energía, las cosas buenas comenzarán a suceder, en la vida de quien posee el amuleto.

¿Qué sucede cuando el hilo rojo se rompe?


  Si el hilo se rompe, es porque ya ha absorbido mucha energía negativa. Cuando se caiga, déjalo en el lugar en el que se haya caído o tíralo lejos de tu casa y de los sitios a los que suelas ir. Si quieres, te puedes poner otro hilo rojo para sustituir al que se te ha caído.


¿Sólo sirve el hilo rojo como amuleto o se pueden utilizar otros colores?


  Es realmente válido utilizar otros colores y cada uno tiene significados completamente distintos. A continuación te explicaremos lo que logran los cordones con cada tonalidad.

Hilo rojo: pasión, fuerza, buena energía, poder de ahorro.
Hilo escarlata: amor, pasión y relaciones románticas.
Hilo burdeos: desarrolla la comunicación.
Hilo rosado: si se loa nuda junto al hilo escarlata, asegura el amor apasionado, intenso, fuerte y simple.

Hilo anaranjado: nobleza, popularidad, ambición sana, sociabilidad y armonía.
Hilo amarillo: ayuda a potenciar el éxito en las personas creativas.
Hilo verde: aleja la envidia, el egoísmo, purifica y libera.

Hilo azul: protege contra los temores y ansiedades.
Hilo violeta: desarrolla la imaginación y ayuda a lograr los objetivos.
Hilo blanco: sabiduría, coraje, pureza y sinceridad.
Hilo negro: tranquilidad, armonía y respeto por los demás.


El hilo rojo para la protección, y todos los demás hilos en sus diversos colores, pueden cambiar tu vida.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.