6 películas para desarrollar la resiliencia infantil

 Siempre es importante ayudar a tu hijo a desarrollar y hacer crecer su poder de resiliencia frente a obstáculos de la vida y que tarde o temprano deberán enfrentar, y con estas maravillosas películas podrá lograrlo.




  Absolutamente todos los niños son capaces de superar cualquier desafíos que se le presente...siempre que cuente con las herramientas y habilidades necesarias para hacerlo. 



  Su habilidad para recuperarse de la adversidad no puede menos que sorprendernos a los adultos, y no se trata de algo que los niños tengan o no tengan, es una capacidad que desarrollan mientras crecen, pero algunas películas pueden darles hermosas lecciones para fortalecer este proceso.

  

 Los niños que aprenden a desarrollar su resiliencia son más capaces de enfrentarse las dificultades de la vida, la escuela o familiares y suelen ser más curiosos y valientes.



  Además tienen más confianza en sí mismos, aunque conocen sus límites y tampoco temen salir de sus zonas de confort. Esto es de gran ayuda para lograr sus objetivos a largo plazo y les permite poder resolver todo tipo de problemas de manera independiente.


¿Cómo se puede desarrollar la resiliencia de los niños?


Estrategias para fortalecer su resiliencia


  Los padres suelen tener como primera reacción cuando sus hijos se enfrentan a un problema, el solucionarlo por ellos. Aunque es natural, esto no ayuda a que desarrollen sus capacidades ni a hacer frente a la incertidumbre, a veces, evitarles una incomodidad debilita la resistencia.


 Si los niños no atraviesan algunas molestias y dificultades, no podrán aprender las herramientas necesarias para sobreponerse cuando sean adultos, y cualquier adversidad los superará.  

 

Películas que desarrollan la resiliencia infantil


  La resiliencia es una herramienta indispensable para que los niños superen los obstáculos de la vida, se les puede evitar demasiada ansiedad o problemas para los que no están listos, pero si pueden hacerlo por su cuenta, nunca hay que resolverlo por ellos. 




1. En busca de la felicidad


   Esta hermosa película trata de una historia basada en la biografía de Chris Gardner. Gardner (interpretado en el film por Will Smith), lucha por salir adelante durante el año 1981 junto a su hijo de 5 años, Christopher (interpretado por su hijo en la vida real, Jaden Smith). Pero la vida no se lo pone un tanto difícil

 Las adversidades son el pan de cada día, pero ambos nos enseñan que con perseverancia y cariño podemos enfrentarnos a cualquier obstáculo para alcanzar nuestros sueños.


  Esta gran actuación de Will Smith le valió nominaciones al Oscar  y un Globo de Oro al Mejor Actor, dando vida a un padre que se gana el corazón de todos.  


  Esta historia es una excelente oportunidad de reflexionar cómo se sentiría realmente no tener las comodidades que la mayoría tenemos y estar de pronto sin hogar, pero nunca perder el coraje para seguir adelante por el amor de los demás.    

2. La vida es bella


  En esta película, Roberto Benigni da vida a Guido, el optimista dueño de una pequeña librería judía en Italia.


  Benigni logra mantener el humor y la esperanza aun a pesar de las tragedias que viven sus personajes. Y solo se mantiene firme gracias a la fuerza de su amor por su hijo y su esposa. 


  Esta hermosa película está basada en parte en la vida real de Rubino Romeo Salmoni, uno de los pocos judíos que lograron sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial.


 El film fue un éxito tanto de la crítica y el corazón del público y Benigni ganó Oscar de la Academia al Mejor Actor. La película también ganó las estatuillas a Mejor Música Dramática Original y Mejor Película en Lengua Extranjera.


3. Wonder


  August es un niño con una mal formación en su rostro y que sufre continuamente el rechazo social y acoso de los otros niños compañeros de su colegio.

Aunque es una historia también triste, esta película le enseña a los niños valores muy importantes como el amor a la familia y el de los amigos, cómo debemos enfrentar las adversidades y mantener siempre nuestra esperanza y empeño en superarnos.

  Y sobre todo, nos enseña lo importante que es ver en los demás más allá de su aspecto físico y apreciar su buen corazón.  

 

4. Billy Elliot


 La historia de Billy Elliot, un niño de 11 años, transcurre en 1984 en una comunidad minera al noreste de Inglaterra.


 Al principio, Billy siente curiosidad por la danza y se deja llevar por sus instintos y ver de qué se trata, aunque no era algo socialmente aceptado y mucho menos dentro de su familia.

  Los padres deben saber que en la película "Billy Elliot" todos usan un lenguaje bastante rudo todo el tiempo, acorde al contexto de la época y el lugar de la historia. Y también hay algunas escenas íntimas entre jóvenes. 


  Y aunque puede parecer incómodo el modo en que los personajes se tratan entre ellos, a veces crueles, demasiado rudos o insultantes, la película no pierde su maravilloso encanto  motivacional por ser realista. 


 Es una película muy recomendable y con grandes enseñanzas a pesar de estas salvedades, por lo que finalmente depende del criterio.


 

5. Forest Gump


   Esta película se ha convertido en parte de la historia del cine y marcó un antes y un después para toda una generación...o varias.

  La historia narra la vida de Forest, un niño con una mente un poco más lenta que la de los demás, pero un corazón y rectitud envidiables. La película lo acompaña  en las diferentes etapas de su vida hasta convertirse en adulto. 


 Es una maravillosa historia de constante superación, que nos enseña grandes valores como la amistad, la lucha por los sueños, el amor, la familia y también lo importante que es mirar más allá de las apariencias.


6. Grace Unplugged 


  Es la historia de una niña que se enfrenta  al sistema de creencias de sus padres y escapa para lograr convertirse en una famosa cantante. 

 Sin embargo, después de alcanzar la fama y triunfar, entienden que mantenerse fiel a sus valores es mucho más importante que la fama.


Enseña a tus hijos a ver el lado positivo de cada situación


 El optimismo, la resiliencia y la resistencia son capacidades que siempre van de la mano. 


  Algunos niños son más optimistas por su propia personalidad y de manera natural que otros, pero a todos se les puede enseñar a ser optimistas.


  Antes que nada, si tu hijo tiene rasgos pesimistas, aprende a conocer qué es lo que lo hace tener esos pensamientos negativos y muéstrale un modo de ver la vida más positivo, aun y en especial en las situaciones difíciles.

   Y como vemos, el cine es una excelente manera de enseñar estos valores y fomentar  la resiliencia de los niños, sin embargo la mejor educación siempre empieza por el buen ejemplo y debes mostrarles cómo tu también ves siempre lo positivo en la vida y guías su camino con optimismo y esperanza.    




Fuente: Vida lúcida 

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.