Nada nuevo puede ocurrir, si no dejamos atrás lo que pasó

Dejar ir a alguien que supimos querer es siempre muy difícil, pero hay momentos de la vida en que debemos hacerlo. Simplemente para poder seguir adelante. Si no logramos pasar página, seguiremos arrastrando para siempre rencores muy dolorosos.  




  Si no dejamos ir no tendremos manera de avanzar, estaremos emocionalmente  amarrados a esa persona. si no dejamos de mirar atrás y soltar el pasado, nunca podremos disfrutar el presente. Y menos aún construir el futuro.

  Es por eso que resulta una lección de las más valiosas el aprender a cerrar ciclos en la vida. Solo de ese modo se puede continuar y vivir nuevas experiencias, soltar esa pesada mochila del pasado es urgente.

   El pasado siempre estará en nuestras vidas. El lugar del que venimos es el basamento para todo lo demás. Orienta el quiénes somos y cómo actuamos, aunque no debemos permitir que lo determine.  


  Influye en cómo vemos la vida, y de muchas más formas de las que podamos ser conscientes. Las sensaciones e intuiciones al conocer a alguien, está basado en todas nuestras experiencias previas. 

  Todos pasamos por momentos buenos y malos. El problema verdadero lo tienen aquellas personas que están continuamente viviendo en el pasado.


   Estar todo el día recordando lo que pasamos alguna vez, fuera bueno o malo, es una muy mala opción para vivir nuestras vidas.  


  Eso hará que estemos estáticos, estancados y sin poder movilizar nuestras fuerzas en proyectos o ni siquiera poder disfrutar del día presente.  

   Y los problemas llegan cuando nuestro pasado no nos permite seguir adelante. Los recuerdos nos arrastran una y otra vez a repetirlos en nuestra mente. Interfieren con el presente donde nos hallamos y no nos dejan disfrutar del momento que vivimos.  


Cómo dejar atrás tu pasado


   Lograr soltar del pasado no es un objetivo fácil, puesto que se requiere de mucho esfuerzo y de desear realmente superarlo. Se debe querer dejar atrás esos hábitos que nos estancan.  

 La fuerza de voluntad es muy importante para saber disfrutar del presente y prepararse para el futuro.

Presta atención a todas las oportunidades pierdes al no dejar ir tu pasado


   Si logras tomar consciencia de todo lo que pierdes por vivir en el pasado, lograrás motivarte para dejar ir todas esas pesadas cargas que te estorban. El presente siempre te ofrece mejores cosas si sabes aprovecharlas.   


Introduce nuevos hábitos a tu vida


   Es probable que te ates al pasado de modo inconsciente si no cambias de costumbres y sigues frecuentando los mismos lugares o personas.

  Por eso es fundamental que halles nuevos hábitos y cosas para hacer. Eso te liberará de esa pesada carga del pasado a la que te acostumbraste. 
 
 No permitas que tu inconsciente te arrastre de nuevo al pasado. Acciona de modo consciente y toma las riendas de tus pensamientos y vida. Oriéntate al futuro mientras disfrutas el presenté.  

  Agradece el aprendizaje que obtuviste de las experiencias positivas y negativas de tu pasado.


Está atento del presente

  Entonces podrás aprovechar todo lo aprendido sin estancarte. Así podrás alcanzar tus sueños y metas, si consigues abrirte a las nuevas oportunidades que continuamente te están esperando.

  Adivinar cómo resultará algo es prácticamente imposible, pero podremos manejarlo si no vivimos pendientes del pasado.  

 Aún así, esto no significa que no podamos ser dueños de nuestro destino. 
 

La mejor manera de tomar las riendas de tu vida es empezar a marcarte pequeñas metas a diario y desde ahí progresar continuamente. Recuerda que Roma no se levantó en un día.


 
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.