10 razones por las que no debes tener miedo a los errores

Equivocarnos es de humanos pero para muchos de nosotros es como si fuese lo peor que nos puede pasar, a ninguno de nosotros nos gusta equivocarnos, sentimos como que hemos fallado, un fracaso total.




 ¿Eres una de esas personas que, por temor a hacer algo mal, no confías en ti mismo? ¿A veces crees que solo tienes que dar un paso muy específico y tu vida probablemente mejorará notablemente? 

  Si te sientes así, entonces no estás solo, porque otras personas tienen más o menos estos mismos miedos a los errores.

  Este temor puede ser un problema grave para algunos, ya que hace que sus decisiones sean notablemente más difíciles. 

 Pero los errores no son exclusivamente negativos, incluso si a muchas personas les gusta verlo de esa manera.

  Los errores a menudo también tienen aspectos positivos. A veces es útil estar al tanto de los aspectos positivos de los errores para reducir el temor a estos errores.

  Muchas otras en vez de exigirse simplemente evitan lo más que pueden realizar algo en lo que ellos posiblemente puedan equivocarse, tener miedo a equivocarnos es normal sin embargo no deberíamos temer.


Razones por las que no debes tener miedo a los errores


  Estas razones por las que no debes tener miedo de los errores pueden ayudarte a salir de la zona de confort y comenzar uno u otro proyecto después de todo. Los errores pertenecen al ser humano, como el aire para respirar.

  Esto ya ha sido reconocido por muchas grandes mujeres y hombres, así como la necesidad de cometer errores para poder avanzar. Nunca debes dejar que tu miedo a los errores te detenga.

1. Aprendemos de los errores


  Si cometemos un error, al menos aprenderemos cómo no hacerlo la próxima vez. Cualquier error adicional aumenta nuestro conocimiento y eleva las posibilidades que podrían llevarnos al éxito.

  Los errores nos empujan en la dirección correcta hasta que hayamos desarrollado la estrategia correcta para alcanzar nuestra meta. El aprendizaje autodidacta, por ejemplo, a menudo no funciona más que a través de prueba y error.

  De hecho, como regla general, aprendemos más a través del análisis repetido de prueba y error que cuando alguien pone la solución en nuestra cara.

  Por mi experiencia, puedo decir que recuerdo mucho más y con mayor intensidad lo que he descubierto por mí.


2. Por error aprendemos más sobre nosotros


  Los errores nos dicen mucho sobre nosotros mismos. Si cometemos el mismo tipo de error una y otra vez, nos da una indicación de nuestras debilidades y podemos ver en qué debemos trabajar para evolucionar.

  Por otro lado, puede ser una manera mucho mejor de dejar los senderos donde hay tantas cosas mal y buscar otras formas que sean mejores para nosotros. 

 Cualquier falla puede ser una pista valiosa para lo que deberíamos hacer, ya sea que encontremos nuevas formas dentro del problema o que tomemos una dirección completamente diferente.


3. Sin errores no podemos experimentar ningún límite


  Si nunca nos atrevemos a hacer algo por miedo al fracaso, nunca descubriremos de qué somos capaces y dónde están nuestros límites. 

  Hasta estos límites, puede haber una cantidad asombrosa de posibilidades para las posibilidades que nunca podremos percibir cuando nos estamos encogiendo constantemente.

  Podríamos tener tanto éxito si tan solo tuviéramos el coraje y no nos detuviéramos por posibles errores que podríamos cometer.


4. Perdonamos mejor los errores de los demás


  Si cometemos errores entonces sabemos que no somos perfectos por lo que cuando una persona cometa un error nosotros podremos comprender esto.

5. Errar es humano


 No debemos temer de los errores, es algo nato de nosotros, por más efectos que queramos ser es imposible, al menos una vez en la vida nos vamos a equivocar.

6. Sin errores no hay progreso


 Cuando erramos muchas veces nos afligimos sin embargo no debemos quedarnos allí, por el contrario, debemos seguir adelante, cada error es una oportunidad para descubrir algo nuevo.


7. El miedo a los errores paraliza


  Los que temen los errores rara vez se atreven y los que no intentan nada nuevo no pueden desarrollarse más y se estancan.

   Piensa dónde estaríamos hoy si los grandes descubridores no se aventuraran a lo desconocido, si no estuvieran dispuestos a experimentar y probar, sin importar los posibles errores


8. Todo error que hayas cometido aumenta tu autoestima


 A pesar de nuestras equivocaciones el mundo sigue girando y la mayoría de los errores están relativamente lejos de ser catastróficos y nos enseñan a hacer las cosas más confiadamente.

9. Todos tienen el mismo derecho a cometer errores.


  Todos tenemos que recopilar nuestras propias experiencias y cometer errores es la forma de aprender a mejorar.

 Muchas personas creen que no deberían permitirse cometer errores, ya sea en forma privada o profesional. Sin embargo, sabemos que eso no está nada bien, ya que todos somos humanos y no somos infalibles ni perfectos.


10. Gente como tú, incluso también comete errores


  ¿Temes que tu entorno no te agrade o incluso te desprecie si hace algo mal? Piensa en cuántas veces perdonas errores cada vez más grandes de los demás sin mucho alboroto.
  Incluso si deberías estar enojado u ofendido en una ocasión u otra, ¿no ha perdonado tarde o temprano, especialmente si le gustaron?

  Alguien a quien le gustes o que te aprecie te perdonará tus errores una y otra vez, como es de esperar. 


De lo contrario, vivir juntos no funcionaría a largo plazo. Sin embargo, no debemos confundir lo que son los errores con lo que son nuestras decisiones conscientes que pueden dañar a otros.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.