Un adulto con éxito, antes fue un niño que ayudaba con las tareas del hogar

¿Tu hijo nunca ayuda en las tareas domésticas, tu hija siempre tiene mejores cosas qué hacer que colaborar en el hogar? Pues llegó la hora de cambiar esas cosas para que tus hijos empiecen a hacer labores domésticas de acuerdo a su edad. 





  Existen muchas tareas del hogar en las que según su edad tus hijos podrán ayudarte o incluso hacerlas por sí mismos dependiendo de la capacidad real que tengan, pero lo realmente importante  es que las hagan. Debes darles tareas domésticas en sus rutinas diarias.



 Aun si ellos no lo entienden ahora o a ti te cueste creerlo, muy pronto verás que si tus hijos hacen algunas tareas domésticas y ayudan en casa, cuando crezcan serán en adultos más responsables y alcanzarán el éxito. 

 Posiblemente si tus hijos no tienen la costumbre de hacer las tareas domésticas se resistirán a hacerlas en un principio, pero para solucionar eso puedes crear un cuadro de tareas para que tomen la costumbre de hacerlas como una responsabilidad pero también como un desafío.

La ciencia lo confirma


 Un estudio que inició en 1938 y dura hasta la actualidad, y que es la investigación más larga de toda la historia, es realizado en Harvard Grant Study.


  Esta investigación llegó a descubrimientos sencillos pero contundentes: para ser felices las personas necesitan amor y ética en el trabajo.

  Y, ¿te imaginas cuál es la mejor manera de desarrollar una ética de trabajo? Pues sí, exactamente empezando desde pequeños, haciendo las tareas domésticas en casa.

La mentalidad del esfuerzo propio


 El estudio determinó con la evidencia de cuantiosos casos, que el éxito profesional en la vida (lo que todos los padres desean que sus hijos consigan al llegar a ser adultos), se daba principalmente  en los casos de los adultos que realizaron las tareas domésticas durante su infancia.



 Y mientras antes se comience, tanto mejor. La mentalidad y el hábito a esforzarse cambia la forma de pensamiento y su fundamento es que hay que hacer un determinado trabajo, y que aunque no guste mucho, hay que hacerlo de todas formas… 

 Y es entonces, es cuando el trabajo funciona y fortalece nuestra responsabilidad y disciplina.

 

Que los niños realicen tareas domésticas


   No debes suplicar a tus hijos que hagan ciertas tareas domésticas, simplemente tienes que enseñarles que es su obligación y su responsabilidad colaborar con algunas de ellas.



   La planificación es un modo de hacer que los niños  entiendan qué esperas de ellos, por lo que un cuadro de tareas detallado no puede faltar. 

  Sin embargo, no tiene por qué ser un cuadro de tareas formal ni serio, puedes hacerlo divertido y a la vez, hacer que los niños comiencen a tomar ese hábito como un juego o algo divertido, hará que internalicen la disciplina mucho más fácilmente.  


 Además, a los niños les encanta ayudar a sus padres, hacer las cosas junto a ellos, de modo que si quieres que haga las tareas domésticas, tienes que hacerlas tú también con él. 

 Así, si necesita ayuda tendrá la confianza de verte a su lado, cerca suyo para poder ayudarlo. Y siempre el cuadro de tareas funcionará como una guía, para cuando sean más grandes y puedan ocuparse de algunas cosas solos, que no olviden las cosas importantes que están pendientes.      

 

 De esta manera mientras crecen, podrás aumentar las tareas y su dificultad, porque también su capacidad y responsabilidad habrá mejorado. 

 También es muy importante que cuando acaben sus tareas, siempre les elogies por un trabajo bien hecho. De este modo sentirán y aprenderán a buscar la satisfacción por un trabajo bien realizado.

 

Las responsabilidades de los niños


 La disciplina y las responsabilidades son realmente importantes para los niños, porque solo de esta forma sabrán que tienen las herramientas necesarias para hacer las cosas. 

 Y también esto les da confianza en sí mismos, les ayuda a mejorar su autoestima y a poder ser más independientes y autosuficientes, no solo en las tareas de casa, si no también en todas las responsabilidades que tengan en su vida, como el estudio y la escuela o el trabajo cuando crezcan.



 Todo esto le ayudará a fortalecer su autoestima con una firme confianza en sí mismo, y les permitirá tener una vida de gran éxito, porque tu hijo sabrá que si quiere, podrá lograr cualquier cosa que se proponga.

Fuente: Etapa infantil


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.