Tener éxito en la vida es ver que tus hijos crecen siendo buenas personas

 Es normal que en el día a día, ser madre o padre sea una ardua labor que agota todas tus fuerzas.  Y hay días en los que piensas que no lo estás haciendo bien y que hasta te duermas por las noches llorando porque crees que les estás fallando a tus hijos sin ni siquiera saber en qué. 





  Si te pasa algo de esto, ten calma, lo estás haciendo bien, porque al menos estás intentando hacer las cosas lo mejor que puedes todos los días.     

 

 Tienes que saber que nadie es perfecto, y nadie puede juzgar si lo que haces para educar a tus hijos está bien o mal, simplemente porque tú haces todo lo que puedes, del modo en que puedes pero siempre pensando en su bienestar.

 Porque solo quieres que crezcan para ser buenas personas y que gracias a ti puedan ir por el camino correcto en la vida, siempre sabiendo diferenciar el bien del mal.

Tener una buena convivencia


  Antes que nada, debes educar a tus hijos de forma que logren una buena convivencia en el hogar, y eso hará que esa armonía la reflejen frente al mundo. Si deseas que tus hijos sean personas de éxito y puedan vivir y destacar en el mundo, primero su hogar debe darle la fortaleza para poder alcanzar todos los objetivos que se propongan. 



 Por esa razón, tus objetivos desde que tus hijos llegaron a este mundo es lograr que se conviertan en buenas personas, y les enseñas los valores correctos que serán la base para que sean algún día personas valiosas para ellos mismos y todos los que los rodeen.  

  


  Quieres que tus hijos aprendan a ser responsables y estudiosos, que hagan todo pensando en su bienestar y en el de los demás, con empatía pero sin olvidarse de ellos mismos.



 Y realmente el mundo necesita de personas con un corazón que pueda hacer funcionar mejor a todo. Y sí, tus hijos pueden lograrlo, solo precisan de tu guía para que día a día puedan aprender a actuar de modo correcto y tener el control de su propia vida.     

Cómo lograrlo


  Si estudias puedes alcanzar distintos títulos, pero el más valioso al que puedes aspirar conseguir no te lo darán en ninguna universidad, es el de la vida y el de ser buena persona.


 Puede que te preguntes cómo harás que tus hijos se conviertan algún día en buenas personas. Y la buena noticia es que depende de ti que así sea. Para eso, te decimos las claves para hacer de tus hijos esas personas de buen corazón que tanta falta hacen en este mundo.  

  

Primero mejora tú misma


 Antes que nada, tienes que cambiarte a ti mismo para lograr que para que tus hijos se conviertan en buenas personas con tu ejemplo. Y tienes que ser tú su mejor guía y ejemplo para serlo.   



 Si te pasas el día gritando, riñendo, si les pegas, pierdes la paciencia, te irritas demasiado pronto, te pasas el día quejándote, será muy difícil que luego les pidas a tus hijos que se comporten bien, si ven que tú mismo no lo haces. Si esperas que sepan comportarse bien, tú tendrás que ser el mejor ejemplo a seguir.

Enséñales a ser sanos y mantener su estado de ánimo


 Tus hijos necesitan aprender ya desde pequeños que su salud y su estado de ánimo van siempre de la mano, por esta razón deben evitar siempre tener una vida sedentaria y así mantener su buena salud.



 Además, una vida demasiado quieta y sin movimiento solo hará que pronto tengan muchos problemas físicos y también emocionales. Una dosis diaria de ejercicio es la mejor manera de conseguir un buen estado de ánimo y de salud. Con solo caminar unos 30 minutos por día será suficiente para notar la diferencia y sentirnos mejor.     

No dejes que les falten intereses


  Los niños saben muy bien que una de sus responsabilidades es la de aprender en la escuela, sin embargo, la vida representa mucho más que solo eso. 



  Es por esto que es realmente muy importante que los ayudes a buscar todos los intereses que puedan tener, y que los motives a ponerlos en práctica.

  En especial todas aquellas cosas que se les den bien, sean la música,, ciencias, el deporte, la informática...aunque no siempre sean los talentos que esperabas, es fundamental que los motives a ejercitarlos y superarse.   

 Sin embargo, recuerda no sobrecargar su agenda con tantas actividades que los sobrecarguen, solo para encontrar qué le interesa, sencillamente debes estar atento a lo que insinúan o a las cosas que llaman su atención.  


  Existe infinidad de cosas en las que podrán desarrollar todas sus talentos y potencial. Y una actividad que disfruten siempre será de ayuda para formar su disciplina, algo más que necesario para tener éxito en la vida.

La importancia de ayudar a los demás


 También es muy importante que les enseñes a tus hijos el valor de ayudar a otros, de tomar la iniciativa y siempre ser buenas personas con cualquiera, aun si los demás no les correspondan de la misma manera. 



 Tus hijos tienen que aprender a ser tolerantes pero también independientes y aceptarse por lo que son y como nacieron, sin ideologías ni modas que vengan a confundirlos.     




Pedir por favor, perdón y dar las gracias


  Si en verdad existen palabras mágicas que pueden abrir todas las puertas y cambiar a los corazones más duros, son esas: por favor, perdón y gracias. 



  Son las más importantes y los niños tienen que aprender a usarlas para reconocer a los demás como sus iguales, aceptar sus errores y así aprender de ellos. Pero por sobre todo, a tener empatía y gratitud por los pequeños detalles de la vida. 

 Ellos se sentirán mucho mejor con ellos mismos y con todas las personas que les rodean y con la misma vida que tienen.


   Si logran tener relaciones sociales sanas y una relación saludable con ellos mismos, con valores firmes y voluntad por superarse con el mérito y el esfuerzo, sin duda llegarán a ser muy buenas personas y lograr éxito en todo lo que se propongan. 



Fuente: Etapa infantil

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.