El alma de tu hijo te eligió antes de nacer, para que seas su madre

Muchas tradiciones espirituales enseñan que el alma de un niño elige a sus padres. ¿Alguna vez escuchaste esta idea fascinante?




  Tal vez muchos se estén preguntando si de verdad hubieran elegido los padres que tienen, pero tenemos que entender que no se trata de una elección racional o intelectual como cuando elegimos algo en una estantería o en un catálogo, sino que tiene que ver con una atracción electromagnética.

  Según una teoría ancestral Kundalini retomada por el maestro yoghi Bhajan, los bebés eligen a sus padres antes de nacer.

  Según cuenta la mencionada teoría, una vez que un alma ha decidido reencarnar de nuevo, lo primero que hace es elegir el tipo de vida que desea tener basándose en las lecciones de vida que desea aprender. La decisión depende del propósito  kármico de esa alma.


  Antes de elegir a las personas que se convertirán en nuestros padres, un alma recorre un camino espiritual. Para quienes creemos en la reencarnación, esta es una manera de entender que nada es fruto del azar, que cada alma antes de volver a la tierra hace una elección y determina qué padres podrán potencialmente permitirle concretar sus sueños.
 
  Cuando llega el momento de volver a la tierra, un alma decide qué quiere aprender y qué camino quiere transitar en esta nueva existencia. 

 Las almas, redefinen nuevos objetivos de aprendizaje y de modos de vida y hacen lo posible por encontrar padres que sean compatibles con estas necesidades y deseos.


No existen palabras suficientes


  Si tuvieses que describir el amor que sientes por tus hijos, es probable que te costase encontrar las palabras adecuadas… Es normal. Es la emoción más intensa y verdadera que existe en el ser humano.

  Es el amor más profundo que existe. La experiencia que te aporta tener un hijo enriquece tu vida absolutamente, aunque la vida te ponga dificultades que debas luchar y bordear cada día.

  La mamá también tienen una influencia sobre el tipo de alma que su familia recibirá. Sus pensamientos diarios, su meditación, sus deseos y propósitos crean un imán para que ciertas almas respondan a su energía personal.


  El doctor Christophe Massin, psiquiatra y psicoterapeuta, lo expresa en su obra “el bebé y el amor”.

  “Una conciencia no encarnada se siente invisiblemente atraída por esta pareja de padres, no desde el aspecto físico, sino más bien desde la energía particular que emana cada uno de ellos. Tanto para lo bueno como para lo malo.

  Esta atracción se materializa a través de vibraciones, emanaciones emitidas por los futuros padres y los lazos del karma pueden jugar un rol importante.

  Una vez que esa alma elige a sus padres, se crea una conexión alrededor de la energía de la madre mientras el alma espera su nacimiento en el momento debido.


  Muchas veces estas conexiones se dan antes de que los padres se casen aún, pero el alma que ya ha hecho su elección, espera tranquila su momento de reencarnar.

  La mamá también tienen una influencia sobre el tipo de alma que su familia recibirá. Sus pensamientos diarios, su meditación, sus deseos y propósitos crean un imán para que ciertas almas respondan a su energía personal.

  Un alma puede también a ocupar un rol diferente del que ocupaba en una reencarnación precedente. 


A menudo vemos casos extraordinarios en los que muere un miembro de la familia y pocas semanas después sabemos que otro está por llegar. ¿Por qué no considerarlo un cambio de roles? Unos que se van y otros que llegan.

Cuando se concreta la conexión entre el alma y sus futuros padres, los niños que nacen son una especie de nexo de energía alrededor de las personas que eligieron, de manera tal que puedan nacer en las mejores condiciones y vivir una existencia plena cerca de su padre y su madre.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.