El monje budista que elijas te regalará un mensaje para tu vida

El budismo es una filosofía que transforma al individuo debido al  crecimiento interior que conlleva sus prácticas y enseñanzas.



  La filosofía budista es una de las más claras y esenciales que existen hasta el día de hoy. Incluso, muchos otros religiosos han aplaudido algunas de sus lecciones de vida.  

  El budismo es un conjunto de métodos que llevan a la liberación del individuo de sus peores opresores: el odio, la codicia, la ignorancia, ayudándolo a aprovechar su vida al máximo.


   ¿Reconoces a esos monjes vestidos de naranja con una mirada amorosa y una sonrisa en su cara? Este estado se consigue debido a las enseñanzas prácticas tales como la meditación que hace que se desarrolle nuestra conciencia de bondad y sabiduría.

   La práctica de la meditación ayuda a que nos sumerjamos hacia adentro, que poco a poco liberemos nuestra mente del estrés diario y la aquietemos. A través de la respiración bajamos nuestros decibeles y dejamos que nuestra mente descanse.

Elige una de estas figuras de monjes budistas, hazlo sin ponerle cabeza, solo mira y utiliza tu intuición para hacer la elección.


Monje 1


  Nos muestra que eres una persona altruista y súper sensible. La emociones rigen tu vida, a veces al extremo. Eres tranquila y la paciencia es tu virtud, observadora e intentas evolucionar con cada desafío que te pone la vida.

  Te caracterizas por ser una persona amorosa, serena, muy paciente e interesada siempre en crecer y evolucionar. Eres muy dulce y preocupada por los demás y en algunos casos podrías ser extremadamente emocional.

  Es muy importante que entiendas que no puedes juzgar lo desconocido con base en tus propias experiencias, que cada persona en el mundo está librando sus propias batallas y que todo punto de vista merece ser escuchado y comprendido. 

  Cuando lo logres, tu vida será más feliz, más plena y sin duda, muchísimo más tranquila.  


Monje 2


  Las nuevas experiencias forman una parte muy importante de tu vida. Eres una persona activa, entusiasta, muy positiva. Eres un ser muy sociable que prefiere acumular experiencia que objetos.

  Necesitas explorar, viajar, experimentar diferentes cosas todo el tiempo. Esto a veces puede jugarte en contra debido a que querer todo muchas veces es igual a no querer nada. 
  
   Debes meditar sobre tu propósito y definir tus metas y la forma de concretarlas paso a paso. No dejar las cosas a medias sino llegar hasta el final de las metas que te propones. Aprovecha tu energía explosiva y ordena tu mente y verás que tus posibilidades serán infinitas.


Monje 3


  Tu virtud principal es la creatividad. Esta energía creadora se manifiesta en todo lo que haces. Eres una persona leal a ti misma y a tus creencias, eso te destaca tu autenticidad. Y prefieres eso que  simplemente encajar.

  Esta creatividad te hacen muy buena en habilidades manuales, te dan cualquier cosa y lo conviertes en algo hermoso si te dejas guiar por la intuición. 

  El reto a trabajar es la falta de confianza en ti misma que a veces hace que no veas todas tus aptitudes positivas. No dejes que la duda impida que desarrolles tus habilidades al máximo, tu puedes hacer todo lo que quieras.

  Uno de tus principales talentos es la habilidad para crear cosas bellas, ya sea hacer manualidades, elegir una buena combinación de ropa o adornar tu habitación con un estilo único.  


Monje 4


   La mente da el pulso a tu día a día. Eres mas racional que emocional. Le buscas un razonamiento lógico a todo lo que te ocurre y mucha veces dejas de lado lo que te dice el corazón.

  Eres afín a la lectura y a ampliar el conocimiento, sueles ser una persona con la cual es muy enriquecedor hablar ya que tienes historias para todo.

  Esta búsqueda del conocimiento muchas veces te lleva a aislarte. Esta muy bien los momentos de soledad pero trata de que no se hagan costumbre. El compartir con otras personas también amplifica el saber.


Monje 5


  Sueles ser una persona que logra todo lo que se propone. Tienes tus metas claras y confías plenamente en ti mismo, no paras hasta concretar lo que te propones. Te interesa el desarrollo personal.

  La impaciencia y ansiedad a veces van en tu contra. Aprende a vivir con los ritmos de la vida, que el Universo sabe en que momento indicado otorga. Trabaja con amor y deja que las cosas ocurran.

  Tu principal reto es aprender a ser un poco más paciente, pues anhelas resultados inmediatos. Recuerda que la vida va a su propio ritmo y tú lo único que puedes hacer es trabajar con amor y esperar el ciclo normal de las cosas. 

 Cuando lo logres, tu vida será mucho más auténtica, plena y satisfactoria.  


Monje 6


  Te caracterizas por ser una persona responsable y ética. Eres autoexigente contigo misma, lo cual pone un peso muy pesado en tus hombros ya que te responsabilizas de todo lo que ocurre.

  Crees en los cambios pero también sientes que debes encargarte de todo para que estos ocurran. Respira y aprende a delegar. Descansa y confía en los demás. Y si cometemos un error no pasa nada es parte del aprendizaje que nos pone la vida.

  Sueles creer que toda la responsabilidad recae en tus hombros y por esta razón, algunas veces trabajas más allá de tus límites. 

  Es muy importante que aprendas a tomar algunos descansos y a confiar en los demás y delegar responsabilidades. Esto hará que tu vida sea mucho más tranquila y tu trabajo sea mucho más eficiente, mejore su calidad y adquiera nuevos e interesantes enfoques.


Déjanos un comentario contándonos qué monje elegiste y qué te pareció el mensaje 🙂


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.