“SOLO RESPIRA”, un precioso cortometraje que ayuda a niños y adultos a manejar sus emociones

La vida no solo nos duele a los adultos. Los niños también se estresan, se irritan o se sienten dolidos. Este cortometraje nos da una lección sobre esto, pues con frecuencia lo que ocurre es que castigamos la expresión y gestión de las emociones negativas desde la más tierna infancia.



  No nos damos cuenta, pero los elementos que ponen en marcha la maquinaria de nuestra vida moderna, los ambientes artificiales, las prisas la forma en la que dormimos, comemos y el aire que respiramos pueden llegar a ser verdaderos puñales emocionales.

  Sea como sea, es obvio que si aprendemos a gestionar todos esos “contratiempos” que dificultad nuestro desarrollo emocional y que pueden dañarnos, lograremos tolerar mejor las circunstancias de un entorno desfavorable.

¿Cómo controlas tu estado emocional? ¿Qué haces cuando sientes miedo, ira, o estás triste? Es una respuesta complicada para los adultos...y también para los niños.

   Julie Bayer Salzman y Josh Salzman, escucharon una conversación de su hijo de 5 años con un amigo, al que le explicaba cómo se sentía, cómo reaccionaba su cuerpo cuando le pasaban cosas malas, se sentía furioso, o tenía miedo y qué remedio había encontrado, le explicaba a su amigo cómo se tranquilizaba haciendo respiraciones.

  Tras oír este relato, se dieron cuenta de que tenían que divulgar esta historia para lograr que todas las escuelas enseñen a los niños este significado social tan importante. 

 El matrimonio decidió rodar este vídeo explicativo, en el que en tan solo 3 minutos los niños cuentan cómo realizan ciertas acciones con su cuerpo (cerrar los ojos, alejarse, respirar, etc) para ayudar a otros niños a manejar este tipo de situaciones.


“Solo Respira”, un potente corto que ayuda a gestionar emociones


  Este cortometraje promueve la conciencia emocional como un vehículo primario para cambiar nuestro modo de vivenciar nuestras experiencias sentimentales. Los niños hablan de lo que les hace sentir enfadados, tristes o culpables, de cómo reaccionan y de la manera que tienen de transformar sus sensaciones en positivas.


  Para realizar este trabajo de manera completa necesitamos también hablar de lo que nos produce alegría, placer y orgullo, así como de la manera que tenemos de comprenderlos y controlarlos.

  Ejercitar nuestro cerebro pensante y saber ponerle palabras y expresión a nuestras emociones nos ayuda a desarrollarnos y a tener éxito en nuestra vida. Porque, si no sabemos hacerlo, probablemente se vuelva en nuestra contra y nos haga vulnerables ante nuestro mundo interno.

  Es decir, el vídeo nos muestra cómo traducir nuestras emociones a palabras es una parte vital de su comprensión dado que las palabras se conectan con los sentimientos en sí mismos y las respuestas psicofiosológicas que generan.


  Es, sin duda, un vídeo con un excelente componente educativo que podemos aprovechar niños y adultos.


  Son maravillosas las metáforas y ejemplos que los niños exponen para transmitir sus sensaciones, describen en primer lugar las situaciones que estimulan la aparición de sentimientos negativos. 
 
  Qué pasa en su cuerpo, en su mente, para finalizar dando una solución, qué deciden hacer con su cuerpo para gestionar esas emociones y transformar su estado agitado en calma y serenidad.


Fuente: La mente es maravillosa / Aprendizaje / 20 minutos
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.