Morgan Freeman convierte su rancho de 50 hectáreas en santuario para salvar a las abejas

El actor Morgan Freeman se está preparando para convertirse en un apicultor profesional después de decidir albergar 26 colmenas de abejas en su finca de Mississippi



  Además de su gran talento, Morgan Freeman nos ha cautivado también por su esfuerzo para ayudar al planeta. Y su preocupación por las abejas lo llevó a convertir su rancho de 51 hectáreas en Mississippi en un santuario para abejas con plantas amigables con ellas, como árboles frutales y tréboles, magnolias y lavanda. De esta forma ayuda a apoyar el crecimiento de la población para pequeños polinizadores.

  La estrella de The Shawshank Redemption, de 77 años, tiene un gran interés en ayudar a salvar a los insectos de la extinción y ha comenzado a convertir su hogar en un refugio de abejas. “Acabo de recibir, hace dos semanas, 26 colmenas de abejas, por lo que estoy muy ocupado como apicultor”, aseguró el actor.



Las abejas polinizan un tercio de todo lo que comemos y desempeñan un papel vital en el mantenimiento de los ecosistemas del planeta.


Convertido en apicultor


  Hasta el momento, Freeman ha decidido no ponerse el tradicional sombrero de apicultura con velo cerrado para evitar ser picado, porque insiste en que no ha sido necesaria la protección adicional. Según él, se lleva de maravilla con las abejas de sus colmenas.

  “Nunca he usado (el sombrero de apicultura) con mis abejas… Aún no me han picado, porque en este momento no estoy tratando de cosechar miel ni nada, solo las estoy alimentando… Creo que entienden y piensan: “Oye, no molestemos a este tipo, nos trajo agua azucarada'”.

  Freeman, conocido por su activismo ambiental, no es la primera celebridad en dedicarse a la afición: sigue los pasos del fallecido actor Henry Fonda y de la reina del estilo de vida Martha Stewart, mientras que la actriz Beth Brohr, conocida por su actuación en la serie “2 Broke Girls” y su novio, Michael Gladis, de la serie Mad, también se han convertido en apicultores aficionados con fines ecológicos.


  “Se está haciendo un gran esfuerzo para que las abejas dejen de morir por todo el planeta. No nos damos cuenta de que son fundamentales: el planeta y nosotros mismos dependemos de ellas. 

  Tengo un especialista que se encarga de las abejas y de averiguar cuáles son las flores que les gustan. Así que tenemos hectáreas y hectáreas de trébol, estamos plantando cosas como lavanda, tengo 140 árboles de magnolia, con flores grandes“, dijo Freeman.

Morgan Freeman es uno de tantos actores de Hollywood que unen esfuerzos en defensa del medioambiente, como Leonardo Di Caprio, un gran activista que también destina grandes sumas de dinero a la conservación del planeta.



Fuente: LR21 / Intriper
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.