Cuantos menos juguetes tenga un niño será más inteligente y feliz, según estudio

Si lo que quieres es que tu hijo sea más feliz,

 ¡no le des tantos juguetes!

 



  En más de una ocasión puede que te hayas pasado mucho tiempo eligiendo el regalo perfecto, y que además no era nada barato, y creer que le encantaría y no se desprendería de él ni para dormir, pero en cambio y para tu desaliento, lo deja de inmediato y se pone a jugar con la caja en donde venía ese costosísimo regalo.



 Pero no debes desesperar, esto puede decir un par de cosas sobre tu hijo, y te sorprenderán. 

  Una reciente investigación de la revista Infant Behavior & Development, acaba de demostrar que los niños consiguen un tiempo de juego más saludable y también feliz cuando tienen menos juguetes.

 Así que según este estudio, los padres podrían ahorrarse mucho dinero y no comprar una enorme cantidad de juguetes, pero en cambio, sería bueno meditar qué juguetes son mejores para sus hijos.      

 

  En especial durante los primeros años de su infancia, los niños no tienen períodos de atención muy prolongados, y si además tienen demasiados juguetes, su atención se dispersa aun más. Los niños se sentirán abrumados entre tantas opciones, y cuando esto ocurre, lo más probable es que acaben sin jugar con ninguno.  

 

 Otra investigación realizada por la Universidad de Toledo en Ohio donde estudiaron el comportamiento de 36 niños de edades entre el año y medio y los dos años y medio, dejaron a dos grupos en dos salas diferentes. En una de ellas había 16  juguetes y en la otra apenas 4.    

 

 Los resultados fueron sorprendentes, ya que demostraron que cuando los niños tenían menos juguetes para entretenerse, ellos participaban más activamente y durante más tiempo que cuando tenían más cantidad de juguetes. 

  Y es que tener menos opciones los forzaba a desarrollar su imaginación y creatividad, a buscar maneras diferentes de divertirse con el mismo juguete y al mismo tiempo lo valoraban más cuando tenían menos. Al contrario, cuando tenían más juguetes, ellos perdían el interés más rápido y los valoraban menos.          


 Desde luego, todo padre quiere darle a sus hijos lo mejor sin importar cuánto esfuerzo demande, y a veces queremos compensar lo que nos faltó en la niñez y darles de más para que sean más felices de lo que nosotros fuimos.

 
  Sin embargo, el estudio de la revista Infant Behavior and Development demostró finalmente que: 

  La conclusión a la que llegaron es que, cuantos menos juguetes tenga un niño, será más feliz y además podrá desarrollar más sus habilidades en el futuro. Y también aprenderá a buscar el máximo de posibilidades al mismo juguete, creando a su vez una mejor valoración del mismo.



Si tiene demasiados juguetes, en cambio, es probable que aprenda a perder el interés demasiado rápido, porque la cantidad y variedad lo distraerá y hará que pronto se aburra, porque no habrá tenido oportunidad de desarrollar su imaginación.

 

  Así es que, aun en contra de lo que el sentido común pueda decirnos, llenarlos de juguetes no hará que sean más felices, sino al contrario, que les demos los necesarios y no más, les ayudará a desarrollar sus habilidades de manera positiva. 


 Es tan simple como que lo sencillo hará que tu hijo sea más feliz, ya que lo hará crecer desde su interior.

 Si esta nota te gustó y te pareció útil, no olvides compartirla en tus redes.

Fuente: Naran Xadul 

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.