4 frases que fortalecen la vida de un niño para siempre

Todos los adultos que forman parte de la vida de cualquier niño tienen una enorme responsabilidad en su formación. 




  Tanto padres como abuelos tienen que saber que los niños imitan de forma natural su comportamiento. Ellos aprenden de los adultos que hay a su alrededor, del modo en que hablan o se comportan.



 Por eso son tan importantes las frases que emplees y cómo actúes en su presencia. Y ese buen ejemplo es una de las lecciones más valiosas que podrás darles. 

 


4 frases que empoderan la vida de un niño para siempre


 Y para ser una influencia positiva es necesario ser un buen ejemplo tanto en palabras como en acciones.


 Cada palabra que digas tiene un gran impacto en sus pequeñas mentes. Y sin que lo notes, puede traer grandes consecuencias. Por eso trata de ofrecerles frases que fortalezcan su autoestima y su carácter. 


1. "Debes tratar a los otros como quisieras ser tratado"


  La regla más importante de todas. Esta regla de oro se debe enseñar a los niños desde pequeños. Así verán lo importante que es tratar a los demás con educación, respeto y amabilidad. 

  Lamentablemente hay demasiadas personas que olvidan esta regla básica y no tienen capacidad de aceptar y respetar a los demás.



  Por eso tus palabras deben enseñarles a tus hijos a respetar a los otros, pero tus acciones también tienen que ser el reflejo de esas palabras pues si no todo lo que digas caerá en saco roto. La única manera en que tu hijo aprenda es con el ejemplo, así lo entenderá y en vez de ser un patán agresivo, podrá ser un líder o un pacificador.


2. "Aprende a escuchar antes de hablar"

 

  Esta lección se aprende con los años y una práctica constante. Es difícil para los más pequeños que siempre se sienten en urgencias, pero es muy valioso enseñarles esta forma de respeto. 



   Ser un oyente atento también los ayudará a ser buenos estudiantes y mejores amigos. Escuchar con atención a alguien es una manera de demostrar que te importa lo que dice y que valoras su confianza, aunque es un hábito difícil de lograr, vale la pena que tus hijos lo aprendan poco a poco.

 


3.  "Piensa siempre en positivo"


  Esta frase parece muy simple en apariencia, pero hacerlo realidad es otra historia. Sin embargo, enseñarles a tener pensamientos positivos será una lección muy poderosa que hará que tengan una mejor actitud ante la vida. 

 

 Hay ocasiones en la vida que mantenerse positivo parece imposible, pero si tus hijos lo   aprendieron de pequeños, les será más fácil superar todos los obstáculos sin perder el ánimo.


4. "Tu bondad es el regalo más grande que puedes ofrecer"


 Ser siempre amable es una de las lecciones más importantes que puedes enseñar a tu hijo. El mundo ya está lleno de gente amargada que juzga y no tiene compasión. 

 Por eso encontrar a alguien en verdad amable, bondadoso y compasivo es todo un tesoro. Enseña a tu hijo que sea de esas personas que tanta falta hacen.

 

 Ser amable puede hacer toda la diferencia para otra persona que está pasando por un mal momento, y esa bondad, aunque a veces no sea justamente recompensada, hará de tu hijo una de esas escasas y hermosas personas que vale la pena conocer y valorar.   


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.