5 promesas que todas las mujeres fuertes deben hacerse

"Nadie tiene el poder de hacerte sentir inferior si no se lo permites", eso decía Eleanor Roosevelt, ex primera dama de Estados Unidos




  Ser fuertes nace muchas veces del dolor, o hasta de hechos traumáticos. Las mujeres fuertes antes de serlo se han sentido débiles y vulnerables durante demasiado tiempo en sus vidas.   
 


  Y esa fuerza que tenían en su interior no surgió de la nada. Toda esa fortaleza tuvieron que nutrirla y cultivarla durante años. Toda esa fortaleza fue producto de largos procesos de meses o años para dejar de ser tratada mal y despreciada por sus relaciones.

  Muchas veces por temor a una reacción violenta o a quedarse sola. Toda mujer fuerte ha ganado esa fortaleza a la vez que ha sumado cicatrices que no siempre son fáciles de notar sino que han dejado huella en su interior.


PROMÉTETE  TI MISMA NUNCA RENUNCIAR A LO QUE ERES POR NO MOLESTAR A OTROS

  Una mujer fuerte sabe que la falsedad no te lleva al éxito de ningún tipo. Evita desgastarte queriendo agradar a todos, asume que no congeniarás con todas las personas, y que no todas son dignas de que lo intentes siquiera. Sobre todo si tienes que aparentar algo que no eres para conseguirlo.   

 Siempre debes tener fuerza suficiente para ser honesta y auténtica. No cambies por los demás si va en contra de lo que eres o quieres ser. 

  Ya eres una persona completa y por eso no permitas que nadie te divida en trocitos y elija de ti lo que considera aceptable y lo que no. 


PROMÉTETE NUNCA PRETENDER QUE LA GENTE CAMBIE POR TI

 La gente sólo cambia cuando en verdad desea hacerlo. Ni con todo el amor del mundo harás a alguien mejor si no tiene intenciones de mejorar. Si no lo hace por sí, no lo hará por ti.  


 Pretender que alguien cambie por ti solo te traerá frustración. Si eres una mujer fuerte sabrás que no tiene sentido intentar cambiar a la persona que amas. La gente solo cambia cuando quiere hacerlo.     

   Si persistes en cambiar a esa persona te desilusionarás y puede llegar a dañarte a ti misma. Recuerda que tampoco tiene sentido amar a alguien que no intenta ser una mejor persona por voluntad propia. 


PROMÉTETE NO ACEPTAR MENOS DE LO QUE MERECES

  Todas las mujeres fuertes alguna vez creyeron ver algo bueno en alguien y se dejó sufrir por pensar que podía hacer crecer esas virtudes con el tiempo. Pero al final, entendió que no se puede cultivar flores en jardines de espinos.   

  La fortaleza se alcanza cuando esa mujer entiende que merece a alguien que simplemente sea bueno por su propia voluntad, sin que alguien se lo recuerde todo el tiempo. Prométete que no dejarás que esto se repita.


PROMÉTETE JAMÁS CAER NI EN LOS JUEGOS NI EN MANIPULACIONES DE NADIE

   Es normal caer en los juegos mentales de otras personas y toda mujer fuerte alguna vez habrá caído en los ardides de esta gente sin principios. Pero debes prometerte alejarte de este tipo de juegos en cuanto los percibas. 

  Vive tu vida de acuerdo con tus propios principios y no dejes que nadie te imponga sus reglas.




 PROMÉTETE JAMÁS TE USARÁN DE NUEVO

  Recuerda siempre cuánto vales y que no mereces ser usada por ninguna persona. Fortalece tu autoestima y serás más fuerte que nunca. Prométete que no permitirás que nadie te trate como si no valieras nada.

  A pesar de que esa fuerza surge de haberte sentido débil, esa fortaleza te acompañará siempre. 

  Recuerda que todo lo que aprendas en la vida, por duro que resulte, te dará más fuerza para continuar y afrontar nuevos retos y será escalones que te eleven por el resto de tu vida.

  Toda mujer fuerte se ha hecho una lista de promesas hechas a sí misma que le marcan sus propias reglas para mantenerse sanas tanto mental como emocionalmente. Toda mujer fuerte aprendió a no conformarse ni dejarse mentir o ser engañada.

Ya eres una persona plena y completa, con gran capacidad para dar y recibir amor y comprensión. Pero esto solo para quienes te merecen y te tratan como te lo mereces.  

 
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.