¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


martes, 29 de noviembre de 2016

Los 20 libros más difíciles de leer y que pocos terminan ¿tú pudiste?

Los libros más difíciles de leer y que casi nadie termina...y los enlaces para que lo intentes
¿Aceptas el reto?


   Historias que llegan a tener tantos personajes que es imposible seguir le hilo sin un cuaderno de anotaciones, libros con tantos saltos temporales que el lector se puede perder entre la infancia, juventud, vejez o los 100 años anteriores a la vida de los personajes, la forma en que la historia se muestra, simbolismo, prosa, verso, novelas violentas e incomodas, lecturas que no son ligeras y que obligan al lectora una mayor dosis de concentración y sacrificio.


   Disfruta de esta lista con los libros que pocos logran terminar de leer





 1.





   Las claves para la comprensión de esta novela son su simbolismo épico, basado en La Odisea de Homero, y también su atmósfera naturalista, fiel reflejo de la ciudad de Dublín.
   Narra un sólo día de la vida del protagonista pero hay tantos simbolismos y paralelismos retóricos que se hace imposible no perderse.






2.

                                                


    Claramente es una novela experimental, tardó diecisiete años en escribirla, pero fue en gran parte en un lenguaje inventado, fruto de la mezcla de unidades léxicas inglesas con neologismos y otros elementos lingüísticos que hacen sumamente difícil comprenderlo, incluso para un nativo.







3.
Thomas Pynchon


                                                          

   Novela compleja y larga (más de mil páginas en hispano), con muchísmos personajes que aparecen y desaparecen. Se ambienta en Europa a finales de la Segunda Guerra Mundial y se centra en el diseño, la producción y el lanzamiento del cohete V-2 por el ejército alemán.
   Según El Time, está entre las cien mejores novelas de la historia y según el New York Times es una de las más largas, difíciles y ambiciosas novelas que se han escrito.




4.
Cormac McCarthy




   Una mezcla de violencia y nihilismo, cosa que no siempre es de agrado para muchos lectores. Esta historia del ganador del premio Pulitzer por La carretera, narra la historia del “chaval” quien se une a una banda de mercenarios que se dedica a matar indígenas y nativos americanos entre la frontera de Estados Unidos y México en 1849.




5.
Gertrude Stein






   Por su complejo uso de la repetición y su gran extensión, este libro que se podría entender como uno de los pocos ejercicios de cubismo literario; es considerado tedioso y difícil de leer, pero no hay que olvidar que su autora es, en parte, la culpable del estrellato de artistas como Picasso, Cézanne o Renoir.





6.
J. R. R. Tolkien






   Si El señor de los anillos puede llegar a ser confuso con tantos personajes, historias, legados y aventuras, este libro es la biblia de la Tierra Media, la creación del Universo, de las criaturas que habitan la Tierra y las primeras batallas. Estas historias son parte del libro de uno de los filólogos más populares de la historia.





7.
Julio Cortázar



   La más famosa novela de Cortázar, el texto que se puede leer de diferentes formas y que revolucionó la literatura para siempre.   Y es que es su argumento difuso, el que ubica en varios cuerpos y lo mismo se lee de amor que de arte, el que atrae, porque es leer de cierta forma a la vida pero sin que necesariamente tenga ésta una introducción, un nudo y un desenlace, y los días de la Maga, de Horacio, de Morelli, Talita o de Traveler no trascurren en sujeto, verbo y predicado.



8.
Fiódor Dostoyevski





   Una de las novelas más importantes de la literatura universal, el problema ético que se plantea el protagonista, las conversaciones entre personajes que se elevan a diálogos filosóficos y la narración del autor, es lo que convierte a Dostoyevski en uno de los escritores más respetados y difíciles de entender de la historia.





9.
Koushun Takami





   A pesar de que la película es famosa internacionalmente, el libro de Koushin Takami muestra una denuncia a la sociedad oriental; muestra, además, lo que para unos es el resultado de una guerra tan devastadora como la Segunda Guerra Mundial a través de una masacre entre adolescentes en la que todo es matar o morir.



10.
Marqués de Sade



    Durante el reinado de Luis XIV, en una época paupérrima para el pueblo francés, un aristócrata, un eclesiástico, un banquero y un juez (representantes de los cuatro poderes de Francia) se enclaustran en un castillo en Suiza durante 120 días para disfrutar de 600 tipos de placer, 150 por mes y cinco por jornada.




11.
Gabriel García Márquez







   Libro que radica en la manera en la que el escritor narra la vida de tantas personas, los nexos y conflictos por los que atraviesan; también en la belleza de obligar al lector a contar con un árbol genealógico con el que se debe guiar para no perderse entre tantos años e historias.




12.
Dante Alighieri




   Una de las cumbres de la literatura universal. Este poema épico es un viaje por la mentalidad de la edad media que lleva al lector a conocer el infierno y a muchos de los famosos personajes históricos que se encuentran en todos sus círculos; el purgatorio y la forma de redimirse de los pecados; y el paraíso, el lugar donde Dante por fin podrá ser feliz junto a su amada Beatriz.





13.
Umberto Eco




   El libro no sólo dota de simbolismo las páginas que escribe, incluye diálogos filosóficos y convierte su texto en novela histórica, también obliga al lector a pasar por un aproximado de 100 páginas de narración para, después, compensarlo con una de las mejores novelas escritas en los últimos años. Al terminar las páginas antes mencionadas, el lector no podrá parar de leer para descubrir al asesino de una abadía del siglo XIV.






14.
Aleksandr Solzhenitsyn





   Para escribir este libro, el autor no sólo empleó hechos autobiográficos, también entrevistó a más de 227 sobrevivientes de los campos de trabajo soviéticos o “gulags”, los que entre 1926 y 1952 albergaron aproximadamente a 50 millones de prisioneros, de los cuales, cerca de la mitad nunca salió de allí.
   La narración de Solzhenitsyn es fácil y simple, pero la dificultad de este libro es el dolor, la tragedia y el sentimiento tan triste con el que este premio Nobel impregna al libro.







15.
Don DeLillo





   Nick Shay es el protagonista de la compleja novela, por momentos parece no ser relevante, pero el hilo conductor siempre termina recayendo en él. Con apariciones de Edgar Hoover, Frank Sinatra y Jackie Gleason, esta novela es una de las obras cumbres de finales del siglo XX.






16.
William Burroughs





   Novela no lineal; ésta fue creada por uno de los máximos exponentes de la generación beat, quien llegó a abusar de todas las drogas, incluso viajo a Sudamérica en busca de un alucinógeno que, supuestamente, le permitiría controlar la mente. Tachada de “obscena” y prohibida en Boston hasta 1966, Naked Lunch creó uno de los libros que arrastran al lector al infierno, la cabeza de un junkie.



17.
León Tolstoi




   Libro que carga con el estigma recurrente de que leer a los rusos es complicado y más fatigoso que escalar algún pico de los Urales. Su autor lo escribió convalenciente, después de romperse un brazo tras caerse de un caballo. Algunos lectores declaran en este tipo de debates haberse sentido así durante su lectura.





18.
Jane Austen

   Novela que esconde claves en su título. Algunos lectores la acaban por lo primero, por orgullo, y otros ni se acercan por lo segundo, por puro prejuicio. Es una cumbre de los bisbiseos y los tejemanejes románticos, incluso cómicos, pero el lector contemporáneo a menudo se harta de las tensiones sexuales que sí celebra en las telecomedias.




19.
Laurence Sterne




   El autor falleció antes de que se publicara como novela; de hecho, muchos especialistas consideran la obra inacabada después de tantísimas páginas.
   El libro pretende ser la autobiografía del narrador, que se pierde en digresiones y bucles infinitos y tronchantes pero no aptos para todos los paladares.







20.
Herman Melville



   Otro libro que genera opiniones encontradas. Para unos es un texto vibrante, mientras que otros se cansan con la obsesión del Capitán Ahab por cazar a la ballena.
   Todos Conocemos la novela del escritor Herman Melville, una obra maestra que nos cuenta la epopeya y la rivalidad del capitán con la ballena . Este libro consta de 823 paginas , consideradas para algunos muy larga y difícil de digerir.


1 comentario:

  1. He leído algunos de los títulos que mencionan:Moby Dick es pesada por el lenguaje y algo del estilo alambicado, pero a veces se entiende la obsesión del capitán.Cien años de soledad es para mí, la mejor novela del maestro García Márquez, aunque un poco confusa por la serie de personajes que contiene.La guerra y la paz, tiene la misma característica del siglo XIX: lenguaje pesado y actitudes que no todo mundo entiende por lo anticuado.Jane Austen, con todo respeto, no me gusta a pesar del re lanzamiento de su obra y aclaro: tampoco me gustan las tele comedias. El naked lunch es una verdadera pesadilla, tal vez por el lugar de donde proviene: la mente de Burroughs. El archipiélago Gulag es dolorosa, no pesada, sino patética.El nombre de la rosa es muy emocionante, incluso la edición donde no traducen los latinismos (me divertí buscando las traducciones).La divina comedia está sobre valorado (según lo veo), se me hace llorón y lamentable.Los 120 días de Sodoma atrae a los morbosos, pero te decepciona por tanta escena tan repulsiva.Rayuela es una obra maestra de la locura genial de Cortázar. El silmarillion sólo para veraderos fanáticos de Tolkien. El Ulises es laberíntico y pésimo para aquellos que no tienen en cuenta la puntuación.De los demás, me avergüenzo; no los conozco.

    ResponderEliminar

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com