25 REFLEXIONES DE MARÍA MONTESSORI PARA EDUCAR A LOS NIÑOS QUE CAMBIARÁN SUS VIDAS

Se dice que sólo cuatro pedagogos del siglo XX revolucionaron la crianza de los niños. Ellos son el americano John Dewey, el alemán Georg Kerschensteiner, la italiana Maria Montessori y el pedagogo de la entonces Union Soviética, Antón Makarénko.



  María Montessori, una de los grandes pedagogos del siglo XX, tiene una serie de  “mandamientos – recordatorios –  reflexivos” que pueden revolucionar tu forma de educar a tus hijos. María redactó estas frases, que parecen sencillas, pero que son grandes reflexiones que esconden verdades como puños.


Los niños aman el orden y la disciplina de manera natural


  Lo primero que es necesario consiste en observar el comportamiento del niño, que sirve para conocer su naturaleza psíquica y los impulsos que emanan de esa naturaleza como guías de su desarrollo.

  Es lo que permitió a la doctora Montessori descubrir la verdadera naturaleza del niño, contraria a lo que comúnmente se cree, y es que según ella es una naturaleza “que ama el orden y la disciplina; que le conduce a una obediencia activa, no sumisa; que ama el trabajo interiormente constructivo y le hace social con los demás”.

  Por causa de nuestros prejuicios malinterpretamos la conducta del niño. Esa conducta la interpretamos con criterios de adulto, y eso no es correcto.  


Con los estímulos adecuados, cada niño aprende a su manera


  En cuanto a la segunda tarea, se trata de que padres y profesores preparen y ofrezcan estímulos adecuados que permitan al niño la elección de aquellos que demanden sus impulsos interiores.


 Para que tal elección sea correcta es preciso que al niño le rodee un ambiente especialmente preparado para el desarrollo de su estructura física y psíquica. En tal ambiente, y con la posibilidad de elegir las actividades que sus impulsos internos le solicitan, el niño sigue su propio método de aprendizaje. 

 Eso sí, bajo la atenta mirada del adulto, que elimina obstáculos y aporta una rica y estimulante batería de actividades. Según la doctora Montessori, lo que el niño espera del adulto es que "le ayude a hacerlo por sí mismo”.

 Esta gran mujer y educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga, feminista y humanista, fue la primera mujer italiana que se graduó como doctora en medicina. Su sabiduría es de escuchar, aprender y tener en cuenta en tu vida y en la de tus hijos. Toma estas frases para ti y tu familia, porque son realmente muy buenas.

1.
"Los niños aprenden de lo que los rodea."


2.
"Si criticas mucho a un niño, él aprenderá a juzgar."


3.
"Si elogias con regularidad al niño, él aprenderá a valorar."


4.
"Si se le muestra hostilidad al niño, él aprenderá a pelear."


5.
"Si se es justo con el niño, el aprenderá a ser justo."


6.
"Si se ridiculiza al niño con frecuencia, él será una persona tímida."


7.
"Si el niño crece sintiéndose seguro, aprenderá a confiar en los demás."

8.
"Si se denigra al niño con frecuencia, se desarrollará en él un malsano sentimiento de culpa."

9.
"Si las ideas del niño son aceptadas con regularidad, él aprenderá a sentirse bien consigo mismo."

10.
"Si se es condescendiente con el niño, él aprenderá a ser paciente."


11.
"Si se alienta al niño en lo que hace, ganará seguridad en sí mismo."

12.
"Si el niño vive en una atmósfera amigable y se siente necesario, aprenderá a encontrar amor en el mundo."

13.
"No hables mal de tu niño/a, ni cuando está cerca, ni cuando no lo está."


14.
"Escucha siempre a tu hijo y respóndele cuando él se acerque a ti con una pregunta o un comentario."

15.
"Respeta a tu hijo aunque haya cometido un error. Lo corregirá ahora o quizá un poco más adelante"


16.
"Está dispuesto a ayudar si tu niño busca algo, pero también está dispuesto a pasar desapercibido si él mismo ya ha encontrado lo que buscaba."


17.
"Ayuda al niño a asimilar lo que antes no había podido asimilar. Haz eso llenando el mundo que lo rodea de cuidado, discreción, oportuno silencio y amor."

18.
"Cuando te dirijas a tu hijo, hazlo siempre de la mejor manera. Dale lo mejor que hay en ti."

19.
"Tocar al niño es tocar el punto más delicado y vital, donde todo puede decidirse y renovarse, donde todo está lleno de vida, donde se hallan encerrados los secretos del alma, por ahí se elabora la educación del hombre del mañana."


20.
"La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: "Ahora los niños trabajan como si yo no existiera".


21.
"Concéntrate en el desarrollo de lo bueno del niño de tal manera que sencillamente no quede lugar para lo malo."


22.
"La esencia de la educación Montessori es ayudar al niño en su desarrollo y ayudarlo a adaptarse a cualquier condición que el presente le requiera."


23.
"Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo."


24.
"El niño, guiado por un maestro interior trabaja infatigablemente con alegría para construir al hombre. Nosotros educadores, solo podemos ayudar... Así daremos testimonio del nacimiento del hombre nuevo."


25.
“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”



No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.