LAS 101 MEJORES FRASES DE "ORGULLO Y PREJUICIO"

 Orgullo y Prejuicio es, al mismo tiempo, una gran novela de suspense y una muy lograda historia de amor, una obra entretenidísima e interesante como pocas. Y todo comienza con la llegada del rico y apuesto Mr. Darcy a su región, lo que pone a las vidas de los Bennet y sus cinco hijas de cabeza...



 El orgullo y la distancia social, la astucia y la hipocresía, los malentendidos y los juicios apresurados abocan a sus personajes al escándalo y al dolor, pero también a la comprensión, el conocimiento y el amor verdadero, son sólo algunos de los intensos sentimientos reflejados en sus páginas, y aquí, compartimos con ustedes 100 de sus mejores frases:

1. La imaginación de una dama es muy rápida; salta de la admiración al amor, del amor al matrimonio en un momento.

2. Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero en posesión de una buena fortuna, debe necesitar una esposa.

3. Las personas enojadas no siempre son sabias.

4. No puedo fijar la hora, o el lugar, o la mirada, o las palabras, que sentaron las bases. Fue hace mucho tiempo. Yo ya estaba en medio de todo antes de saber que había comenzado.

5. Hay un poco de terquedad en mí que no permite que me asuste la voluntad de los demás. Mi valentía siempre se alza frente a cualquier intento de intimidación.

6. Podría fácilmente perdonar su orgullo, si no se hubiera avergonzado del mío.

7. Debo aprender a conformarme con ser más feliz de lo que merezco.

8. Soy la criatura más feliz del mundo. Tal vez otras personas lo han dicho antes, pero ninguna con tal justicia. Soy más feliz aún que Jane; ella sólo sonríe, yo me río.

9. No tengo el placer de entenderte.
 
10. ¿Para qué vivimos, si no es para ser el hazmerreír de nuestros vecinos y reírnos de ellos cuando es nuestro turno?

11. Debes aprender algo de mi filosofía. Piensa solo en el pasado, ya que su recuerdo te da placer.

12. Era el hombre más orgulloso y desagradable del mundo, y todo el mundo esperaba que nunca volviera allí.

13. Es un caballero y yo soy la hija de un caballero. Hasta ahora somos iguales.

14. Ella es tolerable, pero no lo suficientemente guapa como para tentarme, y no estoy de humor en este momento para darle importancia a las jóvenes damas que son despreciadas por otros hombres.


15. Si hubiera estado enamorado, no podría haber sido más desdichadamente ciego. Pero la vanidad, no el amor, ha sido mi locura.

16. Solo estoy resuelto a actuar así, lo cual, a mi juicio, constituye mi felicidad. Sin referencia a ti, ni a ninguna persona tan completamente ajena a mí.

17. ¡Nadie puede decir lo que sufro! Pero siempre es así. Los que no se quejan, nunca son compadecidos.

18. Las locuras y las tonterías, los caprichos y las inconsistencias me desvían, me pertenecen, y me río de todo ello siempre que puedo.

19. Estaba convencida de que podría haber sido feliz con él, cuando ya no era probable que se encontraran.

20. Uno no puede estar riéndose siempre de un hombre sin tropezar de vez en cuando con algo ingenioso.

21. No me consideres ahora como una mujer elegante que tiene la intención de infectarte, sino como una criatura racional que te habla con la verdad de su corazón.

22. Yo también podría preguntarte -replicó ella-, ¿por qué con tan evidente intención de ofenderme e insultarme, escogiste decirme que te gustaba contra tu voluntad, contra tu razón, e incluso contra tu carácter?

23. A una chica le gusta ser atrapada un poco en el amor de vez en cuando. Es algo en lo que se puede pensar.

24. No es necesario alarmarse sin razón. Aunque es cierto que debemos estar preparados para lo peor, aun no se trata de nada seguro.

25. Caminaron sin importar cuál era el destino inmediato. Había mucho que pensar, y sentir, y decir, solo por decir algo.

26. Es una suerte que poseas el talento de halagar con delicadeza. ¿Puedo preguntar si éstas agradables atenciones proceden del impulso del momento, o son el resultado de un estudio previo?

27. Hasta este momento nunca me conocí.

28. ¿Podría haber síntomas más finos? ¿No es la incivilidad general la esencia misma del amor?

29. De todo lo que puedo inferir por su manera de hablar, ustedes deben ser dos de las chicas más tontas en el país. Lo sospechaba desde hace algún tiempo, pero ahora estoy convencido.

30. Sí, la vanidad es una debilidad. Pero el orgullo, cuando ocurre con una superioridad mental real, siempre está bien regulado.

31. No desesperes, el hombre adecuado vendrá por fin.

32. Estoy decidida a que solo el amor más profundo me induzca al matrimonio. Terminaré como una vieja doncella y enseñaré a tus diez hijos a bordar cojines, y a tocar muy mal sus instrumentos.

33. Me encanta la risa. Espero nunca ridiculizar lo que es sabio o bueno.


34. Él es un hombre tan antipático que sería considerablemente muy desafortunado que yo le gustara.

35. Cuán poca felicidad permanente puede pertenecer a una pareja que solo se reúne porque sus pasiones son más fuertes que sus virtudes.

36. Cuanto más veo el mundo, más estoy insatisfecho con él. Todos los días confirmo mi creencia de las inconsistencias de todo lo humano.

37. No quiero evitar el paseo. La distancia no es nada cuando uno tiene un motivo.

38. Todo nutre lo que ya es fuerte.

39. Hay muy pocos de nosotros que no perciben una sensación de autocomplacencia en la exaltación de una cualidad u otra, real o imaginaria.

40. En muchas ocasiones, no es otra cosa que nuestra propia vanidad la que nos engaña. La admiración de las mujeres por la elegancia significa más de lo que hace.

41. Todos somos tontos en el amor.

42. Aquí todos tenemos un ánimo poco sociable, taciturno, sin disposición a la charla. A menos que esperemos decir algo que sorprenda a toda la sala, y que pase a la posteridad con el gran éxito de un proverbio.

43. Elizabeth nunca había estado más confusa para hacer que sus sentimientos parecieran lo que no eran. Era necesario reír, pero hubiera preferido llorar.

44. Ciertamente no tengo el talento, que algunas personas poseen, de conversar fácilmente con quienes nunca había visto antes.

45. En vano he luchado y no permitiré que esto siga así. Mis sentimientos ya no serán reprimidos. Debes permitirme decirte cuán ardientemente te admiro y te amo.

46. Una persona puede sentirse orgullosa sin ser vana. El orgullo se relaciona más con la opinión que tenemos de nosotros mismos, la vanidad con lo que queremos que otros piensen de nosotros.

47. La buena opinión, una vez perdida, se pierde para siempre.

48. Estabas molesto con las mujeres que siempre hablaban y miraban, pensando solo en tu aprobación. Desperté y te interesé porque yo era muy diferente de ellas.

49. He estado meditando sobre el gran placer que un par de hermosos ojos, en la cara de una mujer bonita, puede otorgar.

50. ¡Qué ni Dios lo quiera! ¡Eso sería la mayor desgracia de todos! ¡Encontrar a un hombre agradable a quien uno está decidido a odiar! No me desees semejante mal.

51. Y a todo esto ella debe agregar algo más sustancial, la mejora de su mente por medio de la lectura extensiva.

52. Ser aficionado al baile era un paso seguro hacia el enamoramiento.

53. Esperas que responda por opiniones que tú has decidido considerar mías, pero que nunca he reconocido.

 
54. Mis ideas fluyen tan rápidamente que no tengo tiempo para expresarlas, por lo que mis cartas a veces no transmiten ninguna idea a mis corresponsales.

55-Cuando más temía fracasar, estaba más segura del éxito, pues aquellos a quienes se esforzaba por dar placer estaban predispuestos a su favor.

56. Tengo el mayor respeto por tus nervios, son mis viejos amigos.

57. Corresponde, sobre todo, a aquellos que nunca cambian de opinión, estar seguros de juzgar correctamente desde el principio.


58. No tengo ninguna pretensión por esa clase de elegancia que consiste en atormentar a un hombre respetable.

59. ¡Cuántas veces no añoró que sus primeras impresiones fueran más razonables, más moderadas!

60. ¡Qué desafortunado es que tengas una respuesta razonable para dar, y que yo deba ser tan razonable como para admitirlo!

61. Confieso que, después de todo, no hay disfrute como la lectura. Uno se puede cansar rápidamente de cualquier cosa, menos de un buen libro. Cuando tenga una casa propia, seré miserable si no tengo una excelente biblioteca.

62. Si no eres tan compasiva como para cenar hoy con Louisa y conmigo, estaremos en peligro de odiarnos el resto de nuestras vidas. La conversación íntima de un día entero entre dos mujeres nunca puede terminar sin una pelea.

63. El más sabio y el mejor de los hombres, más aún, la más sabia y la mejor de sus acciones, puede ser ridiculizada por una persona cuyo primer propósito en la vida sea un chiste.

64. Ha venido tan gradualmente, que apenas sé cuándo comenzó. Pero creo que debo fechar el inicio aquella primera vez que vi sus hermosos jardines en Pemberley.

65. El poder de hacer cualquier cosa con rapidez es siempre algo muy apreciado por el poseedor, y a menudo hace que se pierda la atención a la imperfección de la actuación.

66. Nunca debes salir al aire libre hasta que puedas probar que has pasado diez minutos de cada día de una manera racional.

67. Nunca podría ser tan feliz como tú. Hasta que tenga tu disposición, tu bondad, nunca podré tener tu felicidad.

68. Quizá es que me resulta difícil perdonar las locuras y los vicios de los demás, o sus ofensas contra mí.

69. Hay un viejo dicho, con el que todo el mundo aquí, por supuesto, está familiarizado: no te metas en lo que no te importa. Procuraré concentrarme en mis asuntos y hasta ahí.

70. Ella se avergonzaba de sí misma. No podía pensar en Darcy ni en Wickham sin sentir que había sido ciega, parcial, prejuiciosa, absurda. ¿Cómo?

71. Me mostró cuán insuficientes eran todas mis pretensiones para complacer a una mujer digna de estar complacida.

72. La felicidad en el matrimonio es enteramente una cuestión de azar.

73. Ciertamente hubo un pésimo manejo en la educación de esos dos jóvenes. Uno tiene toda la bondad, y el otro toda la apariencia de ella.

74. Cada impulso del sentimiento debe ser guiado por la razón; y, en mi opinión, el esfuerzo siempre debe ser en proporción a lo que se requiere.

75. Eres demasiado generoso para jugar conmigo. Si tus sentimientos siguen siendo lo que eran el pasado abril, dímelo de una vez. Mis afectos y deseos no han cambiado, pero una palabra tuya me puede hacer callar sobre este asunto para siempre.

76. ¿Por qué está tan alterado? ¿De qué puede venir tal molestia? No puede ser por mi causa que sus modales sean de tal manera suavizados. Es imposible que me siga amando.

77. Una alternativa infeliz está delante de ti, Elizabeth. A partir de este día tú debes ser un extraño para uno de tus padres.

78. Nada es más engañoso que la apariencia de humildad.

79. Unos jóvenes, tan remilgosos que no soportan estar en contacto con un poco de sin razón, no merecen el arrepentimiento.

80. Qué listo eres para saber algo que ignoras por completo.

81. Tú me humillaste adecuadamente. Acudí ti sin dudas acerca de cómo sería mi recepción. Me mostraste cuán insuficientes eran todas mis pretensiones de complacer a una mujer digna de ser complacida.

82. Desde que empezó –desde el primer momento, casi puedo decirlo- mi relación contigo, tus modales me impresionaron por tu completa arrogancia,presunción y egoísta desprecio de los sentimientos de los demás.

83. Mis afectos y deseos no han cambiado. Pero una palabra tuya hará que guarde silencio sobre este tema para siempre.

84. A duras penas supo cómo imaginar que pudiera ser objeto de admiración para un hombre tan grandioso.

85. Creo que estás en una posición en la que es peligroso hacer que se enamore de ti, de lo que jamás hallas estado.

86. Ahora es su turno de decir algo, Sr. Darcy. Hablé sobre el baile usted debe hacer algún tipo de comentario sobre el tamaño de la habitación o el número de parejas.

87. Hay pocas personas a las que realmente amo, y son todavía menos si me lo pienso con cuidado.

88. Ella es una de esas jóvenes que buscan recomendarse a sí mismas al otro sexo subestimándose a sí mismas. Con muchos hombres, me atrevo a decir, esta estrategia tiene éxito. Pero, en mi opinión, es una estratagema mezquina, un arte muy mezquino.

89. ¡Oh! ¡Soltero, querida, para estar seguro! Un hombre soltero y con una gran fortuna solo aparece uno cada cuatro o cinco mil al año. ¡Qué buena noticia para nuestras chicas!

90. ¿Qué elogio es más valioso que la alabanza de un siervo inteligente?

91. No estaba en su naturaleza, sin embargo, aumentar sus vejaciones explicándolas. Estaba segura de haber cumplido su deber, y preocuparse por los males inevitables, o aumentarlos por su ansiedad, no era parte de su disposición.

92. Es maravilloso. Para casi todos, sus acciones pueden ser atribuidas al orgullo, y el orgullo ha sido a menudo su mejor amigo.

93. Es una mujer egoísta e hipócrita, y no tengo ninguna opinión de ella.

94. Yo lo animo a estar en su jardín tan a menudo como sea posible. Luego él tiene que caminar a Rosings casi todos los días. Admito que lo animo en eso también.

95. Si no tuviera que escribir también una carta, podría sentarme a tu lado y admirar la uniformidad de tu escritura, como otra señorita hizo alguna vez. Pero también tengo una tía, que no debo descuidar más.

96. Ojalá pudiera tomar lo que dices como un cumplido. Pero que puedas leerme con tal facilidad, me temo que es lamentable.

97. Qué desafortunado, teniendo en cuenta que he decidido odiarlo por la eternidad.

98. Me he acostumbrado a considerar a poesía como la comida del amor.
 
99. Estoy sinceramente avergonzada de mí misma, Lizzy. Pero no te desesperes, pasará. Y, sin duda, más rápido de lo que debería.

100. No estaba de humor para conversar con nadie más que con él mismo. Para él, ella apenas tenía el coraje para hablar.

 104-Bueno, mi consuelo es que estoy seguro de que Jane morirá por tener el corazón roto, y entonces él se arrepentirá por lo que ha hecho.

101. De hecho, señor, no tengo la menor intención de bailar. Le ruego que no suponga que me moví de esta manera para suplicar por un compañero de baile.
  


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.