Profesor de Stanford asegura que si eliminas estas dos frases de tu vocabulario tendrás más éxito

La forma de hablar y las palabras que una persona usa no solo afectan la forma en la que los demás la perciben, sino que también tienen el potencial para incidir en su comportamiento, señala un profesor de Stanford.



el club de los libros perdidos, Stanford, Amazon, The Achievement Habit
el club de los libros perdidos, Stanford, Amazon, The Achievement Habit
  Cambiar una palabra por otra podría ayudarte a lograr tus objetivos.

  Así lo asegura Bernard Roth, profesor de ingeniería de la Universidad Stanford y director académico del Instituto de Diseño Hasso Plattner de Stanford.

  En su nuevo libro, The Achievement Habit, Roth sugiere algunos cambios lingüísticos que pueden ayudarte a tener más éxito. He aquí los dos más sencillos:


  1. Cambia ‘pero’ por ‘y

  Es probable que en alguna ocasión te sientas tentado a decir: “quiero ir al cine, pero tengo que trabajar”.

  En su lugar, Roth sugiere que digas: “quiero ir al cine, y tengo que trabajar”.

  Escribió: “Cuando utilizas la palabra pero creas un conflicto, a veces una razón, que en realidad no existe”. En otras palabras, es posible ir al cine y también hacer tu trabajo, solo tienes que encontrar una solución.

  En cambio, cuando utilizas la palabra y, “estás obligando a tu cerebro a procesar ambas partes de la frase”, explicó Roth. Quizá veas una película más corta o tal vez delegues parte de tu trabajo.


2. Cambia ‘tengo que hacer’ por ‘quiero hacer

 Roth recomienda un ejercicio sencillo: la próxima vez que pienses ‘tengo que’, cambia tengo por quiero.

 “Este ejercicio es muy efectivo para que las personas tomen consciencia de que lo que hacen en su vida, incluso las cosas que encuentran desagradables, es porque lo han elegido”, comentó.

 Por ejemplo, uno de los estudiantes de Roth sintió que tenía que matricularse en los cursos de matemáticas que requería su programa de posgrado, a pesar de que los odiaba. Después de terminar el ejercicio, se percató que realmente quería tomar las clases ya que el beneficio de completar los cursos era mayor que la incomodidad de asistir a las clases que no disfrutaba.

 Ambos cambios se basan en un componente clave de la estrategia de resolución de problemas llamada pensamiento de diseño. Cuando utilizas esta estrategia, desafías a tu forma automática de pensar y puedes percibir las cosas como realmente son.


 Cuando utilizas un lenguaje diferente puedes percatarte de que un problema no es tan difícil de resolver como parece y que tienes más control sobre tu vida de lo que realmente crees.

el club de los libros perdidos, Stanford, Amazon, The Achievement Habit


59 comentarios:

  1. Se han dado cuenta de que en la primera sustitución usan "tengo que" y luego la segunda palabra a cambiar es justamente esa. O sea que el primer ejemplo es incoherente con los consejos del profesor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que fue una coincidencia del ejemplo, o tal vez el ejemplo te obliga a que en de que "tengas que hacer" "quieras hacerlo"

      Eliminar
    2. Puede ser un problema de traducción del inglés al español?

      Eliminar
    3. No me dí cuenta, pero mi humilde razonamiento me hizo entender la idea principal del texto, es decir, logré entender a lo que se quería llegar o querían hacer referencia. Suerte!

      Eliminar
    4. Si medí cuenta, tal vez fue por la traducción, pero finalmente sí se entiende la idea fundamental...

      Eliminar
    5. en ese ejemplo esta haciendo referencia a una persona que aun no ha leido este articulo, entonces es inutil pretender que esa persona aplique lo que aun no sabe....

      Eliminar
    6. Exacto, flavio, tú sí piensas como escritor.

      Eliminar
    7. Ahora toda mi vida es una mentira.

      Eliminar
    8. No habla de "tengo que" Habla de sustituir la palabra "pero" por "y"
      Yo he trabajado muchos años atendiendo clientes y es cierto lo que dice el profesor... puedes dar una notica excelente y al introducir la palabra"pero" para continuar, el cliente olvida la primera parte y solo escuchará lo que venga después de "pero".
      Asistí a un curso de comunicación positiva y se hablaba precisamente de eso, de cambiar algunas pequeñas palabras por otras y el resultado es totalmente diferente.

      Eliminar
    9. Muy bueno Maria Belen, yo también trabajo con clientes y trato de pensar en la mejor manera de decir algunas cosas cuando podrían sonar como una negativa a alguna solicitud en particular... Hace la gran diferencia...

      Eliminar
    10. pero si esta diciendo que se cambie "tengo", por "quiero"...lo unico es que le falta las comillas. Se entiende perfectamente

      Eliminar
    11. lee de nuevo, pero mas atentamente

      Eliminar
    12. La redacción del artículo lleva a pensar que es algo mágico dejar de decir tal y cuál frase.

      La propuesta, según la entiendo, es de cambiar la mentalidad a través del lenguaje. No ver como obligaciones impuestas por algún agente externo algo que sabemos es lo mejor para nosotros y por tanto, dejar de decir "tengo que hacer esto" como algo que quisiera no tener que hacer.

      En resumen, no se trata de reducir el léxico sino de cambiar la actitud ante las situaciones conflictivas y que eso se refleje en cómo definimos tales situaciones.

      Eliminar
    13. Pero ahí el "tengo que" es una obligación, no es que la persona quiera trabajar. Esa es la diferencia con el segundo "tengo que"

      Eliminar
    14. Sería válido si complementas el 1er ejemplo con el 2do, quedando implícitamente el 1ero como "quiero ir al cine y quiero trabajar". Puedes atribuirlo también a la traducción como mencionan varios.

      Eliminar
    15. La idea es usar frases que sean alentadoras, positivas, y evitar las palabras o frases que ponen un freno o expresan una adversidad... Es cierto que el lenguaje utilizado muchas veces es altamente negativo

      Eliminar
    16. http://www.businessinsider.com/stanford-professor-eliminate-2-phrases-to-be-more-successful-2016-2 si quieres ser absolutamente literal, en inglés se entiende la diferencia y el segundo se aplica al 'HAVE TO' vs el 'WANT TO' mientras que en el primer ejemplo la horacion solo tiene 'but/and i HAVE work to do'

      Eliminar
    17. Se cambia tengo por quiero ...diferente.

      Eliminar
  2. Creo que es cuestión de que el uso de "tengo" es una obligación que nos crea cierto rechazo x que no nos gusta que nos obliguen, mientras que "quiero" es voluntad, deseo que viene de nosotros mismos que conlleva a un estado positivo. Voy a practicarlo. Gracias profesor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el verbo "tengo" es un verbo inactivo es decir que no denota acción por lo que se usa mucho decir "tengo que bla bla" por lo que significa que no has realizado y no realizaras ningún paso para concluir en el objetivo (éxito en el caso del autor); por eso esta frase "tengo que..." te aleja de iniciar una acción real y contundente que te aleja del éxito al realizar una tarea. si sustituyes "tengo que.." por "Quiero bla bla..! consigues hacer los pasos que te llevan al éxito de una vez porque aparta cualquier oportunidad de excusa para no realizarlo y te compromete contigo mismo a dar inicia a una serie de acciones para el éxito.

      Eliminar
    2. ...disculpen este teclado se queda pegado...!! por cierto lo que usa este autor es la Psicolingüística realmente. Es muy interesante como la sique reacciona al mandato de la palabra

      Eliminar
    3. Todo lo que dice el profesor, esta muy bien y bonito, pero el lenguaje lo elegimos a veces conscientemente otras inconscientemente, y quien entra en el subconsciente para dar esas ordenes al Yo ,y que seamos positivos y exitosos, si fuera tan fácil!según mi humilde opinión estamos todavia estamos en la edad media de comprender el cerebro y sus entresijos, de ahí tantos libros de autoayuda sin mucha base cientifica, sino que me lo demuestren(cientificamente en un estudio)

      Eliminar
    4. Date una vuelta por los videos en Youtube titulados "LA HUMANIDAD, VÍCTIMA DE BABILONIA 1,2,3...."

      Eliminar
  3. Podría ser, quiero ir al cine y tengo que trabajar...

    ResponderEliminar
  4. Para mi ha sido muy fructífero el recordatorio y lo he planteado asì: Quiero hacer ejercicio y me gusta madrugar. Antes decìa, quiero hacer ejercicios, pero lo duro es la madrugada. Y en mi labor lo he planteado
    asì: negativo, Tengo que ganar costos y replanteado es: Quiero ser Chef y voy a aprender costos.

    ResponderEliminar
  5. en el primer ejemplo trata sobre el pero que crea conflicto en el pensamiento llevando a una frustración y por ende finalizamos con el famoso ¨si hubiera...¨

    ResponderEliminar
  6. Uso correcto del kototama o espíritu de las palabras! !!

    ResponderEliminar
  7. Jajajja desapareceríamos los gallegos y por cierto, a los gallegos es a los que mejor nos va, Presidente del Gobierno (gallego), hombre más rico de mundo (gallego), hombre más inteligente del mundo gallego, lo del inteligente soy yo.

    ResponderEliminar
  8. utssssssssssssssssss, se paso toda su vida leyendo y filosofando para hacer esta ajprotacion a la humanidad, cambiar pero por y, creo hay que postularlopara un premio nobel....

    ResponderEliminar
  9. Nunca está de más un click hacía el lado positivo ..

    ResponderEliminar
  10. Voy a trabajar y voy a ir al cine. Primero el deber y luego el placer como una gran recompensa y gratificación.

    ResponderEliminar
  11. Creo que Gabriel tiene razón. Entiendo la idea final del profesor, pero una vez que lo lees entero te das cuenta de que es una incoherencia el ejemplo del cine y el trabajo con el punto 2.

    ResponderEliminar
  12. re-descubriendo .. HMMM
    León Tolstói (1828-1910) es el escritor ruso autor de novelas clásicas y editadas en decenas de idiomas como "Guerra y Paz" y "Anna Karenina", una de sus mejores frases:

    "El secreto de la felicidad no es hacer siempre lo que se quiere, sino querer lo que se hace."

    ResponderEliminar
  13. Excelente orientación!... Entiendo que está correcto la traducción por el hecho de que las traducciones no son literales, son culturales: forma de hablar o expresar que "tienen" las personas, lo que se "tiene que hacer", como si dijera "tengo por debo", los deberes propio del habla español y sus tantas variantes expresivas.

    ResponderEliminar
  14. Reemplazar 'Tengo que hacer’ por ‘quiero hacer’ sonaría medio raro, es como contradictorio en todo el contexto.
    Por ejemplo: Tengo que hacer la limpieza de la casa porque viene mi familia y quiero ir al cine... El que me escucha decir eso, diría; no limpies nada y ve al cine.
    Para nuestra lengua (castellano en Argentina), textualmente esas palabra no sirven. Esta claro lo que se quiso exponer y uno puede entender claramente la idea.

    ResponderEliminar
  15. Entonces mañana lunes empezaremos el día diciendo: quiero levantarme a las 5 de la mañana y quiero ir a trabajar. Como quiero llegar tarde a casa, querré ver a los niños tarde y si se durmen pronto no los veré y mañana será otro
    día.

    ResponderEliminar
  16. Los dos conceptos tienen vigencia hace unos 35
    años, uno de sus responsables O' Stevens autor del libro El darse cuenta (Gestaltica) de la Editorial 4 Vientos.

    ResponderEliminar
  17. Creo que es una tonteria, no es importante el vocabulario, pero si la actitud

    ResponderEliminar
  18. Sería entonces Tengo que ir al cine y quiero trabajar...saludos

    ResponderEliminar
  19. O mucho mejor: "Quiero trabajar y quiero ir al cine"

    ResponderEliminar
  20. tengo mas de 30 años con esa información. lo subyacente es asumir responsabilidad en la asunción del destino propio. En los años 80, el Analisis transaccional utilizó esta forma para poner a protección ese niño rebelde interno que se resistía a ese tipo de mandatos y poner el camino libre al adulto dejando al niño sin conflicto y por ende facilitar la acción. En estos tiempos donde otro tipo de programación es posible, apoyarse en la manera en que podemos interpretar una órden, nos da mayores ventajas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Revista Tinajas: La palabra "orden" no lleva tilde (acento) por ser grave terminada en "n"; la palabra "órdenes" sí lleva acento por ser esdrújula, ya que todas las esdrújulas se acentúan. Ustedes me necesitan como editora, ya que obviamente a quien tienen en ese puesto no es muy eficiente.

      Eliminar
  21. Me gusta este artículo y quiero volver a leerlo ;)

    ResponderEliminar
  22. ''“Este ejercicio es muy efectivo...'' — la persona que hizo la traducción no sabe que ''efectivo'' en español es el dinero en efectivo, o sea cash. La palabra para traducir ''effective'' del inglés al español es EFICAZ.

    ResponderEliminar
  23. Maravilloso, todo lo que he hallado, todo lo que he leído.

    ResponderEliminar
  24. Fritz Perls, psicoanalista y creador de la psicoterapia Gestalt, planteó esto en los años 60, y John Stevens en su libro El Darse Cuenta,publicado en español a fines de los 70,pone varios ejercicios para hacer ese cambio de palabras y de actitud. Bonito ejemplo de plagio intelectual si no mencionan las fuentes originales.

    ResponderEliminar
  25. Está muy bien pensado este artículo, pero, aún así, no veo del todo correcto lo que propone. Me limitaré a comentar las dos primeras propuestas, y es que, en el caso de cambiar un nexo copulativo 'y' por uno adversativo 'pero', cambias totalmente tu intención. En la oración 'Quiero ir al cine, pero tengo que trabajar', 'pero' supone una limitación, para realizar la premisa indicada en la oración principal. Además, y con relación a la segunda propuesta, 'querer' y 'poder' son ambos verbos modales, y estos no son intercambiables entre sí, porque denotan diferentes grados de obligatoriedad. 'Tener que' siempre indica una obligación y ejerce más influencia en el hablante que 'querer', que expresa un deseo y no conlleva obligación. En resumen, si intercambiamos estos elementos en nuestra forma de hablar, estaremos perdiendo su auténtico significado y la manera propia de expresarse del español.

    ResponderEliminar
  26. y quieres hacer el fovor de dejar de decir tonterias profesor

    ResponderEliminar
  27. Si vamos a estar pendientes de cada palabra para vender más, va a llegar un punto en el que el lenguaje va a ser tan complejo y estresante que los manicomios no van a dar a basto.
    Ojalá algún día esta sociedad avance de modo tal que, el otro, en lugar de ser visto como un cliente, sea un ser humano con quien compartir algo tan maravilloso y pasajero que tenemos, que se llama "vida"

    ResponderEliminar
  28. Comprendo bien lo que significa el cambio de frase. Simplemente condicionamos el cerebro a pensar de una manera positiva y eso nos permite cambiar nuestra actitud favorablemente. Estoy totalmente de acuerdo con que funciona para bien.

    ResponderEliminar
  29. En definitiva, lo mejor que podemos hacer es escucharnos antes de emitir la palabra hablada.

    ResponderEliminar
  30. Es cierto el cambio aconsejado por la importancia del lenguaje. Requiere comprensión para que sea efectivo, interiorizarse. El "pero" es duda, indecisión, condicionamiento, y quita la fuerza de convicción necesaria para la acción. Cuando hay dos necesidades puede priorizarse una pero avanzar en ambas, de ahí la importancia del "y" con un plan, "una cosa no quita la otra". El "tengo que" es futuro, buena intención, pero ahí queda, es una acción postergada. El "quiero" es presente, aquí y ahora, un primer paso de la acción,

    ResponderEliminar
  31. Buen ejercicio para aligerar tareas que uno se propone, me gustó y aplicaré

    ResponderEliminar
  32. Muy bien por el comentario me gusta mucho observar como personas nos dicen mentiras todos los dias,muchas veces revelan el tipo de persona con la cual estamos tratando dependeiendo de su dialecto, el cual nos permite saber si una persona esta mintiendo o no,estas observaciones nos permiten conocer el significado de cada palabras y de verdad que se esta revelando frente a nosotros SALUDOS

    ResponderEliminar

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.