10 cosas que debes dejar de esperar de los demás

Esperar demasiado de las personas puede provocarnos malestar y dificultar que disfrutemos de las relaciones sociales. Descubre cómo puedes ajustar mejor tus expectativas.

   

  En ocasiones generamos expectativas acerca de cómo deberían suceder las cosas o cómo deberían comportarse las personas que nos rodean. 

 Si estas expectativas no terminan de ajustarse a la realidad podemos llegar a sentirnos traicionados o decepcionados por «esperar demasiado».

Estas son 10 cosas que debes dejar de esperar de los demás para ser más feliz:

1. Validación


   No esperes que otras personas validen tu valor como persona. Tu propio valor reside en ti mismo.

  Las otras personas están lidiando con sus propias vidas, y están demasiado ocupadas proyectando sus propias necesidades y deseos en el mundo que les rodea.

  No están disponibles emocional o mentalmente solo para validarte, y es que lo que dicen y hacen contigo es un reflejo de sus propias expectativas, y no debes confundirlas con las tuyas.


2. No hay personas perfectas.


  Si no percibes los defectos como algo negativo, nunca te decepcionarás. Las personas que esperan que los demás sean perfectos, inevitablemente sienten que la gente les falla, lo cual introduce una cierta dosis de tensión en sus relaciones. 

  En realidad, al contrario, se debe advertir a las personas que tienden a ser perfectas porque tal manera de pensar las lleva a tener consecuencias en forma de depresión, irritabilidad y enfermedades crónicas. Deja que la gente cometa sus errores y aprenda de ellos.


3. Motivación


  Nadie puede ser tu animador a tiempo completo. Un amigo puede ayudarte a levantarte cuando estás deprimido, pero solo ocasionalmente, no puede obligarte a disfrutar de la vida. Depende de ti establecer objetivos y tomar medidas para alcanzarlos.


  Deja de esperar que alguien más haga el trabajo sucio por ti. Tus objetivos no tienen por qué ser dramáticos, pero sí necesitan avanzar hacia algo que tú valores. Estar sentado y esperar a que llegue la motivación es una batalla perdida. 

4. Comprensión


  Nadie ha recibido la misma educación que tú, caminado en tus zapatos o vivido tu vida. Las experiencias que formaron tu visión actual de la vida son totalmente diferentes a las de cualquier otra persona que camina por esta tierra.

 Así que no esperes que alguien más “entienda” quién eres en su profundidad. Algunos se relacionarán estrechamente contigo; otros no tendrán idea de lo que estás hablando.


5. No esperes que alguien siempre te ayude a levantarte si te caes.


  Por supuesto, los mejores amigos y tu familia te ayudarán cuando lo necesites, sin embargo, no esperes que siempre estén a tu lado. 

   También pueden estar llenos de sus propios problemas, y compartir los tuyos para ellos podría ser un peso inaguantable. 

 No significa que no les importes, sólo que a veces necesitas confiar en ti mismo y en tus propias fuerzas haciendo la lucha por tu cuenta.



6. Alegría


  Otras personas podrían hacerte sentir feliz de manera temporal, pero no podrán forzarte a ser consciente de la luz que brilla en tu vida diaria. La alegría viene de ver las cosas buenas que ya están en tu vida, tanto pequeñas como grandes.


7. Realización


  Intentar encontrar a alguien más para llenar el vacío de tu vida es una persecución interminable. 

 Deja de esperar conocer a esa persona que pueda cumplir con todos tus criterios. Una vez que encuentres satisfacción con tu propia vida, estarás listo para conectar con otros en una relación sana y mutuamente beneficiosa.



8. La gente cambia.


  Con el paso del tiempo, la gente cambia gracias a las experiencias y circunstancias que enfrentan todos los días. 


 A cada instante el ser humano está lidiando con algo que sólo él comprende; recuerda esto antes de juzgar a alguien. Intenta entender a los demás no sólo cuando sus ideales y estándares coincidan con los tuyos.


  

9. Soluciones


  Todos tenemos problemas. Otras personas pueden ayudarnos a buscar posibles soluciones, pero si el problema está en nuestra vida, es uno que ayudamos a crear. Depende de nosotros resolver lo que ocasionamos.
 
  Solo las personas con mentalidad de víctima esperan que otros vengan a su rescate. Los vencedores revisan las opciones, toman medidas y se adaptan según sea necesario.


10. Juicio


  Si crecimos recibiendo comentarios negativos, nos encontraremos esperando el juicio de los demás. Cuando alguien ofrece un comentario, buscamos un significado oculto detrás de sus palabras.

  Creemos que todos tienen intenciones ocultas. Todo lo que otras personas hacen es sospechoso. Si alguien nos mira raro, nos preguntamos si tenemos espinacas en los dientes, cuando tal vez piensan que nuestro corte de pelo se ve increíble.

 Si recibimos un cumplido, nos preguntamos qué quiere esa persona de nosotros. Si buscamos comentarios negativos, estamos seguros de encontrarlos en todas partes.

Tal vez sea hora de que dejes de esperar cosas de los demás y que te hagas cargo de tu propia vida. 

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.