Las lágrimas son buenas para tu salud, según estudios

Llorar cuando lo necesitemos nos ayudará a calmarnos y a reducir el estrés. No caigas en el error de reprimir tus emociones.



  Cuando vemos que otra persona está derramando lágrimas, nos solemos poner en lo peor. 

  Pero lo cierto es que llorar no solamente sirve para mostrar nostalgia, tristeza, pena, dolor o rabia, sino que también nos ayuda a expresar felicidad o alegría. 

 De ahí que numerosos estudios resalten los múltiples beneficios de llorar en el bienestar físico y emocional de las personas.


Algunos beneficios (físicos y psicológicos) de las lágrimas


  Las lágrimas evitan la sequedad de los ojos, ayudan a combatir las bacterias que se acumulan en éstos y limpian el canal visual, pero, al mismo tiempo, el llanto ayuda a liberar emociones negativas, elimina tensiones y libera del estrés. 

  También, permite conocerse mejor a uno mismo, mediante el llanto se reconocen las propias debilidades, necesidades y cualidades. Según William Frey II, tras llorar la persona ve con mayor claridad pues “ya no están las penas que obstruyen el intelecto”.

  Llorar es natural, es conveniente y más usual de lo que la gente piensa. No por soltar menos lágrimas se es más fuerte o estable psicológicamente. De hecho, los beneficios de llorar son muchos, y a continuación os contamos los más importantes:


1. Las lágrimas: un calmante natural


  El mayor beneficio de llorar podría ser su efecto como calmante natural. El cuerpo se relaja, se destensa. A medida que caen las lágrimas podemos encontrarnos mejor, con mayor lucidez.

  Si reprimimos las lágrimas el nivel de angustia puede aumentar, y con ello, el estrés y el sufrimiento. Así, el momento de descanso nunca llega y el sufrimiento se prolonga. Una tensión que a medio plazo puede tener un efecto perjudicial sobre tu salud.

  Así lo confirma un estudio publicado en 2014 por la revista Frontiers in Psychology. Al parecer, las razones más frecuentes por las que las personas lloramos están relacionadas con disminuir la angustia.

  Es por eso que, especialmente en lo que a las consultas de psicólogos y psiquiatras se refiere, se anima a las personas a llorar.


2. Reductor del estrés


  Como hemos dicho, según la ciencia, el llanto puede hacer que nos calmemos. Además, parece que el llanto también podría reducir el estrés, hacer que nuestro organismo vuelva a la homeóstasis.

  Llorar es algo natural y necesario. Por eso, cuando te sientas colapsada, no dudes en desahogarte.


3. Las lágrimas como acto catártico


  Contener las lágrimas, esconder la rabia, la tristeza o la amargura, podría ser perjudicial para nosotros. Podría provocarnos una especie de «efecto rebote» al querer aparentar que no nos ocurre nada. Es ir contra nosotros mismos.

  Por su parte, la catarsis se refiere a la experiencia de alivio resultante de la expresión de emociones fuertes que pueden experimentarse después de, por ejemplo, llorar o ser agresivos.

  Por lo tanto, llorar implica la catarsis, un alivio porque disminuye la tensión y los sentimientos negativos, independientemente de si el estímulo que nos ha provocado el llanto se ha ido o no.


4. El llanto es una llamada a la empatía


  La empatía hace que nos sintamos inclinados a ayudar a quienes sufren. Las lágrimas ajenas activan este sentimiento, nos hacen reaccionar para estrechar el vínculo con los que sufren.

  Nuestra empatía y compasión provocan que nos acerquemos hacia nuestro ser querido que está llorando e interaccionemos con él con un abrazo o unas palabras.


  Por todo ello, podemos deducir que llorar es bueno para la salud. Al intentar contener las lágrimas estamos bloqueando que se produzca esa limpieza emocional que tanto necesitamos. 

 Por eso, no sintamos miedo, temor o vergüenza por expresar lo que llevamos dentro. ¡Liberemos nuestra angustia, dolor o alegría!

Siempre habrá alguien para escucharte, con quien llorar y liberarte de tu sufrimiento. Busca apoyo en los tuyos. Toda tristeza será transitoria y lograremos salir fortalecidos de ella. No reprimas el llanto, las lágrimas son buenas para tu salud.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.