4 Grandes razones por las que la familia es primero

Son muchas las razones por las que la familia, aun con todos sus defectos, sigue ocupando un lugar central de la vida. 



 Entre ellas es escuela, convierte nuestra casa en hogar, nos abre a la experiencia de vivir un amor incondicional y nos protege en los momentos difíciles.

  La necesidad de pasar tiempo en familia nace por el deseo de compartir experiencias enriquecedoras con las personas que amas. Estos momentos son los ideales para crear lazos que perduren en el tiempo y permitan superar las adversidades.

  Es importante mejorar la calidad afectiva de nuestro espacio familiar para no terminar repitiendo las actitudes y los hábitos negativos que originaron la relación tan pobre que tenemos con algunos familiares.
  

La familia es hogar


  La familia hace que una casa se convierta en un hogar. Una casa no es más que una estructura con muebles, pero un hogar es lo que la familia hace de ella dándole vida. 
 
  El tiempo compartido marca permanencia, recuerdos e historias memorables. Donde quiera que vamos nuestra familia va con nosotros. La distancia física se acorta cuando estamos cerca en el corazón.

  Siempre que haya familia, tendremos un hogar; un sitio donde nuestro lugar es innegable e irreemplazable y al cual podremos regresar.



La familia es escuela


  Al ser centro para el desarrollo integral de la persona, la familia es el lugar donde nuestros talentos salen a flote y se nos abre la oportunidad de incorporar las virtudes, los principios y los valores fundamentales que serán necesarios desarrollar para llevar vidas felices, saludables y productivas.


  La familia aporta el ambiente propicio para convertirnos en la mejor versión de lo que podemos ser. 

 Desde que somos pequeños la vivencia de la familia nos va afirmando en cada paso del camino de aprendizaje siendo un verdadero sistema de apoyo.


La familia es amor


  La familia tiende a amarnos a pesar de nuestras fallas para hacerlo incondicionalmente. Sea para encontrar guía, regaños o castigos, estas son todas experiencias válidas desde la óptica del amor para aprender de los errores y crecer a partir de ellos.


   La familia es el ambiente donde uno es querido simplemente por lo que es y no por lo que hace o deja de hacer. 

  Y ese amor puro es la fuente de energía para el desarrollo de todas las dimensiones de la persona en lo físico, emocional y espiritual fortaleciendo y dando sentido a nuestra identidad.

 La familia siempre tendrá una reserva especial de besos, de apapachos, de ánimos, de porras y de muchos Te amo hijo, te queremos hijo. ¡Ve por lo que necesitas!


La familia es refugio


  Cuando hay situaciones difíciles o problemas, la familia está allí para ayudar a encontrar la salida. El mundo puede ser un un lugar muy frío y da mucha paz saber que al final del día, tenemos un lugar donde ser acogidos.
 
  No importa por lo que uno pueda estar pasando si sabe que está acompañado mientras atraviesa los obstáculos con otros. La familia es el lugar donde uno se puede animar, encontrar consuelo, afirmar y divertirse aun en las adversidades.

  Ten en cuenta que la familia es lo más importante que tenemos en la vida. Antes de morir, nadie pide sus títulos universitarios, sus propiedades, sus autos o su cuenta bancaria.

  Lo único que uno quiere tener a su lado son las personas que ama, su pareja, sus hijos, nietos, y toda la familia. 

 No dejes que este día pase sin dar amor a las personas importantes en tu vida, no ahorre besos, abrazos, y reparta todo su cariño. Para que la vida no te sorprenda con ausencias que son para siempre.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.