Ansiedad y pensamientos negativos: aumentan si duermes poco o te acuestas tarde.

La ansiedad no es agradable. No te deja vivir. Si sufres ansiedad, es probable que experimentes un estado de inquietud de carácter difuso.



  Te sentirás expectante, como si fuera a ocurrir algo negativo de un momento a otro, lo cual te mantiene en un estado de alarma permanente que te impide relajarte.

Dormir mal y los pensamientos negativos


  El equipo de investigación, dirigido por Meredith Coles y Jacob Nota, quería analizar la posible relación entre el sueño y la aparición de pensamientos negativos y ansiedad. 

  Los investigadores sometieron a 100 jóvenes adultos a una serie de cuestionarios y tareas computerizadas, además de preguntarles si eran más nocturnos o diurnos. 


  Así observaron que los voluntarios que experimentaban más a menudo pensamientos negativos se acostaban más tarde o dedicaban menos horas al sueño. También parece claro que el “runrún” mental afecta a la calidad del descanso nocturno.

  Otra prueba luego tuvo que analizar la posible presencia de preocupaciones o un lado emocional que tiende a lo negativo.

  De esta forma se observó que los jóvenes que a menudo se acostaban tarde, tenían horarios irregulares y dormían poco, y que también solían ser presas más fáciles para los pensamientos negativos y la rumia, el pesimismo y la ansiedad.


  Mientras que quienes se acostaban temprano, descansando bien durante al menos siete horas, en general fueron más positivos.

  La división sustancial es la que se hace entre aquellos que se acuestan a dormir muy tarde (a quienes luego les cuesta levantarse por la mañana) y los que en cambio se van a la cama temprano (y por la mañana se despiertan con facilidad). 

 Según la investigación, los preferidos son aquellos que pertenecen al segundo grupo, ya que generalmente son más positivos que los del primer grupo que tienden a rumiar sobre sus propios pensamientos.


  Los investigadores que han visto sus resultados publicados en la revista Cognitive Therapy and Research han lanzado este eslogan: “No te preocupes, sé feliz, acuéstate más temprano”

  Sin duda, un buen consejo sería dormir lo suficiente, con la cantidad de horas adecuadas y tratar de tener un descanso que sea realmente de calidad. 


 Será tu equilibrio psicofísico el beneficio que podrás sacar de ello, además evitarás tener pensamientos negativos que socavan tu día y no te permiten rendir como deberías, ya que esta clase de pensamientos roban tu energía.


Los investigadores sugieren, por tanto, que las terapias contra los trastornos que llevan aparejados estos síntomas incidan en que dediquemos un tercio de nuestra vida a abandonarnos a los brazos de Morfeo.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.