El maltrato verbal duele y deja más cicatrices que cualquier golpe físico

 Identificar el maltrato es fácil cuando es físico. Pero, ¿y el maltrato psicológico? Este no se percibe, es un maltrato «silencioso» en el que todo queda entre dos personas, mientras todo el mundo goza de desconocimiento.



  El maltrato físico se combina con el maltrato psicológico. Incluso nos atreveríamos a decir que puede haber maltrato psicológico sin maltrato físico, pero no puede haber maltrato físico sin maltrato psicológico.

  El maltratador sabe que su palabra tiene el poder. Por eso la utiliza. De hecho, el maltrato psicológico es mucho más efectivo que el maltrato físico. Éste deja una huella, problemas que perdurarán en el tiempo.


Identificar el maltrato psicológico camuflado


  Es llamativo que un alto porcentaje de mis pacientes, al llegar a la tercera o cuarta cita, acuden con un  elevado grado de ansiedad, ya que se hacen conscientes de la situación de maltrato psicológico en la que se encuentran, y la mayoría de los criterios los asumían como cuestiones "normales" que se dan en una relación de pareja.

  Este es uno de los aspectos más dañinos del maltrato psicológico: como no es maltrato físico, es más difícil de detectar  y de identificar como algo que no debería darse en una relación sana.

  Es por eso que es muy necesario tomarse un tiempo en reflexionar sobre hasta qué punto estamos viviendo o reproduciendo formas de maltrato psicológico.


  Algunas señales de que tu pareja puede estar maltratándote psicológicamente


  Este es un breve listado de tipos de comportamiento que sirven para identificar los casos de maltrato psicológico en una pareja. Están planteados en forma de preguntas para que sean más accesibles y fáciles de relacionar con las vivencias de cada persona.

1.  ¿Controla el dinero que gastas? ¿tienes que pedirle el dinero a tu pareja? ¿pides permiso a la hora de comprar algo, ya sea para ti o para la casa?

2.  ¿Te dice cómo tienes que vestirte? ¿si vas de alguna manera que no le gusta se enfada contigo por ello y decides cambiarte de ropa? ¿Hay prendas que ya no te pones porque sabes que a no le gusta que vayas así y vas a tener problemas por ello?


3. ¿Se enfada si inviertes más tiempo en tus amistades o familiares del que considera necesario?

4.  Si estáis en público, ¿temes decir lo que opinas por si acaso te trae consecuencias con tu pareja?

5.  ¿Cuando tienes algún problema lo minimiza con comentarios del tipo: eso no es nada, te quejas de vicio, etc.?

6.  ¿Controla tu móvil y tus redes sociales?

7.  ¿Usa el  chantaje emocional a menudo para lograr sus objetivos?

8. ¿Le quita importancia a tus logros personales o profesionales?

9. Cuando haces algo por tu pareja, ¿te lo agradece o te hace sentir que es tu obligación?

10. ¿Organiza tu tiempo libre? ¿Sientes que en los ratos de ocio tienes que consultarle en que invertir tu tiempo?


 Según especialistas, la mujer no denuncia el maltrato psicológico.


  Muchas mujeres creen que si sus esposos no las dejan trabajar o estudiar o les prohíben vestir de determinada manera es porque “ellos son así y lo hacen porque las quieren”.

  Sin embargo, estos actos se catalogan como una de las tantas manifestaciones del maltrato psicológico hacia la mujer.

  Al respecto, la psicóloga Luz Marina Locarno afirma que “cuando hablamos de violencia psicológica no solo nos referimos a los gritos, insultos o malas palabras, sino también a tratos que burlen el aspecto físico o las capacidades intelectuales de la mujer”.


  Entre las principales secuelas se señala la pérdida de su autoestima, el miedo a enfrentar a su pareja, poca seguridad en sí misma y la creencia que sin su compañero sentimental no podrán sacar adelante su vida. 



  La agresión verbal o abuso puede ser parte no solo de una relación íntima o de amistad,  sino también presentarse en otros ámbitos como el trabajo, lugares donde interactuarán adultos o inclusive niños.


Tus palabras me hacen daño

  
  El maltrato psicológico implica palabras que hacen daño, degradaciones, desprecio… Todo esto, en principio puede ser muy sutil, para que la persona maltratada no se dé cuenta y poco a poco vaya entrando en el juego del maltratador.

  Con el maltrato psicológico se está buscando el poder de someter a esa persona sin que esta sea consciente de ello. 

 ¿Quieres aprender a detectar a un maltrator psicológico o maltratadora psicológica? Ten en cuenta estas características:

- Te insulta, te grita, te ridiculiza y te menosprecia haciéndote sentir que no vales nada, que tu vida en sí no vale nada. Lo hace de tal forma que te sientas incluso agradecida por estar con alguien que esté contigo a pesar de esto.



- Tiene celos excesivos y te controla todo el tiempo. Eres su posesión más preciada y al mismo tiempo la más despreciada, una incoherencia que te confunde, pero te somete.

- Te aísla de tus amigos y tu familia. Tiene el poder de controlar con quien quedas y cuándo alguien puede disponer de tu tiempo o no. Decidirá por ti, serás su marioneta. 
Ya no eres libre, sino alguien que está sometido a los deseos y caprichos de otro.

- Las constantes amenazas te hacen sentir un temor constante. Puede amenazar con abandonarte o con otras cosas que sepa son tu debilidad.

- La presión emocional e íntima que ejerce sobre ti hace que tengas sentimientos de culpa. Realmente, te hace sentir culpable de algo de lo que no eres culpable. En otros términos, le puede dar «la vuelta a la tortilla» a absolutamente todo.


Las marcas y los moratones no se manifestarán en su piel, sino en su alma.


  Es importante decir que esta situación aunque la sufran en proporción más mujeres que hombres, es cierto que hay hombres que también sufren de maltrato psicológico. Lo importante es saber identificarlo y si así lo desea la persona maltratada ayudarle si permite ser ayudada. 


En ocasiones, por mucho que hagamos no podemos hacer nada. El desgaste mental es tal que el maltratador al final consigue su verdadero objetivo. Eso sí… invisible.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.