Ser madrina o padrino es un honor para toda la vida

Que tus amigos o algún familiar te pidan que seas el padrino o la madrina de alguno de sus hijos, es un honor y responsabilidad que tendrás con ese niño durante toda la vida.



  Una de las cosas con las que más batallamos es elegir a los padrinos de nuestros hijos cuando decidimos bautizarlos. Otros tenemos ese cargo en la vida de un niño, pero ¿conoces los deberes de los padrinos y madrinas? 
 

 En casi todas las religiones existen los padrinos, son una tradición muy antigua en donde las personas elegidas por los padres son los testigos del bautizo y asumen un rol importante en la familia y sobre todo en la vida del niño.  


  Se dice que son los segundos papás, o los que protegerán a tu bebé si un día ustedes llegan a faltar, por lo que es muy importante elegir a las personas que puedan ser responsables de él y que se involucren más allá de verse en fiestas de cumpleaños y eventos sociales.
 
  Las personas que elijas deben convertirse en confidentes de tu hijo, consejeros y, por supuesto, estar a su lado mientras va creciendo, pues los pequeños deben saber que siempre contarán con sus padrinos. 

  Escoger a los que serán padrinos del bebé debe ser una elección muy personal y seria, como padres debes escoger a quien crees que aportará buenos valores a tu hijo y enseñara cosas positivas al mismo.


Estos son algunos deberes de los padrinos: 


 1. Los padrinos deben comprometerse a acompañar al niño en la vida cristiana y mostrarle el camino que debe seguir a través del ejemplo. 

 2. Su padrino y madrina serán guías para su vida, por lo que es muy importante que las personas elegidas tengan un estilo de vida que les guste a ustedes para que su hijo lo tome como ejemplo. 


 3. Los padrinos deben estar en los momentos importantes de la vida de su ahijado.

 4. Es importante que exista un vínculo entre el ahijado y sus padrinos, sin importar la relación con los papás. 

 5. Involucrarse con su desarrollo y sus estudios, estar al pendiente de sus calificaciones y, si es necesario, ayudar en cualquier situación. 

 6. Apoyar a los padres a sobrellevar situaciones difíciles, como la adolescencia o alguna etapa rebelde. 


  Y aunque no es una obligación especifica hacerse cargo completamente del niño en caso de que los padres falten, tienen mucho derecho en ello, ya que ellos velaran por la seguridad y bienestar del pequeño a lo largo de su camino en la vida.


Las obligaciones de los padrinos y madrinas no deben debilitarse con el paso de los años, los lazos que los unen se refuerzan en su fe y además, a los ojos de sus padres son las segundas personas más importantes en la vida de su bebé, por eso y más es un honor tener estas obligaciones.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.