Hablan mal de mí con la misma boca que me pidieron favores

En ocasiones la ingratitud y la hipocresía se hacen presentes en las personas y se les olvida todo lo que hiciste por ellas, terminan pagándote hablando a tus espaldas. 



  Aun si no hemos hecho daño alguno, el simple hecho de ser lo que somos y de lograr lo que logremos, esto puede ser foco de críticas y de comentarios negativos a nuestra espalda, y es imposible de evitar, así es la naturaleza humana.

  Tener una vida propia con la que estés conforme, puede ser algo complicado para muchas personas y es que con el solo hecho de existir, ya para muchas personas esto es signo de que somos algo no tan bueno para ellos, y seguramente lo has notado.


  Ya sea amigos o incluso familiares, hay quienes parecen no tener memoria, hablan mal de ti con la misma boca que te pidieron favores, pues muestran la verdadera cara que siempre ocultaron frente a ti. 

  Muchas veces puede que hagamos cosas o nos enfrentemos a situaciones bastante peculiares y nosotros las resolvamos a nuestra manera y esto es foco de comentarios tanto positivos como negativos, en su mayoría son en desacuerdo.

 Seguramente has escuchado la frase de que nunca tenemos contentas a las personas y esto al parecer es verdad, puede que hagamos algo que para alguien parezca perfecto mientras que para otra esto puede ser algo aberrante.


 Al hablar mal de ti, lo único que está demostrando es que tiene celos o envidia de algo que esa persona no puede alcanzar y que tanto anhela, a veces no se trata de lo económico o de lo material, sino que incluso se tiene envidia de la felicidad. 

  Esa persona que habla mal de ti, solo demuestra su baja autoestima y el poco amor propio que se tiene, se siente frustradas y no reconocen sus propios defectos, necesitan hacer daño para liberarse y sentirse victoriosos al descalificarte. 

  Muchas de las personas que hablan mal de ti a tus espaldas son las mismas que cuando están frente a ti, parecen ángeles del cielo y solo llegan a pedirte favores.


 Que les ayudes con algo y luego que te han usado y no te necesitan entonces dicen que lo que haces está mal.

 Esto es algo muy común quizá a tu alrededor haya de estas personas que sin lugar a dudas lo que menos merecen es tu comprensión y tu ayuda, pero saben disimularlo tan bien que quizá no notas sus malas intenciones contigo.

Lo que tú debes hacer, no es pagar con la misma moneda, debes actuar mejor, no confrontes, tu nobleza será su vergüenza, la gente falsa y envidiosa no debe borrar tu sonrisa. Recuerda que tu felicidad será la envidia de miles que no logran alcanzarla. 


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.