5 razones para abrazar a una hija todos los días

Abrazar a los miembros de tu familia es una de las mejores formas de expresar a través de la acción tus sentimientos y aprecio, especialmente si es con tu hija.



  Con el paso del tiempo es normal que abrazar a los hijos se convierta en una actividad cada vez más rara de ejecutar. 

 Esto se debe principalmente a la distancia, los deberes, responsabilidades y rutinas de cada individuo, la edad y la forma de crianza entre otros aspectos
 
  Quienes son madres saben lo lindo que es abrazar y apapachar a nuestras hijas, da ganas de siempre demostrar amor de esta forma. 

 Crecen muy rápido y hay que aprovechar cada vez que podemos para dar una abrazo que demuestre el amor infinito que le tienes. Cuando sean adolescentes no les va a gustar tanto que los abraces pero síguelo haciendo igual, por dentro lo necesitan.


  Esta comprobado que los niños que reciben afecto de sus madres y padres de adultos son más capaces y preparados para la vida. El futuro como adultos es duro y necesitan estar contenidos.

  La conexión emocional es lo que hace felices los padres y lo que los niños necesitan. Significa tener tiempo para los hijos todos los días y prestarle atención de calidad, sin distracciones. 

 Los niños necesitan saber que nos importan y que estamos a su lado pase lo que pase. Pero además de la conexión emocional, la conexión física también es imprescindible.


5 razones para no parar de abrazar a nuestra hija


1- Desarrolla el cerebro


  Un estudio realizado en el hospital infantil de Columbus, Ohio dio como resultad que los abrazos son vitales para que los niños puedan desarrollarse correctamente.

  En su pequeño cerebro forman una sensación que los permite desarrollar vínculos tanto sociales como emocionales. Desarrolla todas las emociones de forma positiva.
 

2- Un abrazo calma


  A todas las personas le sucede lo mismo, ante un abrazo sienten calma. Un simple abrazo puede reducir la frecuencia cardíaca, calmar la respiración y disminuir los niveles de estrés.

  Sin dudas un abrazo es la mejor forma de transmitir cariño, cuidado y protección.


3- Abrazar da amor y paz


  El vinculo que existe entre una madre y su hija se ve fortalecido gracias a los abrazos. De a poco vas a ir creando en él un sentido de aceptación que permite el crecimiento y el desarrollo de forma positiva.

  Ante un abrazo nos damos cuenta enseguida si es de manera sincera o es falso, se siente en el alma. Si en cada abrazo que le das a tu hija le das amor y cuidado ella sabrá que siempre estarás presente. 

4- Mejora el autoestima


  Desde pequeños los niños forman su autoestima, algo fundamental para su salud psicológica. 

 Los niños que tienen una buena autoestima son abiertos, realistas, activos y se relacionan con mayor facilidad con el entorno. Un abrazo les muestra tu amor, tu apoyo y se sentirán mucho mejor.


5- Conocer sus emociones


  Con un abrazo podemos saber que es lo que siente nuestra hija. Las madres logramos identificar que le sucede con solo dar un abrazo.

  Y si no lo logramos identificar pero sabemos que algo les pasa un abrazo puede hacerla sentir acompañada y es un primer paso para que charlen y te cuente que le ocurre. Debemos ser padres presentes y brindarles apoyo.

Además, con un abrazo puedes hacerle sentir a tus hijos, que siempre estarán acompañados y que pueden confiar en ti para desahogarse cuando enfrenten problemas difíciles de resolver.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.