Después de los 30 las resacas son más intensas, según estudios

Los expertos recomiendan, para evitar que a tus treinta y tantos años las resacas no te afecten tanto, beber mucha agua antes y después de una fiesta.



  Todos conocemos a una de esas personas capaces de beber cuanto quieren sin sufrir la principal consecuencia de ese acto: la resaca.

  Expertos en la medicina confirmaron la teoría que muchos piensan: “Entre más edad se tiene, más fuerte es el malestar luego de una noche de copas“.

  Conforme pasan los años, el cuerpo ya no reacciona como solía hacerlo y la ciencia lo comprueba, pues según un estudio publicado en Life Sciences, el metabolismo se hace más lento con la edad y el cuerpo tiende a acumular más grasa, por lo tanto, las enzimas encargadas de descomponer el alcohol en el estómago van desapareciendo y por lo tanto, se incrementan los efectos de la cruda.


A mayor edad, menos tolerancia


  Entre más avanza la edad, el cuerpo tolera menos la cantidad de alcohol. Esto se debe a dos factores, principalmente:

- El metabolismo se hace lento y el cuerpo acumula mayor cantidad de grasa, lo que provoca que las enzimas que descomponen el alcohol en el estómago sean menos y aumenten los efectos nocivos de una cruda.

- El hígado deja de funcionar rápido a lo largo de los años; esta teoría fue comprobada con experimentos en ratones.


El problema crece a partir de los 30


  Otro estudio publicado en Daily Mail indica que la tolerancia al alcohol comienza a disminuir cuando la persona se acerca a los 30 años de edad; esto, porque se consume menos etanol:

 Consumir menos alcohol regularmente, por lo tanto, hace que el cuerpo no esté acostumbrado y sea menos capaz de manejar las sustancias.

 Según los expertos, el 25 por ciento del alcohol que se consume se absorbe en el estómago y la sangre; el resto pasa al intestino delgado.


Agua, el mejor remedio


 Pese a que el remedio es conocido, muchas personas no lo siguen o ponen en duda su efectividad. Intercalar el agua y el alcohol ayuda a prevenir las resacas porque hidrata al cuerpo y ayuda a procesar el etanol en el hígado.


Por cada 350 mililitros de alcohol (una lata de cerveza, como ejemplo) se deben consumir 100 mililitros de agua.



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.