Si quieres resolver un problema, duerme

Tendemos a pensar en el sueño como un período de recuperación, sin embargo, el sueño también puede tener una función activa. Aristóteles, sugería que mientras las personas dormían, podían mejorar la comunicación de la mente.




 ¿Alguna vez te has ido a la cama tratando de resolver un rompecabezas o un problema, dándole mil vueltas a ese asunto que no te deja darte un descanso? Probablemente  a todos nos ha pasado, y cuando llega  la mañana la respuesta aparece en tu mente como un "milagro".


  Para resolver algún problema, la estrategia válida no es la de «pensar mucho». Se trata de «pensar bien» y, para ello, necesitamos una mente despejada y un cerebro ágil y libre de estrés. Un estado que solo puede partir de un sueño profundo y reparador.

  Si quieres resolver un problema, deja que tu cerebro descanse y duerme ocho horas. Es más, tampoco excluyas una buena siesta porque más allá de lo que puedas creer, reposar el cuerpo y abandonar la mente al refugio de la almohada nos reinicia y abre nuevas perspectivas.  




 Y es aunque parezca ir en contra del sentido común, porque cuando tenemos que resolver algo o hay algún tema pendiente que atender, lo habitual es quitarnos horas de descanso, y buscamos sacar un 200% de su cerebro, en realidad, ocurre todo lo contrario, porque lo que este órgano necesita es desconectarse.

  Decía con acierto Sherlock Holmes en una de sus aventuras que la solución a todo problema es dormir. Aunque cuanta más tensión y ansiedad experimentamos, más se nos resiste ese descanso reparador, lo sabemos.  

«El secreto de la creatividad está en dormir bien y en abrir la mente a posibilidades infinitas. Al fin y al cabo… ¿qué es una persona sin sus sueños?».

-Albert Einstein

Para resolver un problema, lo mejor es dormir


 Algo que a veces descuidamos es cómo nuestras habilidades cognitivas se ven afectadas por la falta de sueño. La atención, la memoria, la capacidad para resolver problemas, para analizar, dar respuestas creativas… Todos estos procesos requieren de una mente y un cerebro sano, oxigenado y sobre todo conectado.

 El buen descanso, dormir entre siete y nueve horas de manera profunda y reparadora, es sinónimo de salud para este órgano tan sensible a nuestros hábitos de vida. Así, factores como la luz de nuestros dispositivos electrónicos, el estrés, la preocupación y nuestros horarios afectan a nuestro correcto descanso nocturno.

 En cierto modo nos han enseñado que a la hora de solucionar cualquier desafío, lo esperable es pensar mucho, dedicarle muchas horas a ese tema.


  Sin embargo, debemos tenerlo claro, no se trata de pensar mucho, sino de pensar bien. Y para ello, para poder pensar de manera más adecuada y efectiva es necesario el descanso. 

 Por lo tanto, si quieres resolver un problema, duerme. No es un consejo al azar ni bienintencionado, nos lo señala la ciencia y más concretamente, un estudio llevado a cabo por la doctora Kristin Sanders, de la Universidad de California.


Científicos llevaron a cabo un estudio, donde la tarea era descubrir la respuesta a varios problemas que se le planteó a un grupo de voluntarios, para probar de si el efecto del sueño ayudaría a resolver conflictos fáciles o difíciles. La respuesta fue sorprendente.

¿Qué es lo que pasa, la memoria mejora? La respuesta corta sería sí, dormir es una habilidad clave en la buena toma de decisiones y solución de incógnitas, ya que mientras descansamos nuestro cerebro adapta una la solución para el problema sobre otro relacionado.

  Esta investigación nos da una orientación sobre la mejora en el día a día a la solución de problemas. Si se trata de un problema difícil, consúltalo con la almohada durante la noche, y vuelve intentarlo al día siguiente. 

  Lo ideal es establecer adecuados tiempos de descanso. Porque a menudo, las ideas más deslumbrantes surgen por la mañana, al levantarnos, al desayunar o mientras nos duchamos… Instante en que la mente, relajada e inspirada, da con la respuesta más ingeniosa.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.