Los sobrinos, segundos hijos que nos regala la vida

Los sobrinos son los segundos hijos que nos regala la vida y vienen al mundo a ocupar un espacio valioso en los corazones de sus tías.  Afirmar que los sobrinos son los segundos hijos que nos regala la vida es más que una simple expresión.



 La llegada de un sobrino es uno de los eventos más increíbles en la vida de los tíos. 

 Muchas de las personas que se convierten en tíos empiezan a percibir la vida de forma más optimista, recuperan su motivación por disfrutar de las pequeñas cosas y dedican más tiempo a las actividades que les apasionan.  


La importancia de ser tía y cuidar de los sobrinos


 Puede ser que convertirse en tía haya ocurrido antes de ser mamá, o viceversa, como sea que haya pasado automáticamente se transforma en una bendición.

 Si tus sobrinos llegaron antes que tus hijos, se despierta una especie de enamoramiento inmediato, la maternidad aflora desde los más puros sentimientos, nace un amor incondicional que creíste imposible de experimentar.

 Si el recibir un “¡hola, tía!”, llega después de que has tenido tus hijos, re-descubres la magia de ser madre nuevamente y el instinto protector se aviva. 


 La importancia de ser tía es más relevante de lo que se cree, una tía es una creadora de lazos afectivos, una persona capaz de intervenir eficazmente cuando la rebeldía de los sobrinos ocasiona problemas en la relación entre padres e hijos.

  El cuidar de un sobrino es una inmensa responsabilidad, pero también una fantástica oportunidad de brindar un apoyo que tus hermanos y cuñados sabrán agradecer, aunque a veces no sea una premisa que se cumpla. El cariño y respeto de un sobrino genera una satisfacción que solo se iguala con la de ser madre.

  Ser tía también implica un compromiso de amor y hermandad, permite reforzar ese vínculo que existe entre hermanos.

  La llegada de un sobrino a una familia se transforma incluso en esa poderosa energía capaz de recordarnos que pese a todo, al final  permanecer unidos es lo más importante.


Pero, ¿por qué es tan importante los tíos y las tías en la vida de los niños?, te damos 6 razones:


 1. Sólo una tía o tío  puede abrazar como los propios papás,  guardar secretos como un hermano y compartir diversión como un amigo

 2. Sirven al niño como modelos de conducta. Hoy en día que existen tanta influencia negativa a través de los medios de comunicación y los amigos, los tíos son un ejemplo a seguir.

 3. Los tíos pueden ayudar aliviar el proceso de crianza a los padres. Un tío o tía puede cuidar a sus sobrinos mientras que los padres toman un tiempo para ellos. 

 4. Cuando se es tía también se es cómplice. Que tu sobrino confíe en ti para contarte sus inquietudes, problemas o sueños te transforma en un ser absolutamente privilegiado. 

 La confianza es la base de cualquier relación familiar, es por eso que ser su confidente es invaluable, no tiene precio.




 4. Aunque el trabajo de una tía no es imponer reglas. Sobre sus hombros también reposa la tarea de educar pero con la ligereza y desenfado de una amiga, lejos de regaños y discusiones.

 5. Un tío puede convertirse en el amigo adulto que un niño necesita, que sabe escucharlo sin juicios y sin el regaño automático que da un padre cuando su hijo le cuenta malas noticias. Y por lo tanto el niño se siente libre de contarle sus cosas y secretos.

 6. Se dice que para criar un niño se necesita una aldea. Entre más adultos críen a un niño, su red de protección será mayor y esto lo hará crecer con mayor autoestima.


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.