“La obsesión por ser feliz todo el tiempo te hace miserable”

 Un psicólogo israelí y profesor en Harvard, cree que el gran mal del siglo XXI es que no se busca tiempo para el descanso.



  Arrastrados por el discurso de la publicidad, el consumo y las redes sociales, queremos ser más felices. Y que se note. En esa carrera alocada, los académicos empiezan a entender que también podemos aprender a ser felices.
 El conferencista y profesor de Harvard concedió una entrevista al periódico español El País, el psicólogo aseguró que la felicidad constante no existe, y que la rabia, el miedo o la ansiedad, son emociones negativas necesarias en la vida de la persona.

"Hace 2.500 años, Aristóteles escribía sobre ello (La Felicidad). La Biblia también trata ese tema. Siempre ha sido parte de nuestro pensamiento. La diferencia es que ahora tenemos más tiempo libre y a eso se suman unas expectativas de vida irreales."


 El resultado es que nos sentimos infelices porque no entendemos lo que es la felicidad", afirmó  el israelí, quien creó una plataforma online llamada "Happiness Studies Academy".
  Ben-Shahar publicó varios bestsellers donde afirma que: “El perfeccionismo es una especie de neurosis. Nos esforzamos día a día para alcanzar un imposible”. La receta que da: reemplazar el perfeccionismo por el optimismo.

  “La gran diferencia entre perfeccionistas y optimistas reside en que los primeros niegan los fallos; los segundos los aceptan con humildad”.

  "Hay que enseñar a cultivar relaciones sanas, a identificar propósitos y sentido en lo que hacemos. Y lo más importante: a encontrar tiempo para el descanso.



  Aprender que la felicidad no es un código binario, de uno a cero, sino un subir y bajar. Es un viaje impredecible que termina cuando mueres", sostiene Ben- Shahar.
 Parece que Tal Ben Shahar puede ser un buen guía para llevarnos por los caminos de la felicidad, y por eso tomamos estas importantes ideas que aconseja el profesor:
 

13 claves para ser más feliz según Ben Shahar


Si quieres ser más feliz, Ben Shahar recuerda que tienes que ser constante. Nada se consigue sin esfuerzo.

 Es decir, que hay que trabajar día a día, planteándose objetivos sensatos, sin miedo al fracaso, sin exceso de perfeccionismo, pero también sin detenernos ni un solo instante hasta la consecución de nuestras metas. 


Practicar deporte con regularidad


Según Ben Shahar, el deporte es una excelente medicina para rebajar el estrés y la tristeza.

Tomar buenos desayunos


 Tomar un buen desayuno nos dará la energía necesaria para desempeñar las tareas diarias con éxito. 

Ser agradecidos


Ben Shahar aconseja ser más agradecidos con cuanto nos rodea y prestar atención a lo bueno que tenemos cerca.


Rodearse de buenos recuerdos


También este profesor aconseja que nos rodeemos de buenos recuerdos. Para ello, nada como pegar fotos de seres queridos y frases positivas en la nevera, en el salón, en el dormitorio, en el lugar de trabajo…

Ser amables y educados


Un simple saludo y una sonrisa pueden ser muy útiles. ¿Qué te cuesta usar tu simpatía, tu educación y buen humor?

Ser asertivos


Si siempre callas y te guardas lo que piensas para no molestar, terminarás siendo una «persona invisible».


Invertir el dinero en experiencias antes que en objetos


Según algunos estudios, la gente que emplea su dinero en cursos y viajes es más feliz que quienes lo hacen en adquirir cosas, objetos, ropa, etc.  

Asumir retos propios

 Es buena idea realizar listas semanales e intentar cumplir con la mayoría de ellas durante los primeros días de la semana.

Usar calzado cómodo


Puede parecer una estupidez, pero con los pies doloridos, tenemos peor humor. Así que con un calzado cómodo, al menos nos quitamos un motivo de tensión de encima.  


Tener una buena higiene postural


Trata de caminar recto con los hombros hacia atrás ligeramente, una postura que nos da fuerza y facilita el hecho de que nos mostremos abiertos.  

Escucha música


Escuchar música nos anima y nos alegra el día. Nos permite ser más productivos y proactivos y nos llena de vibraciones positivas y buen humor.


Comer bien


La comida tiene un efecto directo sobre nuestro estado de ánimo. Por eso, una dieta sana es perfecta para estar más saludables, tanto física como mentalmente.  


Buscar tu atractivo


 Por eso la tarea de buscar aptitudes en nosotros para las que tengamos una especial habilidad o con las que nos sintamos en especial sintonía siempre es una tarea productiva y para la que el tiempo se puede dar por bien empleado. 

 “Nuestro comportamiento hacia los demás es a menudo un reflejo de cómo nos tratamos a nosotros mismos”, declara Tal Ben Shahar. Y además, hay que buscar “la felicidad, no el dinero o el prestigio, y debe ser considerada como la moneda más importante -la moneda en la que se lleva la medida de nuestras vidas”.


Según el profesor Tal Ben Shahar, para ser más felices no hay que volverse locos. Cambiando ciertas rutinas y con estos sencillos consejos, podemos encontrar la alegría en los detalles más simples de la vida. ¿Te apuntas a ser más feliz?


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.